La historia de los refranes: «Al que madruga, Dios lo ayuda»

Como en El Quijote (1605) se lee: “El que no madruga con el sol no goza del día”, muchos originan el refrán de hoy en el libro de Cervantes. Pero no, el concepto ya había aparecido en El Lazarillo de Tormes (1554), de Autor Anónimo. No por eso menos eterno.Read MoreEspectáculos – Télam

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario