Alberto Fernández sobre el fallo de la Corte: «Voy a cuidar la salud de los argentinos por más que escriban muchas hojas de sentencias»

El presidente Alberto Fernández dijo sentirse «apenado» por la «decrepitud del derecho convertido en sentencias», al referirse al fallo que emitió hoy la Corte Suprema sobre las clases presenciales alineado a la postura de Horacio Rodríguez Larreta. «Voy a cuidar la salud de los argentinos por más que escriban muchas hojas de sentencias», agregó el máximo mandatario sobre la resolución judicial, al anunciar un nuevo plan que reforzará la conectividad en las escuelas con una inversión de 20.000 millones de pesos y 633 mil computadoras.

«Yo que soy un hombre que ama el estado de derecho y que reivindico el estado de derecho y que respeto las sentencias judiciales, también como hace 30 años que enseño Derecho en la Universidad de Buenos Aires, no saben lo que me apena ver la decrepitud del derecho convertido en sentencias. Pero bueno, es el tiempo que me ha tocado, también deberemos luchar contra eso», fueron las palabras con las que el presidente se refirió, sin hacerlo de forma directa, al fallo de la Corte Suprema, que se pronunció sobre el DNU 241 del gobierno nacional señalando que este violó la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires al suspender las clases presenciales.

«Hay un virus que el ojo humano no ve pero que ataca de modo impiadoso no solamente la salud, sino también la vida y la economía de nuestros pueblos. Ese es el verdadero enemigo que tenemos. Nada de lo que hacemos lo hacemos para complicarle la vida a nadie. Lo hacemos para preservar la salud y la vida de nuestra gente. Y contra eso, dicten las sentencias que quieran, vamos a hacer lo que debemos«, puntualizó Alberto Fernández. 

La apuesta por dotar de herramientas virtuales a los alumnos y docentes

El mandatario anunció la puesta en marcha del plan Juana Manso, un nuevo plan de conectividad para alumnos y docentes de todo el país. 

«Es un día para mi de alegría porque el acceso a internet hoy para un niño, niña o joven es lo que en mi época era poder acceder a un libro. Vivimos un tiempo en que el conocimiento es central. Las sociedades ricas son las que se educan, las que cultivan el conocimiento, las que desarrollan la ciencia y la tecnología», comenzó su discurso el presidente.

«Cuando uno mira en muchas latitudes del mundo países que se han fundado sobre lagunas de petroleo, gas, energía, ve tanta pobreza y se pregunta ¿por qué pasa eso?. Y es porque otros países desarrollaron la inteligencia y técnica necesaria para poder llevarse esa energía, llevarse una tajada de eso», continuó en ese sentido.

Por eso, indicó Fernández, es importante «desarrollar inteligencia con criterios de igualdad. Cuando en algún momento dije ‘no me vengan con esto de la meritocracia’ fui muy vapuleado. El mérito existe, no cabe ninguna duda. Pero para que valga como tal exige que todos partan de un mismo punto de partida, porque sino algunos tienen más ventajas que otros y por lo tanto el mérito de los que están más atrás generalmente no alcanza para poder llegar a la meta».

«Tratar de que todos partan de un mismo punto tiene mucho que ver con esa sociedad igualitaria a la que tanto aspiramos», completó, haciendo referencia a las banderas que defiende el peronismo. «Nosotros venimos de un espacio político que ha hecho del desarrollo humano y del trabajo un eje central. Ese espacio nació reclamando la libertad del coronel del pueblo que desde la Secretaría del Trabajo y Previsión empezó a darle derechos a los que trabajan. Y la sociedad argentina nunca se olvidó de él, porque allí conocieron el derecho a vacaciones, aguinaldo y el derecho a sindicalizarse», dijo en ese sentido.

Y añadió, volviendo a las características del plan Juana Manso: «Cuando decimos que ponemos en marcha este plan para llevarle a los chicos y chicas de Argentina el acceso a internet para poder conocer, para poder estudiar, para poder conectarse, lo hacemos construyendo estas computadoras en 8 empresas argentinas que nos van a dar 700.000 netbooks al cabo de este año, que es exactamente lo mismo que se entregaron en los cuatro años que precedieron nuestra llegada al gobierno«, apuntó, en referencia a la desinversión educativa durante el macrismo. 

«Lo que estamos haciendo es continuar aquello que empezó Cristina, que discontinuó quien me precedió y que ahora yo tengo la obligación moral de volver a poner en marcha», señaló Fernández, porque eso es «lo que nosotros hacemos, pensar en nuestra gente mientras otros piensan en sus negocios». 

Esta nueva inversión en netbooks, continuó, irá acompañada del plan Conectividad, que lleva fibra óptica «a todos los rincones del país». «Ahora el Estado es quien más conectividad tiende, porque en los años que me precedieron esperaban que lo hagan los capitales privados. Pero los capitales privados van donde es negocio llevar la conectividad. Y nosotros llevamos conectividad donde hay una necesidad, porque donde hay una necesidad hay un derecho«, insistió.

Durante la conferencia de este martes, Fernández también se refirió al discurso reciente del presidente estadounidense Joe Biden, también elogiado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. «En su discurso de inauguración, formidable, llamó a cuidarse en la pandemia como lo hizo cuando era opositor y gobernador de Estados Unidos. Y llamó a promover el mayor programa de empleo de la historia de Estados Unidos», repasó. 

«¿Cómo lo hará? Con más recursos, pero del mismo modo que nosotros, promoviendo la obra pública», puntualizó, al recordar que en Argentina el gobierno nacional duplicó el presupuesto de la obra pública «pensando en cuántos puestos de trabajo se podían crear y cuánto esa obra pública podía motorizar la economía».

Plan Juana Manso

Según precisaron las autoridades, el plan se iniciará con una primera entrega de 80 mil equipos en julio, a la que seguirán nuevas entregas cada 30 días. La prioridad la tendrán los establecimientos con alumnos que han tenido baja o nula continuidad pedagógica en 2020 y la distribución comenzará en aquellas provincias de menor nivel socioeconómico y con mayor porcentaje de estudiantes desvinculados.

La iniciativa, presentada junto al ministro de Educación, Nicolás Trotta, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, entre otres, incluirá también formación docente y una plataforma federal educativa que permitirá la creación de aulas virtuales.

La fabricación de las netbooks, que generará 2000 puestos de trabajo, se llevará a cabo en plantas ubicadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Rosario y las provincias de Tierra del Fuego y de Buenos Aires.

Read MoreEl país | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario