Jujuy: el operativo retorno del exjuez Pablo Baca

Un texto del exjuez jujeño Pablo Baca, denunciado por violación, fue incluido en una antología junto a los de otros poetas. Su foto y su nombre aparecen en un flyer que anuncia un evento de presentación en el marco de la apertura de la Feria del Libro provincial. Estela Mamaní y Saúl Solano, dos de los escritores que forman parte del título –y que también aparecen en el flyer–, repudiaron el hecho. 

«Baca se ha mantenido en las sombras a partir de la denuncia. Está tratando por estos medios de resurgir, de tomar visibilidad social y política. Se comenta que la financiación para la antología la puso él», dice a Página/12 Solano. “Abrimos la feria del libro 2021” anuncia el flyer e invita para el lunes al Rectorado de la Universidad de Jujuy, donde se presentaría Ochentosos, una antología de los rufianes melancólicos, de la editorial Cuadernos del Duende. A la derecha del flyer se ven los retratos de los autores involucrados, seis ya fallecidxs. En los ochenta, dos ya no escribían: habían sido víctimas de la última dictadura cívico militar.

El expresidente del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy fue denunciado por violación en marzo de 2020 por parte de Ana Juárez Orieta, quien estuvo a cargo de la Dirección Provincial de Estadísticas y Censos hasta enero de 2019. Al momento de la denuncia el exjuez se encontraba de licencia y con un juicio político en curso a partir de audios en los que reconocía la injerencia del gobernador Gerardo Morales en la detención de Milagro Sala. Con su renuncia el juicio político quedó inactivo; respecto de la causa por abuso sexual con acceso carnal no se difunde información. Como escritor, Baca ha publicado cuentos, novelas y ensayos sobre temas culturales, jurídicos y políticos.

El flyer que anuncia la presentación del libro.

En un posteo en Instagram, titulado «Con mis poemas no han de barrer», Estela Mamaní contó que de pronto halló su foto –”antigua, por cierto”– en el flyer de la Feria del Libro y que llamó su atención que el editor Alejandro Carrizo no le hubiera comunicado “por cortesía y respeto” la inclusión de un texto suyo en la antología. Es decir: se enteró tanto de la publicación como del evento mediante el flyer.

“Dejo expreso mi repudio y disgusto por ser incluida en esta antología donde figura el sr. Pablo Baca. Lxs que me conocen bien saben que en esta única vida que tengo me conduzco en coherencia con lo que escribo y lo que pienso”, manifestó. Detalló que su “posicionamiento” fue comunicado a la profesora Ana Lía Miranda, responsable de la selección de poemas y del prólogo. 

Por su parte, el poeta Saúl Solano plasmó su reacción en Facebook. El 7 de agosto recibió por WhatsApp un aviso de la editorial respecto de la «concreción del evento». Consultó qué parte de su obra sería incluida en el libro y no obtuvo respuesta. «Prohibo la difusión de mis obras, cualesquiera que sean y por cualquier medio, sin la consiguiente autorización personal previa», advirtió, al tiempo que alertó sobre el inicio de «posibles acciones legales» a los responsables.

«A mi criterio la antología no tiene que ver con el título: hay dos autores víctimas de la dictadura que ya no escribían en los ochenta», señala a este diario. Se trata de José Carlos Coronel, integrante de Montoneros fallecido en un enfrentamiento armado en 1976, y Alcira Fidalgo, desaparecida, secuestrada por Alfredo Astiz y su grupo de tareas en diciembre de 1977 y trasladada a la ESMA, como precisa en otro posteo crítico de la antología el escritor y periodista Reynaldo Castro. «Es absurda la inclusión de esta gente considerando la participación de este personaje (Baca), quien al margen de la denuncia por violación ha sido uno de los precursores de la creación de causas a Milagro Sala para tenerla bajo cuatro llaves», protesta Solano.

En su post el autor lamentó que algunos de los colegas que integran la antología estén muertos, como Ernesto Aguirre, Alvaro Cormenzana y Rafael «Guigui» Calderón. Hubiera sido bueno «escuchar su opinión». Sobre esto también escribió Mamaní. Autores como Aguirre o Fidalgo promovían en su obra «la libertad, la paz, la democracia, el amor y la defensa de los derechos humanos». 

No es este libro la única reciente incursión cultural del exjuez: en el último tiempo han aparecido canciones con letras de su autoría en YouTube, como la zamba «Jujuy». Castro dice que él las produce, y que también forman parte de un «operativo retorno», luego de que Baca quedara marginado de «los círculos culturales» de la provincia. «No había hecho nunca una canción», agrega el periodista. Tras los repudios de ambos poetas, hubo «cero comunicación» de parte de la editorial. «Supongo que esta antología va a morir antes de nacer», concluye Solano.

Read MoreSociedad | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario