Yo Soy el Diego – Diego Armando Maradona

El Maradona de siempre, el auténtico, cuenta en primera persona su vida. Desde su orígen humilde hasta la mayor gloria, pasando por cada una de sus caídas y tropiezos y por supuesto sus posteriores resurgimientos. Por las definiciones sobre sus amigos y sus enemigos, todo está relatado aquí por él, en primera persona, un Maradona íntegro y también íntimo.

Diego Armando Maradona nos habla en primera persona. El jugador zurdo, poseedor de una extraordinaria técnica y una singular destreza con el balón, destacó pronto en una época marcada por la paulatina desaparición de las grandes figuras del fútbol internacional.

Un libro polémico, como es El Diego sín tabúes ni medias tintas. Empezó a los 16 años, aunque siempre tuvo «la pelota atada a lo pies» una carrera vertiginosa hacia la fama y el éxito con caídas tremendas y resurgeimientos sensacionales e impensados.

Maradona, perteneció, pertenece y pertenecerá siempre al pueblo.

Como lo definió alguien alguna vez «Maradona es un hombre que siempre se reinventa a sí mismo». En la lectura lo iremos acompañando por muchos momentos de su vida. En una parte dice: «hay cosas que están sólo acá adentro, en mi corazón y que nadie sabe», y emociona profundamente a quien lo lee. ¿Quién puede saber qué pasaba por su cabeza antes de dormir, en una piecita de dos por dos, en Fiorito, acompañado por sus siete hermanos? ¿Quién osaría afirmar cuál fue su mayor alegría y su peor tristeza? Nadie mejor que el propio Diego Maradona o mejor dicho: El Diego de la gente como a él le gusta ser y que lo llamen. Porque si hay algo que la gente siente por él es afecto y ese afecto tiene que ver con que lo siente cercano, amigo, compañero. Maradona, perteneció, pertenece y pertenecerá siempre al pueblo.

Desde sus humildísimos orígenes, hasta la mayor de las glorias, pasando por cada una de sus muertes y sus respectivas resurrecciones, por las definiciones de sus amigos y sus enemigos, todo queda relatado aquí, en este libro, en primera persona, donde se descubre un Maradona íntegro y también íntimo. Un Maradona que se confiesa sin reservas.

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario