Preocupación y expectativas

La pandemia es el tema al que más páginas le adjudicamos en la edición impresa de este domingo. Las razones son obvias. La segunda ola sigue mostrando altas cifras de contagios y de víctimas fatales desde hace más de una semana. De manera que sería poco responsable minimizar esos datos, por muy cansados que estemos de la vida entre paréntesis a la que nos ha obligado el virus.

A la vez, se ha acelerado el ritmo de vacunación en todo el país, y en la provincia de Córdoba en particular, lo que reflejamos en la foto de tapa de este domingo. Porque en estos días se ha impuesto un ritual inimaginable hace un año y medio: sacarse una selfie en el momento en que una aguja hipodérmica penetra en el brazo.

Las vacunas, sin dudas, generan razonables expectativas en muchísimas personas que han aguardado por sus dosis bastante más tiempo que lo que prometían las autoridades nacionales.

Independientemente de cuáles hayan sido las causas del retardo, el libro negro del coronavirus en la Argentina ya está escrito, y no hay modo de borrarlo. Es que, en paralelo con la crisis sanitaria, los problemas, económicos, educativos y sociales que ya sufría el país se han agravado hasta un punto desde el que parece muy difícil retornar.

La llegada de nuevas partidas de vacunas posibilita un cambio de criterio y ahora la prioridad será inocular a personas mayores de 18 años con comorbilidades, tal como explicamos en uno de los artículos del Primer plano de la edición impresa.

Además, dado que a partir de mañana se flexibilizan algunas restricciones y vuelven las clases presenciales, no es extraño que se reanuden los debates acerca de la seguridad de maestros y de alumnos en las aulas. De hecho, los gremios docentes de Córdoba advirtieron acerca del riesgo y el Gobierno provincial les respondió con firmeza.

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario