Aprendizaje colaborativo en Bachillerato y Formación Profesional

Integrada en la Corporación Mondragon, Politeknika Ikastegia Txorierri nace en 1979 con el compromiso de proporcionar a su entorno socioeconómico una oferta educativa de calidad en los niveles de Bachillerato y Formación Profesional; es una oferta de carácter dual, que facilita el acceso tanto a estudios universitarios como al mundo laboral. Todo ello gestionado bajo la fórmula de sociedad cooperativa integral, lo que permite la participación, como socios, de ayuntamientos y empresas de la comarca, las familias, el alumnado y los trabajadores.

Experiencias en distintos ámbitos

Llevamos ya más de cinco años trabajando con nuevas metodologías de aprendizaje: PBL, análisis, simulación, casos y proyectos. Pero en el curso 2016-2017 empezamos con el modelo Ethazi o aprendizaje colaborativo basado en retos. Comenzamos con los tres ciclos de fabricación mecánica y desde 2018-2019 lo tenemos implantado en todo el centro, incluyendo Bachillerato y los módulos transversales: inglés, FOL (Formación y Orientación Laboral) e EIE (Empresa e Iniciativa Emprendedora).

El modelo Ethazi nos ha permitido llevar a cabo diferentes experiencias en varios ámbitos: con empresas (Dibal, Benelli, etc); con instituciones (Igurko, Ayuntamiento de Derio…); de carácter solidario con entidades sin ánimo de lucro (Fekoor, Club de jubilados…); también colaborativos interciclos (Programación de la Producción con Diseño en Fabricación Mecánica, Automatización y Robótica Industrial con Mecanizado…); así como medioambientales (economía circular, Ecoembes, etc). Gracias a todos ellos, hemos conseguido una mejora sustantiva en cómo valora el alumnado la forma de evaluar del profesorado.

Politeknika Ikastegia Txorierri : aprendizaje colaborativo

Desde el equipo directivo hasta cada uno de los docentes de los diferentes departamentos, hemos apostado de forma unidireccional por esta metodología, por lo que la implicación ha sido alta desde el principio. Aun así, hemos desarrollado una puesta en marcha secuencial, acompañada de una formación adaptada y constante.

¿Qué opinan los estudiantes?

La opinión de los alumnos al respecto ha sido muy positiva: sobre la metodología en sí, consideran que el trabajo colaborativo basado en retos impulsa la actitud y el desarrollo de la competencia de trabajo en equipo; sobre las competencias, creen que incide en las transversales tanto o más que en las técnicas; y sobre la evaluación, piensan que es más formativa que otros modelos. De igual modo, han comprobado que mejoran sus habilidades de trabajo en equipo, autonomía, implicación y comunicación. Hay que tener en cuenta que cuando los retos se orientan a casos reales de empresas o personas, la motivación aumenta considerablemente.

Los pilares del modelo Ethazi

El modelo Ethazi se basa en cuatro pilares: las asignaturas o módulos se programan mediante retos intermodulares, creamos equipos docentes autogestionados, tenemos flexibilidad organizacional y la evaluación por competencias está orientada a la evolución. En todas, el uso de la tecnología cobra importancia sustancial para comunicarnos (Alexia, correo electrónico, WhatsApp…), para compartir (Google Drive, Microsoft OneDrive…), para evaluar (cuestionarios de Alexia Classroom, hojas de cálculo…) y para dotarnos de autonomía en el trabajo.

Además, esta metodología ofrece al alumnado la oportunidad de recibir una formación de valor añadido, ya que le permite adecuarse al perfil del profesional demandado por las empresas del entorno, al mismo tiempo que obtiene el máximo potencial de aprendizaje para el desarrollo de sus competencias profesionales, lo que contribuye a mejorar su inserción laboral.

centro Politeknika Ikastegia Txorierri

Asimismo, Ethazi nos ha llevado a realizar otras transformaciones importantes. En ciclos de Formación Profesional, por ejemplo, la estructura del aula ha cambiado: las mesas son móviles, los espacios más abiertos y diáfanos… En cuanto a nuestros planes de futuro, lo tenemos claro. Todo nuestro esfuerzo estará encaminado a los alumnos, dándoles las herramientas más adecuadas y ayudándoles de la mejor manera posible en su proceso de maduración. Para ello, somos conscientes de que nosotros, los docentes, tenemos que seguir evolucionando y adaptándonos a los nuevos tiempos y metodologías. Si la forma de aprender evoluciona, también debe hacerlo la forma de enseñar.

Todo, centralizado

Llevamos trabajando con el entorno de aprendizaje Alexia Classroom, de Educaria, desde el curso 2018-2019. Empezamos con una prueba piloto en un par de ciclos y al siguiente año ya lo utilizaba todo el centro como herramienta con la que el alumnado carga información, programa actividades e, incluso, tiene foros de discusión. Elegimos esta plataforma porque pudimos centralizar todas las gestiones: ya utilizábamos Alexia para la gestión de las matrículas y los datos de estudiantes y trabajadores.

La Covid-19 ha propiciado que pudiésemos usarla mucho más, hemos explorado y utilizado sus funcionalidades para facilitar, en la medida de lo posible, el aprendizaje de los alumnos.  Todavía tenemos un largo camino para ‘exprimir a tope’ las posibilidades que ofrece Alexia Classroom (calificaciones, seguimiento…), pero somos noveles, así que intentaremos seguir progresando en su uso.

The post Aprendizaje colaborativo en Bachillerato y Formación Profesional appeared first on EDUCACIÓN 3.0.

Read MoreExperiencias, Aprendizaje colaborativo, bachillerato, FPEDUCACIÓN 3.0

Deja un comentario