San Juan y Mendoza firmaron un convenio con la empresa israelí Mekorot por el manejo del agua

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, participó junto a los gobernadores de San Juan, Sergio Uñac, y de Mendoza, Rodolfo Suárez, y el secretario general del Consejo Federal de Inversiones (CFI), Ignacio Lamothe, de la firma de un convenio con la compañía nacional de agua de Israel, Mekorot, para la realización del Plan Maestro de Conservación y Gestión del Agua en esas provincias.

En ese encuentro, realizado en el Salón de los Pueblos Originarios de Casa Rosada, De Pedro destacó la necesidad de generar “un gran consenso argentino” sobre la correcta gestión del agua para que “esta política pública se vaya transformando de a poco en una política de Estado”, lo que posibilitará que “las futuras generaciones puedan contar con un recurso tan indispensable como este”.

“El futuro está ligado a una gestión responsable e inteligente de los recursos naturales, y el más esencial es el agua”, añadió el titular de Interior durante la celebración del acuerdo.

De Pedro recordó que, tras un relevamiento hecho por el gobierno nacional, “sobre todas las obras que necesita Argentina para diversificar su matriz productiva”, se concluyó que “el 30 por ciento de esas obras esenciales tiene que ver con gestión de agua, con la administración del agua para la ganadería, la industria, el consumo, y para almacenamiento en épocas de exceso y para gestión del recurso cuando hace falta”. “Entonces el objetivo de este tipo de acuerdos es que sean las bases para ir provincia por provincia, generando la conciencia de que la gestión del agua se debe transformar en una política de Estado”, de manera que “traspase nuestra gestión, y la continúen los sucesivos gobernadores y presidentes”, añadió.

Previamente, Uñac informó que a las actividades económicas y productivas de su provincia “les hace falta adosarle el buen manejo del agua”, por lo que es necesario “comenzar a copiar a los grandes y buenos modelos que se han dado en el mundo”, ya que “el agua es un recurso vital para la vida, pero también para las actividades económicas”. Mientras que Suárez, coincidente con De Pedro, destacó la necesidad de llevar adelante “políticas en conjunto, más allá de la pertenencia política”. “En un tema fundamental como es el agua tiene que haber consensos, no sólo por los que ahora habitamos estos suelos, sino por las generaciones futuras, para que nuestros hijos y nietos no se queden sin este recurso esencial para la existencia humana”, señaló.

También estuvieron en el acto la directora de Programas del CFI, Teresa Oyhamburu; el embajador de Israel en Argentina, Eyal Sela; el vicejefe de la misión de la Embajada de Israel en Argentina, Adam Levene; el cónsul honorario de Mendoza, Andrés Ostropolsky; el coordinador de Proyectos Especiales Internacionales de Mekorot, Diego Berger; el director de Negocios Internacionales en Mekorot, Barak Graber, y el presidente de la Cámara de Comercio Argentino-Israelí, Mario Montoto.

El actual escenario de escasez hídrica que atraviesa la región y, en particular las provincias del oeste de Argentina, refuerza la necesidad de ubicar a la utilización del agua entre los temas centrales en la agenda del desarrollo del país. En ese contexto se inscriben las iniciativas delineadas durante la Misión Técnica por el Agua realizada en abril pasado a Israel -fruto del trabajo coordinado entre el Ministerio del Interior, la Embajada de Israel y CFI- de la que participaron gobernadores y representantes de diez provincias argentinas. Como resultado de esa misión, se estableció una línea de trabajo entre el Ministerio del Interior, las provincias y el CFI en lo relativo al manejo del agua, fomentando la vinculación técnico-institucional entre las administraciones locales y Mekorot.

A través del nuevo convenio, las provincias de Mendoza y San Juan comenzaron a delinear junto a la firma israelí sus planes maestros, como parte de una política hídrica acorde a los desafíos del cambio climático, con la mirada puesta en el actual y el futuro escenario de desarrollo socioeconómico con garantías de seguridad hídrica. Entre varios objetivos, estos planes maestros contemplan el análisis de la situación actual del recurso hídrico; la determinación de proyecciones de la oferta y la demanda hídricas, ordenamiento territorial y matriz económica; la creación de balances hídricos prospectivos; y una propuesta de medidas para diversas situaciones futuras, que incluye medidas estructurales para cada etapa de desarrollo. Para la realización de estos trabajos -que se desarrollarán durante 18 meses- está prevista la conformación de equipos técnicos conformados por expertos de Israel junto a técnicos locales del Departamento General de Irrigación, y de la Secretaría de Agua y Energía, por Mendoza y San Juan, respectivamente.

Leer másEl país | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Leave a Reply