Archivos mensuales: enero 2018

Otro golpe a los docentes

La creación de la “Universidad de Formación Docente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires» –UniCABA- con la cual se busca desintegrar el sistema de formación responde a un plan que ya se encuentra en marcha. La disminución del sistema compuesto por 29 institutos de formación docente a tan sólo uno, marca el nivel de reducción de personal, docente y no docente, que pretende en este caso el Gobierno de la Ciudad.

joaquin v gonzalez

El Joaquín V Gonzalez, un profesorado tradicional, orgullo de la ciudad de Buenos Aires por su historia y su excelencia académica, amenazado por el ajuste macrista.

En la provincia de Jujuy en noviembre de 2017 se decidió a través de la resolución N°7239 no realizar inscripciones para el ciclo lectivo 2018 en los (…) “profesorados de Educación Inicial, Educación Primaria, Educación Física, Educación Secundaria en Ciencias de la Administración, en ciencia Política y en Economía en los Institutos de gestión estatal y privada”. En este caso, a diferencia de lo sostenido por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, quienes afirman que la UniCABA generará mayor cantidad de inscripciones en la carrera docente, en Jujuy se argumentó que ya había demasiados profesores en dichas áreas.

En sintonía con las últimas –y permanentes- recomendaciones del Fondo Monetario Internacional de reducir el número de empleados públicos, el gobierno de Mauricio Macri, está avanzando sobre un área que siquiera se pudo en los años 90’s.

mariano acosta

Patio principal del querido «Mariano Acosta», otro de los claustros que pretende suprimir Rodríguez Larreta.

¿Qué y cómo se pretende reducir el dinero destinado a la Educación? Desde el gobierno de facto de marzo de 1976 se fueron realizando sucesivas transferencias de los servicios educativos a las provincias. Así ocurrió con los niveles primario y secundario. Ahora, es el turno de la formación docente.

En 2016 el Ministerio de Educación de la Nación (MEN), en ese entonces, a cargo de Esteban Bullrich, inició el desmantelamiento del Instituto Nacional de Formación Docente. Particularmente, el Programa Nacional de Formación Permanente (PNFP) “Nuestra Escuela”, el cual permitía que los docentes de todo el país realicen especializaciones de gran calidad y en forma gratuita. El PNFP “Nuestra Escuela” en 2016 empleaba a 2600 personas, que a lo largo de los sucesivos cuatrimestres fueron reducidas drásticamente. Actualmente, el MEN ahora a cargo de Alejandro Finocchiaro anunció que para el primer cuatrimestre de 2018 quedarán solamente 300, con el fin de finalizar el dictado de dichas especializaciones. Ya vaciado el PNFP “Nuestra Escuela”, quedará a total arbitrio de cada una de las provincias y CABA la posibilidad de desarrollar o no nuevas especializaciones y/o capacitaciones, pero sin el correspondiente financiamiento desde el gobierno nacional.

De lo que podemos saber, hasta el momento, el gobierno de Mauricio Macri estaría negociando con los gobernadores y sus ministros de Educación la implementación de un esquema similar al que se está ejecutando con la UniCABA. Y, al igual que lo hecho con los proyectos de reforma previsional y tributaria, el gobierno nacional estaría negociando con los gobiernos provinciales la reducción de sus Institutos de Formación Docente y, por consiguiente, la reducción de sus planteles docentes, a cambio de fondos de libre disponibilidad.

Fuente: El Destape

Anuncios

40 Usos del Celular en el Aula

celu en el aula

Para muchos docentes «el celu» es un elemento difícil de controlar

El uso del celular en el aula viene generando una controversia sin fin, no solo en la Argentina sino que en muchos otros países la discusión no se termina de resolver. Por un lado los que lo quieren prohibir completamente y por otro los que encuetran usos y beneficios en que los chicos y chicas tengan «el celu» en el aula.

El teléfono móvil o celular no solo es Whatsapp y Facebook, sino que puede ser usado en multitud de escenarios desde una perspectiva educativa. Para demostrarlo, en este artículo reunimos 40 usos del celular que tienen cabida dentro del aula. Algunas posibilidades son obvias y ya las conocemos y otras serán para reflexionar y ver si son factibles de llevar adelante en nuestra labor aulica.

Ojo, esto no significa que, de repente, debamos cambiar nuestro método de enseñanza y permitir el uso del teléfono móvil sin control. El propósito de este artículo es simplemente que eliminemos nuestros perjuicios en torno al celular y que consideremos las nuevas posibilidades que tenemos a nuestra disposición. Para llevar a cabo un uso responsable del celular por parte de los alumnos, es conveniente establecer límites y reglas.

celu1. Para consultar un dato: Probablemente el uso más común de todos. Tanto alumnos como profesores pueden consultar datos concretos que desconocen en cuestión de segundos. Esto puede ser muy útil tanto durante las explicaciones, como a la hora de realizar trabajos.

2. Para hacer fotos: El teléfono móvil puede servir de cámara fotográfica para así ilustrar trabajos y presentaciones.

3. Para hacer vídeos: Similar al anterior. Por ejemplo, los vídeos pueden servir para grabar experimentos e incluirlos posteriormente en trabajos y proyectos.

4. Para realizar tests: Personalmente, éste es probablemente uno de los usos más interesantes del teléfono celular en el aula. En determinados momentos de la clase, los alumnos pueden realizar cómodamente desde su teléfono móvil pequeños tests diseñados previamente por el profesor. De esta manera, el profesor podrá obtener información en tiempo real sobre el conocimiento de sus alumnos y la efectividad de su explicación.

5. Para leer el periódico: Muchos profesores incluyen a menudo noticias de actualidad como parte de la explicación (por ejemplo, en Economía). Nuestro teléfono celular puede ayudarnos a obtenerlas instantáneamente mientras estamos en clase.

6. Como diccionario: Existen aplicaciones de diccionario que permiten consultar cualquier duda al instante.

7. Como traductor: Similar al punto anterior.

8. Como agenda: No más olvidos o confusiones sobre la fecha de exámenes o las fechas de entrega de un trabajo. Existen incluso aplicaciones que permiten sincronizar agendas para que de esta manera lo que el profesor anote le aparezca automáticamente a sus alumnos.

9. Para anotar ideas: La inspiración no siempre llega cuando queremos. Por ello, nuestro teléfono celular nos permite apuntar notas en cualquier instante.

10. Para escuchar música: Muchas veces es agradable tener música de fondo mientras trabajamos. Además, no necesitas almacenar tus canciones si usas servicios como Spotify o 8tracks.

11. Para ver fotos: Como bien sabrás, una imagen vale más que mil palabras. Por ello, en algunas ocasiones, los estudiantes pueden comprender mejor la lección accediendo a fotos relacionadas con una explicación.

12. Para repasar antes de un examen: Nuestro teléfono nos permite acceder a recursos de estudio sobre la marcha y repasar conceptos importantes antes de un examen o una exposición.

13. Como cronómetro/temporizador: Tanto las clases como los ejercicios y las presentaciones suelen venir marcados por unos límites de tiempo.

14. Para leer libros electrónicos: Muchas veces es necesario utilizar libros y material de apoyo en la elaboración de trabajos, especialmente en la Universidad. Por ello, existen aplicaciones como Kindle que permiten leer libros y realizar anotaciones desde cualquier lugar.

15. Como grabadora: El teléfono móvil puede facilitarle a los alumnos la grabación de explicaciones para consultarlas más tarde o realizar trabajos en los que sea necesario incluir sonido. En estos casos recuerda siempre obtener el permiso del profesor primero.

16. Para descubrir recursos de estudio relacionados con la lección.

17. Como escáner de documentos: Aunque no ofrezca la misma calidad que un escáner tradicional, la cámara de un teléfono móvil puede servirnos como escáner temporal. Algunos profesores incluso admiten la entrega de la tarea mediante fotos (por ejemplo, ejercicios de matemáticas).

18. Como calculadora: ¿Para qué cargar con un elemento adicional teniendo nuestro teléfono? Existen aplicaciones que permiten realizar todas las operaciones propias de una calculadora científica.

19. Para editar vídeos: No solo podemos hacer vídeos, sino también editarlos y añadirle texto y efectos.

no al celu

En algunas clases la misma no empieza hasta que todos los móviles sean depositados en el escritorio del profesor

20. Para editar imágenes: Similar al anterior.

21. Para publicar en el blog de clase: Los blogs de clase son una práctica cada vez más habitual. Mediante nuestro teléfono celular podremos escribir y publicar artículos en cualquier momento.

22. Para seguir las visitas del blog: La aplicación de Google Analytics nos permite consultar en cualquier momento la evolución de nuestro blog educativo.

23. Para realizar presentaciones: En lugar de tener que cargar con los tradicionales pen drive, podemos almacenar el material en nuestro móvil y conectarlo directamente al proyector.

24. Como mando a distancia: Ya sea para pasar de una diapositiva a otra durante una presentación o para parar y reproducir un vídeo, existen aplicaciones que permiten usar nuestro celular como mando a distancia.

25. Para comunicarnos con los alumnos: La megafonía es cosa del pasado. Si un alumno debe acudir a Secretaría o a un despacho del Director, podemos comunicarnos con él a través de un mensaje de texto.

26. Como formulario: El teléfono móvil nos permite almacenar fórmulas matemáticas y tenerlas siempre a mano. Además, existen aplicaciones específicas que ya contienen cientos de fórmulas matemáticas de uso común almacenadas, por lo que solo tendremos que buscarlas.

27. Para controlar el ruido en el aula: Tu celular puede servirte como medidor de decibelios e indicarte cuando el nivel de ruido sobrepasa los límites que hayas preestablecido. Aplicación recomendada: Too noisy.

28. Para citar a padres/alumnos: Remind es una app diseñada para enviar notificaciones a padres y/o alumnos sin necesidad de conocer sus números de teléfono ni desvelar los nuestros.

29. Para localizar puntos en el mapa: Durante una explicación pueden salir ciudades o lugares que los alumnos desconocen. Aplicaciones como Google Maps nos pueden ayudar a situarnos especialmente en clases de Historia y Geografía.

30. Para tuitear: Twitter es una red social que tiene muchos usos educativos. Nuestro celular es probablemente la mejor manera para acceder a ella y leer y escribir tuits.

31. Para estudiar vocabulario: En clases de inglés (u otros idiomas), el aprendizaje de vocabulario desempeña una parte fundamental a la que muchas veces los alumnos no le prestan la atención que deberían. En este sentido, las flashcards son uno de los recursos que mejores resultados proporciona y su visualización desde el móvil es sencilla y cómoda.

32. Para controlar la asistencia: Existen numerosas aplicaciones que nos pueden ayudar a llevar un registro de la asistencia de los alumnos desde nuestro teléfono.

33. Para evaluar a los alumnos: Otro de los usos del celular más populares entre los profesores es el registro de todas las notas y calificaciones de los alumnos. De esta manera, podremos acceder en todo momento a un alumno concreto y ver su evolución.

34. Como reloj: Cada vez somos menos los que llevamos los tradicionales relojes de pulsera. ¿Por qué no consultar el tiempo en tu dispositivo móvil?

35. Para inspirarnos: La originalidad es una de las características más deseables en un trabajo o proyecto. Sin embargo, en ocasiones los alumnos pueden bloquearse. El celular les proporciona una ventana al mundo donde podrán investigar sobre cualquier tema y adquirir nuevas ideas.

36. Para compartir notas de clase: Muchos profesores acostumbran a repartir material de apoyo de clase ya sea al principio o al final de la misma. En lugar de acudir a las tradicionales fotocopias, tu teléfono móvil te permite realizar esta función fácilmente.

37. Como pizarra digital: Aunque la mayoría de apps que sirven como pizarra digital están optimizadas para tabletas, también existen algunas que pueden ser usadas desde tu celular y te permiten proyectar todo lo que dibujas.

38. Para consultar el tiempo: Para aquellos profesores a los que les gusta trasladar la lección al exterior en algunas ocasiones, las apps del tiempo pueden venir muy bien para ver las previsiones. Estas apps, también pueden servir en lecciones puntuales para explicar las condiciones climáticas de otras regiones/países.

39. Para medir nuestra productividad: Existen aplicaciones, como Time Recording Pro, que permiten medir el tiempo que le dedicamos a una tarea concreta. Esto puede venirnos muy bien (tanto a profesores como a alumnos) cuando nos enfrentamos a un proyecto concreto dividido en varias fases.

40. Para jugar: Mucho se está hablando de la gamificación del proceso educativo, es decir, la necesidad de transformar el aprendizaje en un juego en la medida de lo posible. En este aspecto, el celular nos echa también una mano ya que existen cientos de juegos de carácter educativo que pueden ser aplicados en el aula. Por ejemplo, el famoso “Apalabrados” para fortalecer el aprendizaje de nuevas palabras o “’¡Adivina el país!” para geografía.

Fuente: GoConqr