Scratch ¡A programar se ha dicho!

Muchos docentes ya lo han utilizado y si no lo utilizaron lo habrán  visto, porque en gran cantidad de escuelas hay chicos y chicas programando con este novedoso «juego» de informática.

Pero… ¿Qué es Scratch?
Scratch es un lenguaje de programación visual. Su principal característica consiste en que permite el desarrollo de habilidades mentales mediante el aprendizaje de la programación sin tener conocimientos profundos sobre el código.
Esto sumado al fácil entendimiento del pensamiento computacional han hecho que Scratch esté muy difundido en la educación de niños, niñas, adolescentes y adultos.

¿Quién creó Scratch?
Como ya digimos Scratch es un lenguaje de programación visual y fue desarrollado por el Grupo Lifelong Kindergarten del MIT Media Lab (El MIT Media Lab es un laboratorio dentro de la Escuela de Arquitectura y Planificación en el Instituto de Tecnología de Massachusetts).

¿Cual es el uso educativo que se le puede dar a Scratch?
Scratch se volvió popular en Reino Unido a través de los Code Clubs (Red mundial de clubes de codificación gratuitos y dirigidos por voluntarios para niños y niñas de 9 a 13 años). Los Code Club empezaron a usar Scratch como lenguaje introductorio por su relativa facilidad para desarrollar programas y porque las habilidades adquiridas mediante Scratch, se pueden aplicar a otros lenguajes básicos de programación como Python y Java.
Actualmente existen más de 13,000 Code Clubs en todo el mundo. Además, la mayoría de sus proyectos han sido traducidos en 28 idiomas diferentes.

​Los voluntarios, ya sean programadores o desarrolladores de software, invierten su tiempo ejecutando sesiones de Code Clubs, transmitiendo sus habilidades de programación y asesorando a los jóvenes estudiantes a través de un entrenamiento en línea.
Los niños crean sus propios videojuegos, animaciones y sitios web, y además, aprenden a usar la tecnología de manera creativa y lúdica, para ampliar su conocimiento.

programando scratch

Scratch es un lenguaje de programación visual y desarrollado originalmente por el MIT

¿Cómo empezar a utilizar Scratch en el aula?
Una manera de empezar a usar el programa en clase, es aprender basándose en retos con juegos y pequeños proyectos, donde los niños puedan desarrollar su creatividad. A través de tutoriales del MIT se puede aprender desde cero a programar con Scratch, utilizando la guía de iniciación creada por el mismo Instituto.

También existen otros tutoriales de iniciación a la programación para niños como por ejemplo: Cartoon Network o CSfirst de Google. La edad ideal para que los niños se inicien en programación es entre 8 y 16 años, aunque también hay una versión para los más pequeños de 5 a 8 años, llamada Scratch Junior, en formato tableta.

Con esta aplicación, los niños aprenden conceptos relacionados con los ordenadores y otras habilidades relacionadas con las nuevas tecnologías u otras asignaturas. Hay que tener en cuenta que Scratch no sirve solo para la creación de programas, los programadores pueden también crear historias animadas o minivideojuegos.

La flexibilidad que ofrece Scratch permite a los docentes implementar lecciones conceptuales muy visuales, ya que es una herramienta para crear animaciones que ayudan a visualizar conceptos difíciles como podrían ser la mitosis celular, el ciclo del agua, el Termómetro de Galileo o un experimento sobre la Ley de elasticidad de Hook.
En el ámbito de las ciencias sociales, los docentes pueden crear concursos, juegos y tutoriales que estimulen al estudiante. El uso de Scratch permite a las personas jóvenes a entender la lógica básica de la programación y colaborar y construir proyectos creativamente, tanto educativos como personales.

Para trabajar con Scratch, hay dos formas de hacerlo: en línea y fuera de línea:
En la modalidad en línea, el usuario puede acceder desde el ordenador conectándose a través de Internet.
Por su parte, en la versión fuera de línea se debe descargar el programa y se podrá usar sin conexión a Internet.
Además, la página web permite compartir proyectos creados por uno mismo y también se pueden ver proyectos realizados por otras personas, lo que puede facilitar el desarrollo de nuevas ideas o contenidos.

Por otra parte, Scratch propone recursos tanto para los docentes como para los alumnos:
Recursos para docentes: ofrece una guía donde se explica cómo programar las clases y talleres con Scratch así como actividades, estrategias y técnicas para incluir la programación en las aulas.
Recursos para alumnado: proporciona diversos tutoriales para introducirse en el manejo de la plataforma, tarjetas de programación, así como páginas webs para observar experiencias educativas con Scratch.
La comunidad de Scratch para docentes permite a estos seguir aprendiendo y colaborando con otros docentes de otras partes del mundo.​

Web: Scracht

programando con scratch

Scratch, es uno de los mejores recursos digitales para enseñar a programar.

Ver:

Recursos educativos para docentes. Programación con Scratch

Video: Curso de Scratch desde cero en español

 

 

Deja un comentario