La lucha es el motor de la historia

No es joda que somos las hijas de todas las brujas que no pudieron quemar

Aun con la emoción atravesada en todo el cuerpo, escribo para poner en palabras sensaciones y ordenar las ideas en ebullición. Los feminismos populares nos parimos con pedagogía de lucha  y –como sostiene Diana Broggi- también con  aquello que puede escapar a lo racional, manejando otros registros del lenguaje. Con deseo, mística, en los duelos y en las celebraciones, con imágenes paganas, con la espiritualidad en los sentidos más amplios, profundos y directos.

Seguir leyendo en El Cohete a la Luna

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario