Al menos 16 muertos por la explosión de una mezquita en Bangladesh

Al menos 16 personas murieron y otras 37 resultaron heridas de gravedad tras un escape de gas que provocó un incendio en una mezquita de Bangladesh.

El hecho tuvo lugar en la noche del viernes, cuando unos 45 fieles musulmanes se disponían a recitar sus oraciones en la mezquita Baitus Salat Jame, en el distrito de Narayanganj, a unos 25 kilómetros al sur de Daca, dijo el jefe de la Policía Zayedul Alam.

La explosión dejó un saldo de 37 heridos graves que fueron trasladados a un instituto médico especializado en quemaduras y cirugía plástica en Daca.

El médico Partha Sankar Paul contó a la prensa que durante la noche del viernes fallecieron diez personas en el hospital y que otras cinco murieron este sábado, al tiempo que advirtió que el balance de víctimas podría aumentar en las próximas horas por la gravedad de las heridas de algunos heridos.

En tanto, un niño de siete que tenía quemaduras en el 95 por ciento de su cuerpo, falleció horas después de ingresar en el hospital, según relató la directora del instituto médico que atiende a los heridos, Samanta Lal.

Trabajadores del Departamento de Protección Civil y de Bomberos, que extinguieron las llamas, señalaron que la causa de la explosión sería una fuga de gas, según informó la agencia DPA.

 

«Estamos en primer lugar sospechando que el gas acumulado en una tubería bajo la mezquita podría haber causado la explosión», precisó Abdulá Al Arefin, miembro del Departamento de Protección Civil y de Bomberos.

La explosión provocó el estallido de seis máquinas de aire acondicionado, y una unidad de la Policía levantó pruebas de la deflagración en el lugar para investigar lo sucedido.

El director del Departamento de Protección Civil y de Bomberos, el general de Brigada Sayad Hosain, dijo que la empresa estatal de suministro de gas y la administración del distrito puso en marcha sendas investigaciones para aclarar la causa de la explosión.

Los heridos fueron llevados a distintos hospitales cercanos al lugar de la explosión (Twitter).

Read MoreCrónica

Deja un comentario