Miranda! y sus sensaciones de cara a una tercera vida: “Nos reseteamos cada 10 años”

En un Zoom con VOS, Ale Sergi no duda: Souvenir, el nuevo disco de Miranda!, es el comienzo de la tercera vida del proyecto electropop que fundó hace más de 20 años junto con Juliana Gattas.

“Es que siento que, por cada década de trayectoria, hay una suerte de reseteo interno, que no sé si se percibe desde afuera”, dice a cámara el cantante y productor, siempre locuaz, nunca huidizo del bulto.

“Cuando cumplimos 10 años, fue la primera vez que tomamos consciencia de tener una carrera; miramos para atrás y dijimos: ‘¡Mirá todo el tiempo que ha pasado y lo que logramos!’. Hay que entender que, si bien el grupo empezó en serio y con sustento artístico, musical y escénico, nunca se planteó como longevo… Para nosotros, era: ‘Vamos a los lugares donde nos gusta ir a bailar y cantemos para no pagar la entrada’. Hasta ahí pensábamos llegar”, revisa.

Sergi añade que “la cosa creció de repente” y que, cuando finalmente llegó a los 10 años, coincidió con la salida de Magistral, un disco de idéntica estatura y con una inesperada proyección televisiva. “Nos tocó ir como coaches a La Voz Argentina –recuerda–. Fue un reseteo, porque se juntó mucha gente que no nos conocía. Y ahora cumplimos los 20… No siento que recomencemos, pero sí que nos revitaliza la acumulación de experiencias. Cada 10 años nos reseteamos y nos plantamos de cara a una nueva vida. A por 10 años más, entonces”.

Y es así que ahora tenemos a Souvenir como disco de reafirmación que, en palabras de Ale Sergi, “incluye una paleta de ritmos variados que han sido tradición en nuestro repertorio”.

Esto es house (Me gustas tanto, Por amar al amor), dancehall (Caía la Noche), disco (Que no pare), electro ochentas (Luna de papel), canción guitarrera (Casi feliz, No es lo que parece) y electrónica climática (Entre las dos, En el bar, Un tiempo). Todo trabajado junto a Cachorro López, un socio habitual de esta infalible factoría pop.

“Tiene bastante sentido hacer un disco de reafirmación”, sostiene el también productor.

“Es el aporte más sustancioso que podemos hacer –se explaya–. La mejor manera de estar en sintonía con las nuevas tendencias es reafirmando la nuestra. Sentimos que nuestra música sigue teniendo… Quiero decir: en la mayoría de las discotecas suena mucho urbano, pero hay otras que se nutren del house y no hay tanta producción para abastecerlas”.

“Tenemos canciones con pulso reggaetonero. En Fuerte (2017), hay un par. No es que no nos guste, pero en esta ocasión creímos que nuestro aporte sería más valioso desde nuestra propia base. De lo que nosotros curtimos. De esa manera podemos mantener nuestro espacio de originalidad”, concluye.

Siempre en sintonía

Si bien mira el propio ombligo de Miranda!, Souvenir es un disco de esta época en el sentido de que se publica luego de haber adelantado varios singles. Pero nadie se molesta por el ablandamiento del efecto sorpresa. “Somos de la escuela del álbum completo. Estamos con ese chip puesto. Estoy acostumbrado a comprarme un disco y que casi todas las canciones sean nuevas, salvo una o dos. Pero ya no ocurre eso. En los últimos discos que estaba esperando, varias de las canciones ya las conocía, especialmente en los de música pop. Dua Lipa, The Weeknd, Emmanuel Horvilleur… ¿Qué decirte? Es una cuestión de costumbre, pero si vamos a lo práctico, creo que las canciones tienen más posibilidades editadas previamente”, desarrolla Ale.

“Luna de papel, por ejemplo, si se hubiera conocido con el lanzamiento del disco, no tendría el mismo resultado. Eso sí se nota más. De todos modos, el impacto de la salida del álbum no se pierde… Los fans no se han quejado al respecto. Se ve que todo el mundo se acostumbró a que ahora la cosa es así. Y sí nos ha pasado que si sacamos singles posteriores al disco editado, el impacto es menor. Banco este ordenamiento, para mí está bien”, sentencia.

–¿Como te afecta esta situación como compositor? Te lo pregunto porque, quizás, el disco tenga más carácter de “collage” que de obra cerrada en torno a un concepto.

–En este caso particular, lo que pasó es que desde Me gustas tanto ya teníamos la idea del disco. Luego se nos fue yendo de control a medida que pasaba el tiempo. Primero, porque se colaron (filtraron) unas canciones que terminaron en Precoz (2019) y que iban a ser de Souvenir. No eran para publicarse, pero se colaron entre los fanáticos y finalmente las dispusimos con un master bueno. Ya estábamos trabajando en un álbum. Para nosotros, que no solemos tener piezas de intermedio, introducciones, instrumentales o cosas más experimentales, los discos son colecciones de canciones que combinan entre sí, que se puedan valer por sí mismas al margen de un concepto. Y eso fue así desde nuestro primer álbum.

–¿Qué es “Souvenir” en el contexto de la discografía de Miranda!, entonces?

–Lo veo superador, como un upgrade de la propuesta. No como un giro brusco, que prácticamente nunca dimos. De algún modo, quisimos volver a algo que en Fuerte no habíamos abandonado del todo, pero que tenía menos lugar: las programaciones, las bases electrónicas. Fuerte tiene un pulso más humano (con canciones grabadas con el trío que nos acompaña en los conciertos) y Souvenir es pura máquina. Se emparenta mucho con nuestros inicios, sólo que ahora tenemos un poquito más de conocimientos y de hardware, y todo termina sonando mejor. Lo diferente fue el modo de grabar las voces. Aquí están un poquito más sucias. Hay algunos plugin que le dan un sonido diferente a la voz: no son condensadores ni compresores. Y en Un tiempo y en En el bar nos salió una música que no habíamos hecho nunca: más climática y oscura. En cuanto a las letras, hablamos de los temas habituales, pero desde un punto de vista más reflexivo y menos impulsivo.

–En “Me gustas tú”, usás la expresión“24/7 al mango”. Tengo la impresión que vivís así en relación con la música.

–Es así, y es preocupante. Me gusta mucho, me apasiona y ocupa la totalidad de mi tiempo. Me tomo tiempo para el esparcimiento, pero me cuesta mucho encarar una actividad que no tenga que ver con la música. Me acostumbré. Es el modo en que lo hago. Soy monotemático. Uy… ¡Hola, Juli!

Esta última exclamación viene a cuento de que Juliana Gattas entró a Zoom de modo sorpresivo, y con la misma predisposición que Ale. Le planteamos a ella, entonces, cómo se para Miranda! con respecto a la revolución del trap, de la nueva música joven. “Miranda! se para como fan de la música, a escuchar, a observar. Y es superinteresante”, contesta.

“Me llaman la atención los combos más audiovisuales que la cosa más uniformada –precisa luego–. Hacen todo ellos mismos desde muy chiquitos, a la par de lo que hacemos nosotros. Se manejan solitos. Respeto eso”.

–¿Son fetichistas con respecto a los “souvenirs”?

–(Juliana Gattas) En las primeras giras a México, estuvimos obnubilados. Nos compramos todo souvenir que te imagines (muñequitas mejicanas, corazones de chapa), hasta que en un momento, con más millas, Ale empezó a traer vinilos y yo ropa de feria. Pero se mantiene una carga fetichista, porque uno recuerda bien dónde compró tal o cual cosa.

–¿Les preocupa que girar sea parte de una vieja realidad irrepetible?

–(Ale Sergi) Ni tanto ni tan poco. La actividad retornará parecida a lo que conocíamos, pero muchas costumbres van a cambiar. Este finde (por el que acaba de terminar) tocaremos en Tucumán y es la primera vez que nos vamos a subir a un avión en no sé cuánto tiempo. Ya preparé mi tapabocas, algo que veíamos en los aeropuertos internacionales y decíamos: “¡Qué exagerado!”. De ahora en más, será natural.

–Bueno, ya que los tengo juntos, sólo me queda una descripción de la relación entre ustedes.

–(Juliana Gattas) Tengo un hermano, y Ale tiene una hermana. Pero somos como un/a hermano/a más. Es como estar en familia. Para mí es muy cómodo estar con Ale. Nos conocemos cada cara, cada humor. Estamos superseteados para bancarnos el uno al otro. Sabemos cómo reaccionar hasta por la interfaz de una cejita. Es una interacción muy valiosa la que tenemos. Y la cuidamos.

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario