Valentina Berger, la argentina que forma artistas para musicales desde Nueva York

La argentina Valentina Berger llegó en 2009 a Nueva York, la Meca de los musicales a nivel global. Fue persiguiendo su pasión por el teatro, pero sin tener en claro en cuáles de todos los aspectos quería profundizar. Por eso le vino de maravillas la carrera de Arts Management (“es Administración del arte, como si fuera de empresas pero orientado al arte, para manejar desde un teatro o emprendimiento artístico hasta una obra o una escuela”).

La carrera incluye dos años aprendiendo el oficio del artista sobre el escenario y después, otros dos orientados a la producción y el detrás de escena. “Yo veía mucho teatro, pero me interesaba algo más que estar sobre el escenario, y acá por suerte encontré esta carrera que combinaba mis dos pasiones”

Después tuvo que encontrar su lugar: “No sabía bien si quería hacer marketing de espectáculos, dirección, producción o prensa, así que fui probando todos los sectores que hay dentro del entretenimiento y una cosa llevó a la otra, porque está bueno saber un poquito de todo, como productora”.

Hoy, 12 años después, Berger logró forjar una carrera integral en la Gran Manzana, creando su propia productora de espectáculos llamada Go Broadway, a la que ahora adosó una plataforma de formación virtual con el foco puesto en la integralidad del artista.

Lo denomina bajo un concepto muy usado por estos días: el de 360 grados. “Lo que es importante es no quedarse en ese artista que canta, baila y actúa y se queda sentado en la casa esperando que lo llame un productor o que le caiga un trabajo. Creo que el artista hoy en día tiene que ser artífice de su propia vida y autogestionarse, moverse como un emprendedor que sabe manejar sus redes sociales, hacer contactos laborales, que se cuida físicamente, su cuerpo, que sepa de contratos… esos son los artistas a los que les va mejor”, dice Berger en diálogo con VOS desde el Upper East Side de Manhattan.

La plataforma está orientada para artistas de Latinoamérica, a quienes pone en contacto directo con maestros de Broadway. “Además tenemos una academia acá en Nueva York, donde recibimos a chicos de todos lados del mundo para entrenar en teatro musical. Conocemos los distintos mercados, y sabemos qué es lo que necesita un artista argentino para que cuando vuelva le sirva allá, porque le puedo explicar todo lo de Estados Unidos, pero el mercado acá es completamente diferente”, grafica. Algunos alumnos van con la idea de quedarse allá y estudiar en alguna universidad, y otros sólo lo toman como una formación por un tiempo establecido previamente.

Y con la pandemia, la virtualidad tomó un impulso insospechado. Ya han tenido alumnos de más de 10 países de esta región, y con las clases on line recibieron alumnos de todo el mundo.

–¿Cuáles son las cosas que les hace cambiar el chip mental a los alumnos?

–Ver al artista como una empresa, que tiene que conseguir trabajo y vincularse con el mundo, sin esperar que le caigan las cosas. Yo a los artistas les digo, primero descubrí quién sos, qué cosas podés hacer, y después salí a buscar tus proyectos. Quiénes son los que producen, qué producen, conocer directores… hay toda una parte que pasa afuera del escenario muy importante. Y después aprenden también algo que es lo más importante, que es ser buena persona. Uno puede ser la persona más talentosa de todas pero si no sos agradable para trabajar, no te contratan más… y lo he visto en Broadway, porque hay mucho trabajo en equipo. Y por último, el nivel de exigencia y preparación: si vas a hacer esto, lo tenés que hacer a pleno.

La reactivación de Broadway

Aun cuando el gran circuito comercial de Broadway permanezca cerrado hasta septiembre, el panorama de teatro en Nueva York para Valentina es muy positivo. “Hay mucho teatro alternativo, en plazas y parques, y hay tres o cuatro obras en el off (el circuito under) que les está yendo muy bien, que por estos días no conseguís una entrada”.

–¿Qué representa la industria de Broadway en términos económicos para la ciudad?

–Millones y millones de dólares, porque no es solamente Broadway sino son todos los negocios anexos al teatro: hoteles, restaurantes, locales de ropa en Times Square, y cuando cerraron los teatros cerró todo ese circuito. Se ha perdido mucho dinero, y afectó por supuesto al turismo.

-Y lo difícil que debe haber sido para los artistas mantenerse en una ciudad tan cara…

-Yo igualmente creo que el artista rápidamente se las ingenió: empezó con los shows por streaming, a dar clases, a vender saludos, je… los que tuvieron más problemas fueron los técnicos, que se quedaron de un día al otro en el horno, por un año y medio. Muchos se han vuelto a sus ciudades originales y otros buscaron trabajo en otras industrias directamente.

-¿Creés que la gente va a tener más ganas de ir al teatro después de esto, lo va a revalorizar?

-Yo te puedo decir que volví al teatro hace dos semanas, a ver una obra en Union Square, y había 100 localidades, todas agotadas. La gente extrañó lo artístico y lo valora mucho más. Además es muy seguro ir al teatro con los protocolos, están bien organizados y está bueno, hace bien ir al teatro en momentos así. Sí siento que van a tardar en reactivarse los espectáculos muy grandes, con mucho elenco. Se vienen cosas más simples, con menos elenco y presupuestos.

-Una pregunta cholula. ¿Con tantos años en esa industria tuviste contacto directo con estrellas de primera línea a nivel mundial?

-Al laburar en Broadway lo peor que podés ser es ser cholulo. Son todos profesionales. Hace unos años estaba Cindy Lauper escribiendo la música para la obra Kinky Boots en nuestras oficinas y yo como no sabía quién era, la trataba igual que a todos. Pero he estado en reuniones y cenas con Ricky Martin cuando hacía el musical Evita; o recuerdo un evento de gala que tuve que acompañar toda la noche a la actriz Katy Holmes, por ejemplo. Los estrenos de las obras están llenos de celebrities, pero acá todos lo toman con naturalidad. Muchos cuando salen se vuelven en metro a su casa.

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario