Denuncian presiones y sanciones para los alumnos porteños que no participan de las clases presenciales 

Madres y padres de alumnos de escuelas porteñas manifestaron ante el Ministerio de Educación nacional su profundo malestar por sanciones y presiones en el marco de las clases presenciales dispuestas por el Gobierno de la Ciudad. En una reunión con el ministro Nicolás Trotta, el secretario de derechos Humanos, Horacio Pietragalla, y otros funcionarios, familias de estudiantes expresaron situaciones de angustia frente a la decisión de no enviar a sus hijas e hijos a las escuelas en zonas en alarma epidemiológica. Educación y la Secretaría de Derechos Humanos, que abrieron un canal de contacto para recibir denuncias de la comunidad educativa, vienen relevando medidas punitivas y sancionatorias adoptadas por las autoridades porteñas, como la notificación de quita de vacante, cómputo de inasistencias y falta de educación virtual o a distancia para quienes optan por no concurrir a clases presenciales. 

Las familias de alumnos expresaron no tener canales de comunicación con las autoridades educativas porteñas y no sentirse acompañados, y solicitaron que el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, convoque a una mesa de diálogo: “Ampliaron la grieta entre las familias mismas, entre quienes tenemos temor de mandar a nuestras hijas e hijos en este contexto y quienes quieren sostener la concurrencia aún en este contexto. Necesitamos que el Gobierno de la Ciudad nos escuche”.

Trotta planteó que «la política tiene que generar tranquilidad a las familias en un momento de tanta angustia. He sido y sigo siendo un defensor incansable de la presencialidad en las escuelas, pero con normas sanitarias y epidemiológicas claras que preserven la salud. Somos promotores de la búsqueda del equilibrio entre la presencialidad y la no presencialidad, porque priorizamos la educación. Y esa es nuestra agenda de trabajo. Cuando en 2020 teníamos más dudas que certezas, nos apoyamos en los consensos, en el diálogo constante con mis pares jurisdiccionales y los especialistas. Pero hoy ese espacio de unanimidad se ha complejizado por especulaciones electorales”.

Pietragalla consideró que los datos epidemiológicos de las últimas semanas son alarmantes. «Detrás de estos números hay dolor, hay vidas y el sufrimiento de una familia. No queremos que estas cifras sigan reproduciéndose. La vida es el pilar fundamental en las políticas de defensa de los derechos humanos. En este escenario de emergencia sanitaria nuestra posición es muy clara: ningún padre o madre debería tener que elegir entre educación o salud. Es educación con salud y esa es la consigna con la que se deben llevar adelante las clases en el AMBA y el resto del país”.

El encuentro, que se desarrolló de manera virtual, contó con la participación de Mariano Przybylski, director nacional de Políticas contra la Violencia Institucional, y también asistieron las diputadas nacionales por CABA, Gisela Marziotta y Paula Penacca; los legisladores porteños Lorena Pokoik y Santiago Roberto; y diversos colectivos de la comunidad educativa: La vacante es un derecho, Familias del Mariano Acosta, Cooperadores escolares, Escuela 6 DE 16 Luis Pasteur, Familias por la escuela pública, Familias por el Retorno Seguro, entre otras.

Read MoreEl país | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario