Alberto Fernández en La Matanza: «Nunca tendré que pedir disculpas por endeudar a geneneraciones de argentinos»

En un acto en La Matanza, al inaugurar el Centro Universitario de la Innovación, Alberto Fernández brindó un discurso de fuerte tono político. Retomó el tema de la foto de la reunión en Olivos, a la que volvió a calificar como un error, y a partir de ahí marcó las profundas diferencias entre el actual gobierno y el de Mauricio Macri. «Nunca tendrá que pedir disculpas por endeudar a geneneraciones de argentinos», afirmó para contrastar la gestión del Frente de Todos con la Juntos por el Cambio.

El presidente Alberto Fernández encabezó la puesta en marcha del edificio que funcionará en la localidad bonaerense de González Catán, construido por el municipio de La Matanza. Lo acompañaron el ministro de Educación, Nicolás Trotta; el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, y el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk.

La foto de Olivos y las diferencias con Macri

Quienes lo antecedieron en los discursos marcaron la línea de diferenciarse con el macrismo y el Presidente la profundizó. «Todo el fin de semana me la pasé leyendo las cosas que decían los hipócritas y me cansé de recibir el cariño que me daban mis compañeros. Cuánto más veía los que me criticaban más quería estar con mis compañeros y con este pueblo», fue el punto de partida de Fernández para sumar lo suyo al respecto. 

Se refería al festejo de cumpleaños de su compañera Fabiola Yáñez, sobre el que insistió “que no debió haberse organizado”. Y agregó: «Algunos leyeron mis palabras de arrepentimiento, honestas. Algunos fueron tan miserables que dijeron que le eché la culpa a mi compañera, el único responsable soy yo, me hago cargo, doy la cara y me pongo al frente de todo esto. Si alguno piense que me van a hacer caer por un error que cometí, sépanlo, me fortalecen, generen que refuerce mis convicciones. Eso es lo único que consiguen”.

“En menos de 24 horas, dije esto pasó y no debió pasar. Tengo mucho pasar por lo sucedido y de ese modo me disculpé ante el pueblo, que es a los únicos que les debo una disculpa», reseñó el mandatario y completó: «Yo debí disculparme por una cena que no debió haberse hecho, el único responsable soy yo. Me muevo como un hombre común y, a veces, no me doy cuenta el presidente y debo dar el ejemplo. Pero nunca me van a escuchar pedir disculpas porque cerré el Ministerio de Salud».

Con esa alusión a la decisión su antecesor de degradar a Secretaría la cartera sanitaria, Fernández marcó una sucesión de diferencias entre él y Macri, entre ellas irregularidades del anterior gobierno que están bajo la lupa de la justicia. «Nunca me va a tener que escuchar pedir disculpas porque me arrodillé ante el FMI y endeudé a la Argentina y a generaciones de argentinos como otros hicieron. En Olivos me encuentro con funcionarios, con gente que me necesita, con amigos y amigas, pero no me encuentro con empresarios a los que le doy ventajas y negocios del Estado», dijo.

En tren de diferenciarse de Macri, prosiguió: «Mis hermanos no se benefician con ninguna venta de empresas propias, después de que las autopistas aumentan… Nunca me voy a tener que disculpar por hacer un negocio con los parques eólicos, nunca voy a tener que pedir disculpas por crear una mesa judicial que persiga a los opositores, nunca voy a tener que pedir disculpas por hacer que los espías no ingresen más a los tribunales para presionar a los jueces».

Fernández aseguró también que va a renovar su contrato con la ciudadanía “porque quiero, cuando ya no sea presidente, mirarlos a los ojos y que ninguno me diga: ‘Me dejaste sin cama ni respiradores, me dejaste sin respiradores'». «Voy a utilizar hasta el último día de mi mandato para que todos nos pongamos de pie, para que todos recuperemos los trabajos que teníamos, para que se reabran los kioscos, almacenes, restaurantes y hoteles que se han cerrado. Voy a trabajar hasta el últimos día para que tengamos la vida que nos merecemos, la vida que queremos», prometió.

Kicillof planteó cuál es la discusión de fondo en el país

«Nos trataron de convencer que estas cosas están tan lejos que no vale la pena luchar por transformarlas», insistió el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y pidió recordar las políticas de Cambiemos «no por la campaña, sino porque a hay que decidir para adelante».

«Tenemos que discutir los grandes temas, qué país queremos, qué modelo queremos», convocó Kicillof y recordó que el gobierno macrista dijo que «había que parar la obra pública a la espera de la inversión privada y así terminamos sin universidades, sin hospitales, sin rutas, sin puertos, sin escuelas y sin jardines de infantes. Sin el pan y sin la torta», lamentó.

El mandatario contrapuso esa realidad con la apertura del Centro Universitario de la Innovación y también de los hospitales que permanecieron cerrados sobre la gestión de Vidal y Macri, a pesar de que estaban listos para abrir sus puertas. «Nosotros estamos cumpliendo con lo que prometimos en plena pandemia», destacó Kicillof y cerró: «Pueden distraernos con operaciones, pero esto es lo que transformar la realidad de los argentinos».

Trotta recordó que para el macrismo sobraban universidades

«Algunos decían que sobraban universidades y que los sectores populares no accedían al derecho a la educación universitaria. Estamos llegando con este centro universitario 6 años después de lo planificado porque existió un gobierno que le dio la espalda al sistema educativo», recordó el ministro de Educación, Nicolás Trotta.

Al hacer referencia a las recordadas frases de la exgobernadora María Eugenia Vidal y del expresidente Mauricio Macri sobre la decisión de no abrir nuevos centros universitarios o de «caerse» en la educación pública, Trotta precisó que en los años de Cambiemos la inversión educativa cayó un 33% en el ámbito nacional y un 20% en la provincia de Buenos Aires.

El objetivo del CUDI y dónde se encuentra

En el CUDI se cursarán carreras de diversas universidades nacionales con propuestas de innovación y desarrollo tecnológico, dictadas por la Universidad de Buenos Aires (UBA), la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), la Universidad Nacional de Quilmes (Unqui), la Universidad Nacional de José C. Paz (Unpaz) y la Universidad Nacional de Hurlingham (Unahur).

En el marco del acto autoridades nacionales firmaron el convenio para su puesta en marcha con los rectores Alberto Barbieri (UBA); Héctor Aiassa (UTN); Walter Wallach (Unahur); Alejandro Villar (Unqui), y Dario Kusinsky (Unpaz).

El objetivo de este centro es la «formación de profesionales y la investigación en función de las nuevas necesidades de la sociedad del conocimiento, por lo que contará con tres áreas principales de trabajo en tecnología, biotecnología y salud», según se informó en un comunicado.

La sede del CUDI, que se encuentra en el kilómetro 32,5 de la Ruta 3, cuenta con tres pisos, 5.100 metros cuadrados y una capacidad de albergar a unos 10.000 estudiantes en tres turnos. Posee un auditorio para más de 400 personas, un sector de biblioteca y espacios al aire libre.

Además, su área de investigación contará con dos laboratorios de física y química para las carreras de Biotecnología y Tecnología de los alimentos; un laboratorio de alimentos para la carrera Tecnología de los alimentos, y un laboratorio de informática para las carreras Producción y Diseño de Videojuegos y de Sistemas Informáticos.

Noticia en desarrollo.

Read MoreEl país | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario