Marchas y detenidos en varias ciudades

Miles de personas salieron este martes a las calles en distintos puntos de la Argentina para manifestarte en contra del nuevo período de confinamiento estricto determinado por el Gobierno nacional para intentar desacelerar la segunda ola de la pandemia de Covid-19.

Hubo marchas en Buenos Aires, La Plata, Mendoza, Tucumán, Santa Fe, Salta y Catamarca. En Rosario y en Santiago del Estero hubo detenidos, y en Formosa, demorados.

Una de las concentraciones más grandes fue en el Obelisco porteño, donde se congregaron ciudadanos organizados y otros autoconvocados que cuestionan las restricciones. También comerciantes y profesionales que advirtieron sobre su situación de “quiebra” económica. “No damos más”, fue una de las frases más recurrentes entre quienes pidieron al Gobierno que flexibilizara las restricciones para impulsar el consumo. Gastronómicos, hoteleros, dueños de gimnasios, de estudios jurídicos y contables, entre otros.

La agrupación Jóvenes Republicanos colgó una bandera en las rejas perimetrales del Obelisco y dispuso enormes paquetes de polenta denominada “Presto Pobre”, para denunciar el avance del hambre en la Argentina.

Son la juventud de Unión Republicana, una corriente interna del PRO que preside Patricia Bullrich y es liderada, entre otros, por el exfuncionario macrista Ramón Lanús; los abogados Martín Pugliese e Inés Liendo; el coronel retirado Abel Catuzzi, y el brigadier retirado Vicente Autiero.

Durante varias horas, los manifestantes cantaron el Himno nacional envueltos con banderas argentinas y atuendos celestes y blancos. También aparecieron carteles pidiendo “cárcel para Cristina Kirchner” y “que se vayan los corruptos” del Gobierno.

Fuentes policiales consultadas por La Voz señalaron que los cálculos daban cuenta de unas cinco mil personas concentradas en las inmediaciones del Obelisco. Entre quienes convocaron por redes sociales, señalaron que hubo “más de 10 mil”. “Vine por la dictadura sanitaria que estamos viviendo”, dijo una mujer que se identificó como Paulina Cuenca, activista de Nueva Centro Derecha, una de las organizaciones civiles convocantes a través de las redes sociales.

Cuenca afirmó que la política sanitaria del Gobierno es “un desastre” y se quejó porque “se vuelve a cometer el mismo error”. “Estamos proponiendo otro confinamiento, otro receso económico, dinero que se pierde… me da mucha bronca, te están quitando las libertades”, dijo.

Frente a la quinta de Olivos, donde estaba el presidente Alberto Fernández, un grupo de manifestantes desplegó una larga bandera argentina con la leyenda Libertad. Allí también se cantó el Himno. “Queremos libertad, que nos dejen trabajar y que abran las escuelas”, dijo una mujer que se identificó con el nombre de Susana. Caída la noche, prendieron velas en la vereda de la quinta para “orar por el fin de la cuarentena”.

En el Obelisco como en Olivos y en otros puntos del país se escucharon quejas y leyeron pancartas contra el Gobierno por la “falta de vacunas” contra el Covid-19 y por su “impericia” para conseguirlas.

En la ciudad de Rosario, la Policía dispersó a manifestantes anticuarentena y a médicos negacionistas frente al Monumento a la Bandera y por un momento la situación se desmadró debido a la resistencia de los asistentes y al avance de los agentes.

La protesta había sido convocada por la organización Médicos por la Verdad Argentina, según la cual la pandemia es una mentira y forma parte de un complot orquestado por el creador de Microsoft, Bill Gates. Sus adherentes no llevaban tapabocas. Allí, al menos 30 personas fueron detenidas por resistencia a la autoridad y violación de las disposiciones sanitarias dictadas por el gobernador Omar Perotti, en consonancia con Nación.

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario