Archivos mensuales: febrero 2009

Un cometa con dos colas ya visita el cielo y se podrá ver sin telescopio

Cometa Lulin

Cometa Lulin

Se llama C/2007 N3 Lulin, nombre complicado de recordar, y tiene un color verdoso. Muchos podrán confirmar este dato el 24 de febrero a la madrugada, cuando el primer cometa del 2009 -año internacional de la astronomía- alcance su mayor proximidad a la tierra y se pueda observar a simple vista. Hasta entonces se lo puede mirar con largavistas. Y lo que hace a la experiencia más especial es que contará con dos colas.

Lulin, como lo llaman los astrónomos, se postula como uno de los cometas más brillantes de los últimos tiempos y proviene de afuera del sistema solar. «El 24 de febrero, entre las 4 de la mañana y el amanecer, es cuando más cerca va a estar de la tierra, a 60 millones de kilómetros», aclaró Julián Martínez, astrónomo del Observatorio de Córdoba e investigador del Conicet. En ese momento, con o sin binoculares, se podrá divisar, aunque «es mejor estar en un lugar alejado de la ciudad, bien oscuro. Porque las luces pueden opacar su resplandor», aclaró.  Ampliar en Clarin.com

Ver mas en Hoy en el espacio

Anuncios

La NASA estrellará una nave en la Luna para determinar si hay agua helada

Se trata de una de las primeras misiones dentro del plan de la NASA para el retorno del ser humano a la Luna e iniciar el establecimiento en el satèlite hacia el 2020.

La NASA pone a punto su misión para encontrar agua helada en la Luna por un procedimiento novedoso: estrellar una nave y analizar después la «humareda» provocada en el satélite. Se trata del proyecto LCROSS (Satélite para la Observación y Detección de los Cráteres Lunares), que ya ha sido enviado por su fabricante, Northrop Gruman, hasta el Centro Espacial Kennedy, en Florida para su lanzamiento esta primavera, a primeros de abril.

La misión primordial del satélite es la búsqueda de agua helada en la Luna, concretamente en un cráter permanentemente oculto cerca de uno de los polos. LCROSS es un satélite de bajo coste y rápida construcción, que realizará su misión junto al Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO). En el centro de lanzamiento, los dos aparatos serán integrados en un cohete Atlas V Centauro. Se trata de las primeras misiones dentro del plan de la NASA para el retorno. 

Seguir leyendo en ADN.es