Atentado a Cristina Kirchner: Larreta opta por polemizar sobre el feriado

La idea fue cambiar la agenda que se instaló desde el intento de asesinato a Cristina Fernández de Kirchner. El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, buscó recuperar la iniciativa con una conferencia de prensa en la que anunció que en la Ciudad se recuperará el feriado decretado el viernes pasado producto del atentado. Así buscó mostrarse cerca de “la agenda de la gente” y calificó lo ocurrido con el intento de asesinato como un tema “que nada tiene que ver con lo que preocupa a los argentinos”. Retomando la lógica polarizadora, Larreta además acusó al “kirchnerismo” de “proponer una ley mordaza”. La vocera presidencial Gabriela Cerruti le contestó que no existe ningún proyecto de ley en tratamiento de esas características. Desde el gremio docente UTE-Ctera, le recordaron el estado edilicio de las escuelas y las 50 mil vacantes que faltan.

Larreta optó por buscar atacar desde uno de los puntos que la derecha eligió para cuestionar algo en el clima posterior al atentado: el feriado. Así, el jefe de Gobierno se plantó en una conferencia de prensa con su ministra de Educación, Soledad Acuña, y aseguró que el 31 de octubre se recuperará el día de clase perdido porque “no todo da lo mismo”. Ese día había unas jornadas docentes que, de un plumazo, Larreta suspendió. “No podemos seguir enfrascados en temas que nada tienen que ver con lo que hoy les preocupa a los argentinos”, aseguró Larreta sobre el atentado. 

Pero ese no era el objetivo real de la conferencia de prensa, sino reinstalarse como el principal candidato opositor (rol que le disputan varios en Juntos por el Cambio). Por eso, a continuación, pasó a asegurar que “el kirchnerismo intenta distraer y propone una ley mordaza. Con el argumento de que la culpa de todo lo que pasa es del periodismo, la Justicia y la oposición, buscan controlar la libertad de expresión. No lo vamos a permitir”. Aseguró que la supuesta norma podría incluir el control de todo lo se diga en las redes sociales. El jefe de Gobierno pareció olvidarse que el gobierno de Cambiemos fue –hasta ahora– el único que detuvo personas por lo que tuiteaban.

“En vez de callar al que piensa distinto, propongo más libertad. En lugar de la censura, propongo más libertad. En lugar de la ley mordaza, propongo más libertad”, coreó Larreta, en busca del votante de Milei. Así, redondeo una conferencia de prensa que estuvo más cerca de la campaña presidencial que de un anuncio de gobierno.

¿Y la ley?

“No hay ningún proyecto que se esté analizando y que vaya en línea con lo que dicen. Los medios instalan su propia realidad”, le respondió la vocera presidencial Gabriela Cerruti, sobre la supuesta ley para combatir el discurso de odio en redes y medios.  La funcionaria precisó que dicha norma no sería necesaria con la legislación actual en la Argentina: “En la Argentina ya hay legislación. Desde la Ley de la defensa de la Democracia de Alfonsín hasta nuestro Código Penal. La ley de discriminación lo incluye, la ley contra la violencia de género y la ley de medios lo incluyen”, advirtió.

Pero la denuncia de una ley fantasma no fue lo único por lo que salieron a cruzar a Larreta. Su decisión de volver a embanderarse con la educación, le trajo la respuesta del gremio docente UTE-CTERA, que publicó un comunicado titulado: “No permitiremos la banalización de la violencia política”. “Larreta plantea su preocupación por los días de clase perdidos, mientras desde hace años reduce y subejecuta el presupuesto educativo, las escuelas siguen en condiciones edilicias deplorables y hay 50 mil chicxs sin vacante que no tienen acceso ni a un solo día de clases”, remarcaron desde el gremio docente.

“Este anuncio se hace primero a los medios de comunicación, en un nuevo capítulo de su estrategia de marketing electoral, polarizando con la fuerza política que conduce el Estado Nacional actualmente, negando la gravedad institucional que tuvieron los sucesos del jueves 1 por la noche”, advirtieron. “Pone el foco en el feriado dictado justamente para llamar a la reflexión de la sociedad toda para capitalizar políticamente para su campaña presidencial y posicionarse en la interna de su propio espacio político. Desde la UTE continuamos exigiendo al gobierno de la ciudad que deje de lado la campaña electoral, no profundice esta política negacionista y garantice el presupuesto educativo y las vacantes para una escuela pública de calidad para todxs”, reclamaron.

Por su parte, la legisladora del Frente de Todos Claudia Neira advirtió a este diario que “las declaraciones de Acuña y Larreta muestran una vez más la utilización política de la educación que realizan en la Ciudad. El feriado nacional del pasado viernes fue una oportunidad para que, como argentinos y argentinas, reflexionemos y pongamos en consideración un hecho gravísimo que nos atraviesa como sociedad”. “Acuña resolvió aprovechar políticamente esta situación, dejando de lado la jornada de mejora institucional pautada, donde se deberían desarrollar los lineamientos pedagógicos de las instituciones”, indicó Neira. “Es llamativo, además, que el Gobierno Porteño se muestre pasivo frente a los días perdidos en decenas de escuelas ante las plagas de ratas o la falta de apertura de concursos docentes, hechos por los que las comunidades educativas reclaman hace tiempo”, recordó.

Leer másEl país | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Leave a Reply