Córdoba sin colillas

El Concejo Deliberante de Córdoba aprobó el proyecto de ordenanza que prohíbe arrojar filtros, colillas de cigarrillos o cigarros en la vía pública y en espacios comunes de uso público.

Este nuevo reglamento fue el resultado de la compatibilización de dos expedientes internos: uno iniciado por la concejala Natalia Quiñonez, del bloque Hacemos por Córdoba, y el otro del concejal Juan Negri, del bloque Córdoba Cambia.

Quiñonez destacó que la iniciativa es motivada por cuestiones de seguridad, higiene y ambiente. “La ordenanza establece que una vez promulgada, el DEM tiene 180 días para poner en marcha una campaña de educación, información y concientización que seguramente nosotros acompañaremos”, agregó.

El objetivo de este proyecto es lograr que la Ciudad de Córdoba se encuentre limpia, ordenada y con las mayores calificaciones en materia de paisajismo urbano.

Consecuencias ambientales

Las colillas no son biodegradables ni compostables. Aunque la gran parte de lo que tiene adentro el cigarrillo y su envoltorio se desintegran al fumarse, no todo se quema. Billones de filtros de cigarrillo, también conocidos como colillas, quedan en el medioambiente. Se estima que sólo la tercera parte va a la basura mientras que el resto se arroja a la calle, no contribuyendo con la higiene de la ciudad. Además, se presta a la posibilidad de causar un incendio.

Las consecuencias ambientales son graves ya que los filtros de cigarrillos están hechos de acetato de celulosa. No sólo se arroja plástico sino nicotina, metales pesados y químicos. La mezcla de toxinas dentro de un filtro de cigarrillo hace que una sola colilla pueda contaminar hasta 60 litros de agua.

Estas colillas representan la primera fuente de basura en el mundo. 4,5 billones de colillas de cigarrillo terminan en sanitarios y ductos pluviales cada año.

En un informe de 2017 sobre el impacto ambiental del tabaco, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que cada año se generan entre 340 y 680 millones de kilos de residuos procedentes de la industria del tabaco.

Por esta razón, el problema ambiental que acarrean las colillas es local y mundial. Eso implica que la ciudad de Córdoba, con esta nueva ordenanza, contribuirá con acciones concretas para mitigarlo.

“Esta ordenanza es el comienzo de un importante proceso en materia de colillas, generador de conciencia ambiental y que, junto al modelo de economía circular y políticas públicas ambientales repensadas en términos de globalización, permitirá que la ciudad de Córdoba esté a la vanguardia de la protección del ambiente que garantizará la sostenibilidad para las generaciones presentes y futuras”, subrayó Quiñónez.

Para seguir al Concejo Deliberante por redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/concejocba/

Facebook: https://www.facebook.com/ConcejoCba/

Twitter: https://twitter.com/concejocba

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCGHuCtDDvFtQG3bY415Mdww

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario