Restricciones: qué pasa tras el vencimiento del DNU

Este viernes vencen las restricciones aplicadas por decreto del gobierno nacional y replicadas en varias provincias para contener la escalada de contagios y muertes por coronavirus. Y aunque los indicadores epidemiológicos siguen siendo altos, los números dan cuenta de un freno de los casos. No obsante, cada distrito los interpretará de distinta manera a la hora de evaluar cómo seguirán medidas tendientes a controlar la circulación social y viral.

El contrapunto de criterios sigue estando el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Los gobiernos de Axel Kicillof y el Horario Rodríguez Larreta reconocen un “descenso” de contagios,  un incremento en la velocidad de la campaña de vacunación y una relativa distención en el sistema saniterio. Pero “lo que se viene” en materia de restricciones corre por sendas distintas.

La provincia de Buenos Aires

Optimista pero cauteloso, el Kicillof está “mirando los números” y “tiene prevista una reunión con el equipo epidemiológico, que es el que ayuda en la toma de decisiones y aconseja», sostuvo la ministra de gobierno Teresa García.

De momento no se habla de relajamiento ni endurecimientos, y las alertas siguen  encendidas en lo que serán los próximos dos meses, los más duros del invierno. Por lo tanto, «estos son días de decisiones”, recalcó García.

En este sentido, la ministra relativizó la posibilidad de que la baja de contagios permita un retorno a la presencialidad escolar, uno de los temas instalados como prioritarios por la oposición.

En toda la provincia, dijo García, «hay 114 municipios en fase 2, que es la fase que habilita la virtualidad, y tenemos 21 municipios en fase 3 y 4 que habilita la presencialidad».

Frente a esto puso un ejemplo a modo de salvedad: «Ya hemos visto lo que pasó en Córdoba o lo que pasó en Santa Fe». Lo dijo en referencia a la marcha atrás que debieron dar ambas provincias ante la velocidad con que aumentaron los casos desde que abrieron las escuelas.

«Desde el primer día de la pandemia –explicó-, la decisión del Gobierno de la provincia de Buenos Aires ha sido que, en la medida que el virus no circule, en la medida que no aumente la cantidad de casos, que se reduzca y que esté liberado el sistema sanitario, se pueda facilitar la presencialidad.»

En el marco de la tragedia, el escenario en la provincia es positivo. El ministro de Salud, Daniel Gollán, indicó que “la semana pasada comenzó un descenso importante de contagios, que persiste, con un promedio de 2.400 casos menos diarios por día».

Con esto, agregó, “se inició un proceso de distensión del sistema sanitario, con tres o cuatro días de descenso en la cantidad de camas ocupadas». También «bajó la demanda para testearse, así como los llamados a la línea 148”, agregó.

Ciudad de Buenos Aires

El gobierno porteño mira la baja de casos con otros ojos. Sus funcionarios no solo anticiparon el retorno a clases en las aulas sino también la reapertura de comercios, el regreso del cine y teatro con aforo limitado, y el permiso de circulación general. Todo a partir del lunes.

Las nuevas medidas están en análisis y se darán a conocer luego de que venza el DNU del Poder Ejecutivo nacional, que rige actualmente con aislamiento estricto.

Lo que se estudia, por ejemplo, es la ampliación del horario de circulación, que ahora está restringido hasta las 20, hasta la medianoche, y que la restricción sea solamente de 0 a 6 de la mañana.

También la extensión del horario de los locales gastronómicos y comercios no esenciales y se permitiría el ingreso a los locales, siguiendo los protocolos. En tanto, los esenciales mantendrán su esquema actual.

No obstante, el Gobierno porteño también tiene decidido que si a nivel nacional se dispone un cierre estricto durante los fines de semana, esa eventual medida se va a acatar en la ciudad.

En relación a las clases, hay dos esquemas que se estudian: el primero implica llevar todo el nivel secundario a la bimodalidad, cambiando la actual modalidad, donde solo primero y segundo año está cursando bajo la modalidad bimodal, que mezcla clases presenciales con remotas.

El segundo esquema que se podría implementar es que el primer y segundo año de la secundaria sea presencial, y el resto del ciclo, que hoy está remoto, sea bimodal. Mientras tanto, la educación inicial, especial y primaria, continuará como hasta el momento de manera presencial.

Respecto a las vacaciones de invierno, la postura que tiene más fuerza es mantenerlas como están previstas actualmente: desde el 16 de julio al 1 de agosto.

Read MoreEl país | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario