La vida tardó «sólo» 700.000 años en recuperarse tras el fin de los dinosaurios

Deja un comentario