Poder Judicial: tres de cada 10 continúan en trabajo remoto

La pandemia de coronavirus ha alterado de manera sustancial la manera en que los organismos públicos y las empresas privadas organizan sus modalidades laborales.

La Justicia provincial, luego de la cuarentena dura del primer semestre de 2020, se fue flexibilizando las tareas hasta llegar a la situación actual en la que casi siete de cada 10 empleados de todas las jerarquías asiste todos los días.

Los datos pertenecen a un informe elaborado por Recursos Humanos del organismo y corresponden a todos los juzgados y organismos que forman parte del Poder Judicial de la Provincia de Córdoba.

De acuerdo con el relevamiento realizado la semana pasada, del total de cerca 8.441 empleados, el 67 por ciento trabaja bajo la modalidad presencial. Esto es, poco más de 5.600 trabajadores.

Los restantes, unos 2.780 (el 33 por ciento del total), desempeña alguna forma de trabajo remoto.

Según se indica en el informe, el 24,5 por ciento del total de empleados lleva a cabo una modalidad híbrida. Es decir, asiste algunos días y otros, hace teletrabajo.

“En cada dependencia o juzgado hay libertad respecto de cómo organizar el tema de las burbujas. Algunos alternan cada 15 días, otros lo hacen por semana. La idea es cumplir con las autorizaciones respecto de la cantidad de gente que puede haber en cada momento”, explicaron.

Del total de 8.441 empleados, un 8,5 por ciento realiza trabajo remoto el 100 por ciento del tiempo. “Es gente que no puede exponerse por razones de edad o por algún tema de riesgo por alguna patología”, ampliaron.

En Administración Central

El dato está en línea con lo que ocurre en el resto de las reparticiones provinciales que no están dentro de los grupos esenciales (Seguridad, Salud y Educación), donde aproximadamente entre el 20 y el 25 por ciento está llevando a cabo trabajo remoto, según un cálculo apoyado en la cantidad de VPN (accesos remotos) renovados por la Provincia este año.

En el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) también manejan los mismos números.

Su secretario general, José Pihen, estima que “un 20 por ciento de la gente de la administración central está haciendo teletrabajo, aproximadamente”.

De ese universo, muchos están bajo el paraguas del Ministerio de Finanzas, que ha sido el que más ha impulsado esta modalidad.

En este sentido, Pihen, también legislador provincial por el oficialismo, le había dicho a La Voz que espera que el Ejecutivo le dé el apoyo a un proyecto que presentó para que materializar una legislación provincial específica para quienes hacen teletrabajo en la Provincia.

“Se niega, y sin el apoyo del Ejecutivo, no se va a tratar”, lamentó Pihen.

“La idea nuestra es que sea un piso mínimo de garantías, que regule el respeto a la jornada laboral, porque hay casos de gente a la que llaman a cualquier hora; por otro lado, queremos un reconocimiento o compensación por los gastos extra que este tipo de trabajo supone”, explicó.

Para Pihen, una modalidad que se puede implementar es la que lleva a cabo Finanzas, donde “la mayoría de las reparticiones lo hace online y, por una normativa que rige sólo para la gente de ese Ministerio, reciben una remuneración adicional, como un bono, que hoy debe estar en unos 2.500 pesos”.

Además, dijo que les dieron acceso a facilidades crediticias para comprar PC nuevas.

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario