Investigadores de Malasia convierten desechos de cultivos de piña en partes de drones

Read MoreCienciaFayerWayer

Investigadores de Malasia encontraron la manera de fabricar partes biodegradables para drones. En específico utilizan restos de los cultivos de piña en el país asiático y los colocan en las aeronaves no tripuladas.

Reseña Slash Gear que la técnica que desarrollan estos investigadores utiliza las fibras que se encuentran en las hojas de piña. Entonces, hacen un material robusto y resistente capaz de soportar en los marcos de las partes. Añaden que los cultivos de esta fruta generan muchos desechos y querían encontrarle un uso sostenible.

Por supuesto que, al tratarse de hojas de un cultivo, es altamente biodegradable. Es decir, que cuando se dañe, puede dejarse tirado en la tierra. En un máximo de dos semanas ya será parte del suelo. Los ejemplares que fabricaron fueron capaces de elevarse aproximadamente 1.000 metros. Además se mantuvieron durante unos 20 minutos en el aire.

Drone pinaple

Los de Malasia quieren drones más grandes

Los investigadores de los fabricantes de Malasia es juntar más de este material y crear drones mucho más grandes. El propósito es hacerlos más amplios y resistentes para que sean capaces de elevar cargas. De esta manera serían dispositivos mucho más funcionales de lo que ya son.

No ofrecieron detalles de como ejecutan el material para convertirlo en la carcaza resistente que resulta de su proceso.

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario