Sandra y Rubén: bandera de la lucha docente

Por Pablo Melicchio | Ilustración: Matías De Brasi

El 2 de agosto del 2018 Sandra y Rubén llegan temprano, abren la puerta y sin saberlo se sacrifican, ponen sus cuerpos delante para que no mueran quienes vienen detrás: las alumnas, los alumnos, las compañeras y los compañeros docentes. Se los conoce por sus nombres, Sandra y Rubén, simples héroes asociados en la tragedia. No se inmolaron. No buscaban protagonismo, sólo eran luchadores en la vida cotidiana. ¿Y cuáles eran sus luchas? La de sostener cada día, con tremendo esfuerzo, la docencia y la educación pública en condiciones sumamente adversas.

Seguir leyendo en Agencia Paco Urondo

Deja un comentario