Después de la intimación de la Anses, 32 jueces y fiscales ya se jubilaron

A falta de 15 días hábiles para que se redondee el plazo de la intimación, 32 jueces y fiscales concretaron ya su jubilación y renunciaron a sus cargos. El total de los que recibieron la carta documento de Anses, el organismo que conduce Fernanda Raverta, fue de 220, pero como no todos fueron intimados el mismo día, se calcula que hasta el final del plazo todavía hay 15 días hábiles. En la nómina de los que se jubilaron no hay jueces ni fiscales «famosos», ni de Comodoro Py, pero hay 13 con más de 75 años, es decir que exceden la edad en que según la Constitución Nacional deben ser designados nuevamente. Como se señala en la intimación enviada por Anses, al final del plazo se dará de baja el trámite jubilatorio que iniciaron en su momento jueces y fiscales que no renunciaron al cargo. El objetivo es igualar a los integrantes de la franja superior del Poder Judicial con el conjunto de la población: el ciudadano común pone en marcha el trámite jubilatorio en el momento en que se jubila, no antes. 

Jorge Alberto Primero Narváez, titular del juzgado 58 en lo Civil de la Capital Federal; el prestigioso magistrado Norberto Tavosnanska, a cargo del juzgado contravencional de CABA número 17; Salvador Arnal, integrante de una Cámara Penal de Mendoza; y Jorge Coussirat, integrante del Tribunal Penal Colegiado 2 de Mendoza son los cuatro jueces de la lista de jubilados posteriores a la carta documento de la Anses. La mayoría de los restantes 28 de la lista son secretarios y prosecretarios, incluyendo alguno del Tribunal Superior de Justicia de CABA y de Tucumán, Río Negro y Mendoza.

Ninguno de los «famosos» tomó hasta ahora una determinación. El nombre más rutilante de esta nómina es el de Elena Highton de Nolasco, integrante de la Suprema Corte, pero también están varios magistrados de la Casación como el visitador de la Casa Rosada en tiempos de Mauricio Macri, Gustavo Hornos; Eduardo Righi, Carlos Mahiques, Angela Ledesma, Liliana Catucci y Guillermo Yacobucci. También recibieron carta documento el procurador interino, Eduardo Casal, y la jueza María Romilda Servini. Otros magistrados conocidos como Martín Irurzun, Leopoldo Bruglia, Ricardo Recondo, Gustavo Bruzzone, Héctor Magariños, los fiscales Carlos Stornelli y Raúl Plee están entre los que recibieron la intimación.

Como ya ha hecho saber la Anses, transcurridos los 30 días hábiles de la recepción de intimación, al juez o fiscal que no se jubile se le archivará el trámite, es decir que tendrá que iniciarlo cuando efectivamente deje su cargo. La carta documento no sólo se envió a integrantes del Poder Judicial sino también a otros 7 mil ciudadanos que completaron el trámite pero no se jubilaron. Se trata principalmente de personas que trabajan en el Estado y docentes, tanto del sector privado como del público, que dejaron su jubilación stand-by para seguir trabajando. El día que se jubilen, tendrán que iniciar el trámite como el resto de los ciudadanos.

Entre los 220 intimados hay 13 magistrados con más de 75 años, tres de los cuales pasaron incluso los 80. La Constitución Nacional indica que a los 75 el magistrado requiere de un nuevo nombramiento, de manera que esos magistrados violan los términos constitucionales manteniéndose en sus cargos sin el nuevo nombramiento. Algunos de ellos consiguieron amparos, como en su momento Carlos Fayt, quien falleció a los 92 siendo integrante de la Corte. En la misma situación están Highton de Nolasco o Servini.

El privilegio de hacer el trámite jubilatorio y no efectivizarlo fue una estrategia habitual en el Poder Judicial. Llegada la edad, el funcionario completaba los papeles y dejaba todo listo por si era acusado de alguna anomalía o en caso de ser forzado a renunciar. El resto de la sociedad antes tenía que esperar bastante entre el inicio del trámite y la concreción de la jubilación, en cambio ahora son algunos meses. Los magistrados tenían la ventaja de pasar de un estado al otro casi de forma automática: no mediaba tiempo entre dejar de cobrar sueldo y pasar a cobrar la jubilación, que por otra parte es del 82 por ciento y sin pagar ganancias. Los magistrados que recibieron la intimación, en promedio, no bajan de sueldos de 500 mil pesos mensuales. 

Read MoreEl país | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario