Un telescopio hecho de polvo lunar

La NASA ha dado el primer paso hacia la instalación de un observatorio astronómico en la Luna: la construcción de un espejo hecho con un compuesto basado en el polvo lunar.
Un telescopio gigante en la Luna ha sido el sueño de muchos astrónomos desde los albores de la era espacial. Un telescopio lunar del mismo tamaño que el Hubble (2,4 metros de diámetro) sería una herramienta de investigación astronómica de capital importancia. Así, un telescopio tan grande como el de mayor tamaño que hay en la Tierra —10,4 metros de diámetro— podría ver mucho más que cualquier telescopio terrestre porque la Luna no posee atmósfera. Pero, ¿por qué detenerse allí? En la baja gravedad lunar, podría ser posible construir un telescopio con un gigantesco espejo de 50 metros de diámetro, la mitad del largo de un campo de fútbol (lo suficientemente grande como para analizar la química de los planetas que orbitan otras estrellas en busca de signos de vida). Leer toda la nota.
Anuncios

Deja un comentario