La “Máquina de Dios”, otra vez en marcha

Después de un año de reparaciones, el Gran colisionador de hadrones LHC, conocido como la “Máquina de Dios” ya está listo para empezar su lenta puesta en marcha. Con una temperatura de hasta 270 grados centígrados bajo cero -la temperatura imprescindible para que pueda operar- ayer se comenzó a inyectar un haz de protones en uno de sus sectores. La máquina mide 27 kilómetros de circunferencia y está instalado en un túnel bajo la frontera franco-suiza, en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN).

Hace un año, el colisionador sufrió una grave y extensa avería poco después de que el 10 de septiembre de 2008 se hicieran circular por su tubo de alto vacío los primeros haces de partículas. Un cortocircuito provocó serios daños en 53 grandes imanes superconductores (que tienen unos 15 metros de longitud cada uno) y el escape de varias toneladas de helio líquido refrigerante.  Ampliar en Clarín.com

Enlaces: ¿Y si para tus vacaciones planificás un viaje en crucero?

Anuncios

Deja un comentario