Inversión: la crisis y la pandemia no frenan el interés en los emprendedores

Mientras la inversión en el país todavía sigue en el piso, con pocos incentivos para volcar recursos en el crecimiento, el sector de los emprendedores de alto potencial –startups– viene pisando fuerte en los últimos años, y durante 2021 mantiene su dinamismo.

Esta tendencia se refleja en la cantidad de inversores y de recursos que se vuelcan a este sector caracterizado por la innovación basada en la tecnología y en la digitalización.

“Los últimos dos años tuvimos transacciones extraordinarias de montos récord, con valores de inversión más grandes, pero también con mayor número de rondas”, puntualiza Juan Manuel Giner, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Capital Privado, Emprendedor y Semilla (Arcap).

En lo que va del año, este fenómeno se mantiene. “Ya hubo rondas grandes. Tiendanube, 89 millones de dólares; Digital House, 50 millones; Pomelo, nueve millones. Eso que no se veía en Argentina entre 2006 y 2017, cuando empezamos el relevamiento; y este año va a haber otras inversiones de gran volumen”, agrega.

Arcap releva cada semestre la evolución de la inversión en emprendedores en sus tres etapas: en sus comienzos (semilla), en startups con un recorrido y en operaciones entre privados. Los últimos datos son de 2020, cuando hubo un total de 97 transacciones (con un incremento constante desde las 61 de 2017) por un total de 547 millones de dólares.

Este último monto es menor al de 2019, cuando hubo una operación extraordinaria de 725 millones de dólares en capital privado. Pero dejando de lado este segmento, los montos en dólares invertidos en capital emprendedor y en semilla se mantuvieron estables durante 2020.

Del total del año pasado, siete de cada 10 operaciones fueron en el nivel de capital semilla con el tres por ciento del monto total (17 millones de dólares); 27 por ciento fueron operaciones de capital emprendedor (Venture capital o VC) con el 60,4 por ciento de las inversiones en dólares, y el resto en capital privado (private equity).

Nuevos rubros

Para este año, Giner destaca varios temas que seguirán impulsando la inversión en emprendedores. Por un lado, que se sumaron nuevos fondos, como Sancor Seguros Ventures o Flambeau Capital Partners.

Los más de 40 miembros actuales de Arcap (en el relevamiento se incluye su actividad y la de entidades de otros países que invierten en Argentina) muestran un gran avance en los últimos 10 años, cuando había muy pocos fondos como Wayra, Nxtp, Alaya, KasZeK o Cygnus.

“En 2016, el total de inversiones en todos los emprendedores era de 37 millones de dólares; y este año, ya hay rondas que superan largamente ese monto en una sola operación”, dice Giner. Tiene que ver también con “el camino natural del emprendedor, que cada vez levanta más dinero”, afirma.

Además, con la pandemia surgieron nuevos sectores de interés para brindar soluciones. “La pandemia profundizó la digitalización y la inversión en sectores edtech, healthtech y biotech (educación, salud y biotecnología). Esto marca un cambio de la inversión: tradicionalmente, el rubro más invertido era el e-commerce (comercio electrónico), por ejemplo”, agrega.

Para Giner, la ebullición de la actividad en el país tiene que ver con que “los argentinos estamos acostumbrados a sortear las constantes crisis, y la pandemia es otra crisis, y además tenemos emprendedores muy bien formados. Hay consenso en que muchos grandes problemas de Latinoamérica se solucionan con la tecnología, y los emprendedores que innovan hacen que ese proceso sea más ágil y barato”.

Otro tema que destaca es que Argentina ya cuenta con cinco “unicornios” (empresas valuadas en más de mil millones de dólares), y eso “suele ser referencia para inversores internacionales”.

Actores

Entre los fondos, se destaca la actividad de los conocidos como corporate VC, son fondos de capital emprendedor propiedad de una empresa que invierte estratégicamente en startups que, en general, tienen soluciones relacionadas a su negocio. Es el caso de Globant Ventures, Mercado Libre Fund, Wayra (Telefónica), Kamay (Arcor y Coca Cola), Supervielle, Sancor Seguros, entre otros.

“En el mundo, una de cada cuatro transacciones fue de este tipo de fondos corporativos, mientras que en Argentina representan una de cada seis”, comenta. En 2020, los fondos corporativos realizaron 11 transacciones por 3,9 millones de dólares.

Un punto pendiente en el sector, tanto del lado de la inversión como del emprendedor, es el del género. En 2020, hubo un leve incremento de las compañías que recibieron financiación con presencia femenina, pero siguen siendo muy pocas: 13,7 por ciento del total estaban dirigidas por una mujer, mientras que sólo una de cada cuatro tenía al menos una en el equipo fundador.

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario