La hija de la docente fallecida por Covid le reclama al hospital de Río Cuarto el teléfono de su madre

La muerte por coronavirus de la maestra jardinera Érika Marisa Chivalero de Vicuña Mackenna causó conmoción en los últimos días no sólo en la localidad, sino en toda la provincia.

Chivalero fue internada de urgencia en el Hospital de Río Cuarto por complicaciones en su cuadro médico.

Ahora, Florencia Bonetto, su hija, denunció que recibió por las pertenencias de ella pero que falta el celular.

Vicuña Mackenna: según el intendente, la maestra fallecida recibió dos dosis de la Sinopharm

“Fui al hospital a retirar sus cosas y por una de las puertas no pude acceder porque estaban armando camas. Llegué por otro pasillo hasta el tercer piso y me crucé con una doctora”, dijo Florencia al diario Puntal, y prosiguió: “Le dije que quería las cosas de mi mamá, porque suponía que ahí también estaba el documento que se necesita para los trámites. La señora me acompañó, entró a la UTI y me entregó una bolsa con el nombre de mi mamá y sus cosas. En ese momento no lo revisé, yo estaba abrumada, además estaba afuera mi bebé y no quería exponerme”.

Una vez afuera del hospital, y un poco más tranquila, revisó las pertenencias de su madre y se dio cuenta que faltaba el celular.

“Llamé y pedí por favor que me lo dieran. Me respondieron que están con mucha actividad. Es lo único que pido, tener sus recuerdos”, cerró la joven.

Más información

Todo lo publicado sobre el coronavirus

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario