«Larreta busca atacar a la docencia, pero no nos puede doblegar»

Frente al intento de pasar la capacitación a los sábados, la docencia porteña convocó a un paro para este jueves 22. Eduardo López, secretario adjunto de UTE-CTERA, analizó los motivos del paro y la necesidad de poner un freno a las «medidas unilaterales» del Gobierno de la Ciudad.

Luego de un plenario de delegadxs, la docencia porteña nucleada en UTE-CTERA votó la realización de un paro por 24 horas para este jueves 22 de septiembre. Esta medida de fuerza irá acompañada de la realización de actividades descentralizadas y territoriales -tales como abrazos a las escuelas, semaforazos, asambleas y clases públicas- contra «el atropello a los derechos laborales conquistados históricamente». El paro docente también contará con la adhesión del gremio ADEMYS.

Eduardo López -secretario adjunto de UTE- analizó los motivos del paro y la necesidad de poner un freno a las «medidas unilaterales» del Gobierno de la Ciudad, entre las que se destacan el traslado de la capacitación docente a un día no laboral vulnerando el derecho estatutario a capacitarse en servicio. «Seguimos diciendo junto a la comunidad educativa que las escuelas son espacios de pensamiento, conocimiento y reflexión. No son lugares de marketing ni de flexibilización», planteó en diálogo con El Grito del Sur.

¿Por qué decidieron realizar un paro docente este jueves 22 de septiembre?

Ante la decisión del Gobierno de la Ciudad de pasar la jornada de capacitación a los sábados, que es un horario no laborable, consideramos que se trata de un retroceso porque la declaración jurada que los maestros firmamos en el año 1958 -cuando se sancionó el estatuto docente- plantea que la jornada es de lunes a viernes. Estamos de acuerdo con la capacitación, pero tiene que ser en horario laboral como siempre ha sido. No hay que ir un sábado a la escuela a reflexionar, eso es puro marketing.

¿Qué otros reclamos están efectuando en el marco de este paro?

El buen funcionamiento de la obra social, aumento salarial y reapertura de paritarias, porque el aumento otorgado por parte del Gobierno de la Ciudad es del 72 por ciento pero estamos frente a una inflación que puede llegar al 90 por ciento. También reclamamos diálogo y basta de maltratos. Esta última medida unilateral fue con la excusa de recuperar un feriado que teóricamente es un día perdido de clases, en ocasión a lo decretado por el intento de magnicidio contra la vicepresidenta. Fijate cuánto cinismo, lo toman como un día perdido cuando en realidad fue una gran jornada de reflexión nacional sobre la paz y la democracia. El funcionario que decidió esto es el mismo que puso volquetes con piedras frente a la casa de Cristina, así que no me sorprende.

¿Cuáles son las intenciones del Gobierno de la Ciudad detrás de la búsqueda de pasar a los sábados las jornadas de capacitación docente?

Primero buscan atacar a la docencia, pero nosotros no nos doblegamos y no nos vendemos ni nos pueden quebrar. Por ello invierten más en baldosas que en educación o infraestructura escolar. A las baldosas las pueden pisotear, pero a la educación no. En segundo lugar, ellos intentan una reflexión por fuera del horario escolar. Nosotros somos docentes, por lo que la reflexión y el pensamiento son parte de la educación. Cuando hace poco falleció una niña en situación de vulnerabilidad social en una escuela de Barracas, la comunidad pedía una jornada de reflexión pero (el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez) Larreta no quiso. Finalmente la terminó dando. Que Larreta no nos puede doblegar es un reconocimiento, él felicita a los jueces y premia a los medios que le responden con pauta.

Eduardo López. Fotos: Catalina Distefano

¿Qué pretenden Larreta y Acuña al poner a los y las docentes como adversarios políticos?

A nivel marketing, Larreta simula querer a los docentes y no a los sindicalistas diciendo que le interesa la educación y cada día de clase. El pueblo quiere a la educación, entonces él intenta hablar bien del tema pero somos los docentes quienes nos encargamos de garantizar las clases. Después está la ideología, que es bajar el presupuesto educativo. No puede reconocer eso, porque los focus group contradicen esa postura. A Larreta le molesta todo lo que pasa en el territorio escolar: la reflexión, el amor a la patria, decir que los héroes no estaban angustiados (de independizarse de España), no decir que es lo mismo una ballena y un guanaco que San Martín y Belgrano (en los billetes), que haya clases y estén todos incluidos, etc. Larreta pretende ampliar privilegios, pero la educación amplía derechos.

¿Te preocupa que el año que viene el Pro vuelva a utilizar la educación y el hostigamiento a la docencia como ejes centrales de su campaña política?

No, me preocuparía que felicite a los docentes y a sus sindicatos como felicita a los jueces y al Consejo de la Magistratura. El 95 por ciento de los jueces de la Ciudad responde a Larreta y, en cambio, todos los docentes respondemos a las currículas y enseñamos, sean pobres o ricos. Lo hacemos con el mismo amor, sean los hijos y sobrinos de Larreta o los hijos y sobrinos de cualquier habitante de un barrio humilde. Ahí tenemos una diferencia insalvable con el jefe de Gobierno.

¿Qué mensaje contundente pretenden dar al Ejecutivo porteño tras finalizar esta nueva jornada de lucha?

Larreta no nos puede doblegar, seguimos diciendo junto a la comunidad educativa que las escuelas son espacios de pensamiento, conocimiento y reflexión. No son lugares de marketing ni de flexibilización.

Leer másGráficaUTE

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario