Los casos de covid-19 bajaron 18% en la última semana en la provincia de Buenos Aires

«Las medidas implementadas demuestran que con más cuidados los contagios bajan rápidamente«, celebró el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, al compartir en las redes sociales un gráfico que muestra una baja del 18 por ciento en los nuevos casos de covid-19 durante la última semana. «Todavía no alcanza porque necesitamos seguir bajando, pero el esfuerzo ya está dando resultados alentadores», alentó el ministro. 

El gobierno bonaerense adhirió esta mañana al DNU presidencial publicado el sábado pasado para renovar las medidas restrictivas y de prevención frente a la segundo ola de covid-19, que mantiene en una situación crítica el sistema sanitaria con una ocupación de camas de terapia intensiva del 76,2 por ciento en el AMBA. A pesar de la situación sanitaria, el gobierno porteño no adhirió al DNU y mantiene la presencialidad en los niveles de jardín y primario, y un sistema de «bimodalidad» en los secundarios. 

«Institucionalmente me parece grave, y, en lo personal, cuando ocurre una situación de crisis creo que es el peor momento para especular electoralmente», lamentó el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, respecto de la decisión del gobierno porteño e insistió: «Es un pésimo momento para agregar incertidumbre sobre la angustia de la gente». 

El gobernador también tomó nota de los resultados que comienzan a verse a partir de las medidas sanitarias aplicadas. Kicillof recordó que entre abril y mayo la cantidad de casos aumentó por encima del pico de la primera ola hasta llegar a los 12.000 casos promedio y destacó que la semana pasada hubo un promedio de 9.600. «Es una baja relevante pero insuficiente«, coincidió con su ministro de Salud. 

En la provincia, las clases presenciales están suspendidas en los municipios en fase 2 de «situación de alarma epidemiológica y sanitaria», que ya suman 48 distritos de los 135 de todo el territorio bonaerense. Se trata de los 35 municipios del Conurbano, más otras localidades como Bahía Blanca, Campana, Carmen de Areco, Chacabuco, Exaltación de la Cruz, Luján, San Andrés de Giles o Luján. Mientras que el resto de los municipios, en fase 3 y 4, mantiene las clases presenciales. 

El debate por la presencialidad

Kicillof, en diálogo con El Destape radio, subrayó que las decisiones propuestas en el DNU por el gobierno nacional se toman a partir de la ronda de consultas que el presidente Alberto Fernández y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, hacen «con especialistas del más alto nivel», y señaló que lo mismo ocurre a nivel provincial. «Pero no se quién asesora en la Ciudad», lamentó el gobernador y recordó el «desprecio por la educación pública» que tuvo la gestión macrista. 

«Si les preocupara la educación, cuando tuvieron la oportunidad se hubieran dedicado. Es una cargada que Macri diga que les interesa la educación», apuntó el gobernador esta mañana sobre la decisión de la Ciudad y recordó que se está aún «en una emergencia», al tiempo que indicó que comparten «40 municipios de la provincia» con la Ciudad en el marco del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), por lo que consideró que «las alternativas de la pandemia deberían tener una coordinación de ambos lados de la General Paz».

«Lo que no esperábamos era que no obedecieran la ley. El Presidente emitió un DNU y lo que hay que hacer es acatarlo. Esperemos que esta situación cambie, porque el virus no entiende que de un lado gobierna el PRO y del otro el Frente de Todos. Necesitaríamos coordinar las cosas», apuntó Kicillof.

Situación epidemiológica en Buenos Aires 

«El Gobierno (nacional) ha tomado una batería de medidas que nos parecen bien y las acompañamos», enfatizó el mandatario provincial.»El problema no es solo la ocupación de camas de terapia sino que, a más casos, habrá más muertos», dijo y advirtió que la provincia de Buenos Aires «triplicó la cantidad de camas de terapia intensiva» y que, gracias a ese esfuerzo, hoy tiene «76% de ocupación mientras que en CABA están llenos».

«Hay un derrame de CABA a provincia porque no hay camas. No hay problema, son argentinos y argentinas, pero el sistema está saturado», afirmó. Ante una consulta respecto de si la provincia participa en gestiones para la compra de vacunas, afirmó que «si conseguimos nuevas vacunas, las vamos a compartir con el Gobierno nacional y con toda la Argentina». Kicillof reseñó que durante el año pasado la provincia comenzó gestiones con distintos laboratorios y, cuando estas negociaciones avanzaron, «hablamos con el Gobierno nacional y resolvimos que continuaran ellos las tratativas».

Read MoreSociedad | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario