Educar la sinceridad: clave para fomentar la comunicación en la crisis

La nueva normalidad de los centros educativos, en los que todo ha cambiado a causa de la pandemia, puede provocar ansiedad y otros trastornos psicológicos entre los estudiantes, según alertan desde la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE). La comunicación sincera entre los más pequeños y los adultos, tanto en el hogar como en la escuela, es clave para detectar síntomas que nos avisen del desarrollo de un posible trastorno emocional o psicológico.

Fomentar la sinceridad y tener una buena comunicación, tanto con las familias como con los docentes, ayuda al alumnado a desarrollar una autoestima fuerte, buenas relaciones con los demás y una personalidad saludable. Además, permite que ambos puedan expresar lo que sienten, algo muy necesario para poder adaptarse a la situación actual.

La comunicación: clave para que aflore la sinceridad entre los más pequeños

Diversos expertos de la AMEI-WAECE ofrecen una serie de claves para fomentar la sinceridad en estudiantes y que la comunicación entre padres e hijos sea fluida y efectiva. Pero, para comenzar hay que plantearse una primera pregunta: ¿Por qué un niño no es sincero? Pueden existir muchos motivos, los más habituales son:

La imaginación y fantasía. Los más pequeños aún tienen dificultades para distinguir entre la realidad y su propia imaginación. En estos casos no se puede hablar de mentira ya que no existe intención de fingir, engañar o falsear la verdad. Los padres no deben recriminar al niño por una conducta no sincera cuando se trata de una simple confusión de planos dentro de su mundo interno.

Falsear la verdad. Para intentar manipular la realidad y conseguir algo que le interesa.

Poca autoestima. La falta de sinceridad puede estar motivada por un nivel bajo de autoestima y falta de seguridad en sí mismo. El alumno se siente incapaz de afrontar la realidad de una circunstancia o inventa situaciones en las que él es el protagonista que triunfa.

Atraer la atención de los adultos

Atraer la atención de los adultos. Puede perseguir el objetivo de obtener atención de las personas que son importantes en su entorno.

Evitar una mala acción. Tal vez esté intentando evitar un castigo, reprimenda u otra consecuencia negativa de alguna acción que ha realizado cuando sabía que no debía hacerlo.

Para ‘defenderse’. Para defenderse cuando se siente amenazado.

Falta de cariño. Cuando siente falta de afecto y se refugia en un mundo de pura ficción.

Imitar a los demás. Por tratar de imitar el comportamiento de las personas que son significativas para él.

MoreEducación emocional, comunicación, educación emocional, emociones, estudiantes, pandemia, sinceridadEDUCACIÓN 3.0

Deja un comentario