Los gobernadores de la oposición imponen restricciones, pero cuestionan las medidas del Gobierno

“Son unos irresponsables”, dijo el gobernador Axel Kicillof al conocer la comunicación de Juntos por el Cambio respecto a las nuevas medidas, preventivas, establecidas ante la llegada de la segunda ola de la pandemia de coronavirus. El comunicado libertario, desatinado teniendo en cuenta la actual situación epidemiológica del país, fue crítico. Y planteó el rechazo a las medidas, aunque varios de sus firmantes ya establecían controles en sus jurisdicciones. Por caso: La Plata, Olavarría, o la provincia de Mendoza, señalo el gobernador.

En una observación territorio por territorio, las medidas tomadas por cada distrito para prevenir contagios, evidencian la motivación política de esa impostación. Y confirma que, para algunos referentes de Juntos por el Cambio, la palabra no implica compromiso: el frente opositor se opuso en bloque, en el discurso. Así fue comunicado. En la práctica mostró una actitud “irresponsable y oportunista” señaló Kicillof.

La resistencia política de la oposición asume así el carácter de un capricho ante las medidas definidas por el gobierno nacional para contener la propagación del virus. No solo por la dimensión “irresponsable” que desestima la protección sanitaria de la ciudadanía. También por su falta de palabra. Hay municipios bonaerenses de Juntos por el Cambio que también tomaban medidas antes del anuncio: La Plata y de Olavarría son ejemplo.

En La Plata la gestión del intendente PRO Julio Garro, informó que, por el nivel de casos, se estudia la posiblidad de cerrar las escuelas por corto plazo. En Olavarría, el intendente PRO, Ezequiel Galli, ya impuso controles acoplados al DNU de Nación. Ya, los municipios con problemas epidemiológicos deben rendirse ante la evidencia: la suba de casos implica restricción.

A estas incongruencias se suman quienes firman el texto que defiende no cambiar la fecha de las PASO, como los gobernadores radicales, entre ellos Morales, y ya manifestaron su interés por suprimirlas. “Nos preocupa que frente al fracaso de la estrategia sanitaria del Gobierno la respuesta sea insistir con restricciones excesivas”, fue la frase que causó más tensión con la administración nacional.

Los oportunistas

Mendoza y Corrientes habían tomado medidas restrictivas antes del anuncio. En la provincia cuyana ya se había restringido la circulación y las actividades turísticas. Esta semana, el gobernador radical Rodolfo Suarez se acopló a las medidas nacionales.

Los datos políticos ponen en evidencia la desconexión entre los representantes de la mesa de Juntos por el Cambio, que mientras firman una cosa a nivel nacional, hacen lo contrario en sus provincias. El gobierno radical de Mendoza tenía restricciones sobre varias actividades, entre ellas las turísticas, esenciales en esa provincia, ya antes del anuncio. Por el aumento de casos, 24 horas después del anuncio y del comunicado, el gobernador Rodolfo Suarez restringió la circulación entre las 0.30 y las 5.30. Al día siguiente, anunció el DNU provincial de acople a las medidas nacionales

Otro parámetro es Corrientes. Si bien no decretó restricciones a nivel provincial, lo hace por municipios. La provincia padece hoy cuatro focos: Mercedes, La Cruz, Goya y Curuzú Cuatiá. Se dispusieron restricciones en las cuatro jurisdicciones. El gobernador Gustavo Valdés ratificó el viernes “la estrategia de fases en cada localidad para seguir controlando la pandemia”. Se prohíbe la circulación y el turismo. Reuniones familiares sólo de “hasta 10 personas”. Y en Mercedes se anunció que “desde las 00 de este sábado queda prohibida la circulación de toda persona hasta las 6”.

Mientras tanto, la localidad de Mercedes reportó el viernes 185 casos activos y crece la preocupación por un brote masivo. Se prohibieron las reuniones sociales de más 10 personas y sólo se permiten las ceremonias de culto con la misma cantidad de gente. Los devotos del Gauchito Gil, deberán encomendarse desde el espíritu y encender velas en sus casas, no hay peregrinación al santuario. El Gauchito lo entiende.

La provincia

Otro mapa se plantea sobre la provincia de Buenos Aires. Según la tendencia la medida provincial establece el cambio de fases: Trenque Lauquen está en Fase 3 –prohibición de circular de 0 a 6 y cierre de comercios de 20 a 6–, y Mar del Plata, en la misma condición epidemiológica ya anunció su fase 4: restricción total entre las 0 y las 6. Hay 40 municipios que retroceden a Fase 3 -entre ellos todos el AMBA-, 79 ciudades siguen en Fase 4 –entre ellas Mar del Plata–, y otras 16 permanecen en Fase 5.

Fuera de esa escala están La Plata, Berisso y Ensenada, hoy la zona del país con mayor velocidad de contagio. Allí se retomó casa por casa, la búsqueda de casos. Desde La Plata, ya se derivan pacientes a otros hospitales confirmó el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak.

En Olavarría, Ezequiel Galli, prioriza «el no colapso del sistema de salud” ante el aumento de contagios. Se diferenció de la postura de Juntos por el Cambio «por el respeto de las libertades» por el aumento de casos. Los “controles intentan sostener lo comercial y productivo que impacta en el bolsillo del vecino”, dijo en declaraciones efectuadas radiales. “Todo empezó el 23 de marzo, el día que tuvimos un pico importante. Vimos que los casos venían en alza y crecía la ocupación hospitalaria, por eso iniciamos medidas restrictivas”, relató.

En esa ciudad, en Semana Santa se restringió el horario nocturno, se suspendieron las visitas a geriátricos y las reuniones sociales de 20 a 10 personas. Pero el lunes «la situación se complejizó con 254 casos, en casi 600 testeos» y se suspendieron «las competencias deportivas». 

Trenque Lauquen, donde Miguel Fernández esta de licencia, conduce el interino Esteban Vidal (UCR), se confirmó que la ciudad ingresó a los 49 distritos en Fase 3. Fueron considerados lugares de `Alto Riesgo Epidemiológico y Sanitario’  por los brotes o aumentos repentinos de casos positivos “que verifican transmisión comunitaria”. En estos municipios en Fase 3, las actividades comerciales no podrán desarrollarse entre las 20 y las 6. La gastronomía, no podrán funcionar entre las 23 y las 6. Las personas no podrán circular entre las 0 y 6.

¿Hipocresía o cinismo?

La duda pivotea entre el oportunismo y la mentira respecto a los funcionarios de la oposición que se posicionaron contra las medidas, pero mantienen restricciones en sus territorios. Con la llegada en alta intensidad de la nueva ola del virus, las medidas parecen pocas en lugares donde la tasa de contagios supera toda previsibilidad. En otros se ejecutan según las estadísticas locales. Jujuy apuesta a no cerrar actividades. La consigna es “responsabilidad en el cuidado”. Lo mismo en provincia de Buenos Aires, en municipios como San Isidro, o Vicente López.

En Jujuy, tras las medidas, Gerardo Morales ratificó su decisión de no modificar “la actual situación económica, administrativa y educativa de Jujuy”. Desde la gobernación indicaron que “cualquier decisión que eventualmente se adopte y modifique este escenario, será oportuna y debidamente comunicada”.

Read MoreEl país | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario