La mayoría de personas en situación de calle en CABA evitan vivir en paradores por miedo a los robos y la violencia

Un estudio de la Universidad de Buenos Aires reveló que la mayoría de las personas en situación de calle en el ámbito porteño son varones, el 85 por ciento rechaza vivir en paradores por temor a robos o a situaciones de violencia, y más del 80 por ciento tiene síntomas de depresión.

La investigación titulada “Hacia un abordaje integral de la gente en riesgo de calle” fue liderada por el Observatorio de Innovación Social de la Facultad de Ciencias Económicas, integrado por expertos del Conicet, y cubrió cerca del 60% de los barrios de la Ciudad de Buenos Aires (San Telmo, Congreso, Núñez, Caballito, Belgrano, Parque Patricios, Balvanera, Flores y Constitución) con 200 encuestas estratificadas por género y edad.

Los datos obtenidos hasta el 31 de mayo señalaron que el 50% de las personas encuestadas tiene entre 24 y 45 años y son en su mayoría del género masculino, que alcanza al 68,95%.

La investigación surgió por la falta de estadísticas generales sobre este grupo social y se enfocó en profundizar el análisis sobre la salud física y mental de los entrevistados, así como su nivel educativo, empleo, situación habitacional y las actividades económicas y sociales a las que se dedican.

A pesar de que la pandemia generó una importante pérdida tanto de empleos como de vivienda o de capacidad para alquilar alguna habitación, un amplio porcentaje de estas personas (75%) vive en situación de calle hace más de un año y el 50% hace más de cinco años.

La investigación destacó a su vez que “el 85% de los encuestados prefiere dormir en las calles, antes que en algún parador de la Ciudad debido a los robos y a la violencia que se vive en estos establecimientos”.

El informe también indicó que las principales fuentes de ingreso son el cartoneo, las actividades de recolección en conjunto con las “changas” y el pedido de monedas y que el 54% de las personas entrevistadas no percibe ningún tipo de subsidio.

En cuanto a sus relaciones sociales, se observó que cerca de la mitad de los encuestados se encuentra viviendo en las calles sin compañía y sin contacto alguno con su familia.

“Por eso para ellos resulta importante la revinculación con sus familias, cuando logran salir de la situación de calle e, incluso para los más jóvenes, llegar a formar sus propias familias en mejores condiciones”, explicaron desde el Observatorio.

En cuanto a su salud física, el 70% desconoce su estado de salud general, mientras que el 25% padece de alguna limitación física, en su mayor parte de discapacidades motoras. A pesar de esto, muchos de los entrevistados manifestaron que evitan acercarse a los centros médicos debido a la situación de pandemia actual.

En relación a su salud mental, el estudio precisó que más del 80% de las personas en situación de calle encuestadas mostraron tener síntomas claros de depresión, como hacerse daño a sí mismos o a otros y consumir drogas de manera frecuente, en su mayoría desde hace más de 10 años.

“Esta realidad da cuenta de que la problemática no se reduce a ‘vivir en la calle’ exclusivamente debido al déficit habitacional y/o la falta de empleo. Factores psicosociales y de salud orgánica y mental, así como la falta de vínculos familiares y de perspectivas de futuro son claros determinantes de la situación en que se encuentran”, sostuvieron desde el Observatorio de Innovación Social.

Por esto, consideraron que “es necesario rediseñar la política orientada a solucionar este crítico problema social de carácter estructural agravado por la pandemia”.

“Como un primer paso, la lógica y funciones de los paradores en las principales ciudades del país como la Ciudad de Buenos Aires debe ser repensada de modo de responder de manera efectiva a las necesidades de las personas involucradas”, plantearon.

“El problema es multidimensional y por ende es necesario rediseñar la política orientada a solucionar este crítico problema social de carácter estructural agravado por la pandemia», agregaron desde el Observatorio, que está integrado por investigadores y académicos que forman parte del Conicet.

Desde 2018, la entidad se encarga de desarrollar proyectos sociales para enfrentar problemas vinculados con la pobreza infantil, el déficit habitacional, el emprendedorismo social y la inclusión financiera. 

Read MoreSociedad | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario