Qué medidas aconsejan los expertos frente a la segunda ola

Tras encabezar una reunión con científicos en la Casa Rosada, como parte de los encuentros para definir acciones de prevención y mitigación de la segunda ola de coronavirus, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, destacó el intercambio de opiniones acerca de la gestión de la pandemia y del futuro inmediato.

Según trascendió, todos los presentes, entre quienes se encontraban la vicejefa de Gabinete, Cecila Todesca Bocco; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra y los ministros de Salud, Carla Vizzotti; de Seguridad, Sabina Frederic; del Interior, Eduardo de Pedro, y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo además de los asesores presidenciales Cecilia Nicolini y Alejandro Grimson, coincidieron en que “la segunda ola no es más de lo mismo”.

Los expertos convocados por el Gobierno nacional, que participaron de manera remota por videoconferencia, entre ellos Luis Cámera, Omar Sued, María Marta Contrini, Susana Lloveras, Florencia Cahn, Elsa Baumeister, Freire Cecilia, Gonzalo Camargo, Pablo Bonvehí, Ángela Gentile, Eduardo López, Tomás Orduna, Gustavo Lopardo, Pedro Cahn, Mirta Roses, Charlotte Russ, Ignacio Maglio, Gabriel Kessler, Silvia Bentolila, Santiago Levin, Juan Piovani y Alicia Stolkiner, describieron el nuevo escenario casi como una “nueva pandemia”.

De acuerdo con lo conversado la tarde del lunes en Casa de Gobierno, los resultados de las últimas medidas promovidas por el Estado nacional se verán recién dentro de 10 días. Funcionarios y asesores coincidieron también en que “si no se baja la circulación de la gente, no disminuirá la circulación del virus”, cuyas nuevas variantes ya han causado estragos en otros países.

Aunque tanto los funcionarios como los integrantes del comité asesor destacaron el fortalecimiento del sistema de salud, el hecho de que “ningún argentino se haya muerto sin atención médica” y trazaron un horizonte alentador respecto de la campaña de vacunación en marcha, manifestaron su “preocupación por el comportamiento social”, y la falta de cumplimiento de los protocolos en lugares cerrados, así como la necesidad de “restringir las reuniones presenciales».

Al mismo tiempo se analizó la posibilidad de implementar “medidas más restrictivas de circulación en el AMBA y en los grandes centros urbanos”, y restringir las actividades recreativas grupales, principalmente en espacios cerrados y la práctica de deportes amateurs.

En cuanto a las clases presenciales, se acordó, en principio, seguir con las escuelas abiertas, aunque balancear la presencialidad con otras actividades que deben tener restricciones y con medidas focalizadas.

También hubo coincidencias en no afectar la actividad económica, ya que los contagios no se están produciendo ni en los lugares ni en las actividades que respetan los protocolos.

Según fuentes oficiales, si hubiera que tomar medidas más restrictivas se aplicarían “por poco tiempo y focalizadas”.

El Gobierno, en definitiva, apuesta a que el estricto cumplimiento de las nuevas restricciones, con vigencia hasta el 30 de abril próximo, ayuden a controlar la curva de contagios de coronavirus durante las próximas tres semanas, acelerar el ritmo de vacunación y enfocar en ese período la inoculación de la población de riesgo, mientras se adelantan las negociaciones para la llegada de nuevas remesas de vacunas desde China y Rusia.

«Queremos vacunar a toda la población mayor de 70 años. Allí debemos enfocar la vacunación en las próximas 3 semanas», había señalado Cafiero este fin de semana.

Read MoreEl país | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario