En Brasil ya se distribuyeron casi 100 millones de dosis y comenzó la vacunación en personas de entre 59 y 18 años

El Ministerio de Salud de Brasil autorizó este viernes la vacunación contra el coronavirus a la población en general de 59 a 18 años, en ese orden, siempre que los municipios ya tengan inmunizado a los grupos prioritarios.

La nueva habilitación pretende acelerar la vacunación en el país, como es el ejemplo de la ciudad de Río de Janeiro, que ya vacunó a todos los grupos de riesgo y el lunes comienza con el público en general menor de 59 años.

“Si se terminan de vacunar las personas con comorbilidades y docentes puede abrirse la vacunación general por edad, dependiendo de la evaluación de cada municipio y su población”, dijo la coordinadora del Programa Nacional de Inmunizaciones, Francielli Fontana.

Es decir, cada municipalidad tiene luz verde para comenzar la vacunación de la población en general dependiendo de sus necesidades y sin seguir calendarios rígidos como hasta ahora.

Además, el ministerio ordenó este viernes vacunar a los docentes del país de todos los niveles, los recolectores de basura, los trabajadores portuarios y de aeropuertos, el servicio penitenciario y los choferes de colectivos de corta y larga distancia.

Los primeros de la fila serán los docentes de guarderías, jardines de infantes, educación primaria, secundaria, técnica, educación de adultos y educación superior.

Los docentes mayores de 47 años ya fueron vacunados en la mayor parte de los estados.

“La vacunación de todos los docentes y trabajadores de la educación tiene que ver respecto a los importantes problemas sociales ocasionados por la Covid-19 en la educación infantil con la necesidad de la presencialidad”, dice el comunicado enviado a los municipios, que son los encargados de la vacunación.

Brasil está regido por el Sistema Único de Salud desde 1988 en un formato parecido al sistema británico, en el cual se coordinan acciones en los tres niveles, federal, estadual y municipal, y no se permite que prepagas puedan aplicar dosis.

En Brasil no existen las obras sociales sindicales y los seguros médicos apenas cubren a poco más del 20% de la población.

Hasta la jornada del viernes, Brasil distribuyó 96,1 millones de vacunas, según el Ministerio de Salud.

En San Pablo, principal ciudad sudamericana, comenzará en agosto la vacunación de menores de 50 sin comorbilidades.

En las últimas dos semanas la población entre 40 y 50 con enfermedades preexistentes fue autorizada a vacunarse, pero esto generó una ola de fraudes de certificados de salud en la cual están siendo investigados un centenar de médicos.

En estas dos semanas el país se encuentra vacunando con el primer lote de Pfizer que se suma a la CoronaVac, de Sinovac, y a la de AstraZeneca-Oxford.

La ciudad de Río de Janeiro pretende planificar su fiesta de fin de año en Copacabana si se cumple el cronograma de vacunar al 85% de su población hasta octubre.

“Nuestras metas de abril y mayo fueron batidas. Queremos que en octubre tengamos el 85% o el 100% de la población carioca vacunada”, dijo por su parte el superintendente de Vigilancia de la Salud de Río de Janeiro, Marcio García, al anunciar que el lunes la población en general comenzará a ser vacunada.

En ese marco, el intendente Eduardo Paes firmó un decreto flexibilizando actividades comerciales y playas los fines de semana, pese a que en todo el país se prevé una tercera ola a partir de junio.

La vacunación en Brasil (2 dosis) alcanzó al 10,22% de la población, 21,6 millones de personas. Fueron aplicadas a otras 43,9 millones de personas una dosis, el 20,7% de la población.

El gigante sudamericano confirmó esta tarde 2.371 muertes asociadas a la enfermedad en 24 horas, de un total de 49.768 contagios, con lo que la suma total de decesos llegó a 459.045, con un acumulado de 16.391.930 casos.

Este jueves, el laboratorio oficial brasileño Fiocruz alertó sobre un recrudecimiento de la pandemia durante junio y julio a raíz de que puede repetirse el colapso sanitario registrado en febrero, marzo y abril debido a que 20 capitales están con más de 80% de ocupación hospitalaria.

Así lo afirma el informe Observatorio Covid-19 de la fundación Oswaldo Cruz, dependiente del Ministerio de Salud, cuyos científicos alertaron sobre el aumento de contagios durante mayo tras la flexibilización de las cuarentenas.

El anuncio se conoce cuando 63 municipios del estado sureño de Paraná, fronterizo con Misiones, decretaron este viernes y hasta el domingo confinamiento total con limitación incluso de funcionamiento de supermercados, para evitar repetir el colapso.

El estado de San Pablo postergó dos semanas el toque de queda nocturno y las restricciones al comercio al llegar al 80% de ocupación de camas de terapia intensiva.

Los estados con más del 95% por de ocupación hospitalaria son Paraná, Santa Catarina, Bahía, Paraíba, Pernambuco, Rio Grande do Norte, Sergipe, Ceará, Brasilia, Mato Grosso do Sul, Río de Janeiro, San Pablo y Minas Gerais.

Mientras tanto, el presidente Jair Bolsonaro -reconocido militante anticuarentena- reclamó a la Corte Suprema que prohíba las restricciones en tres estados, al argumentar que se violan derechos básicos de circulación y trabajo.

El recurso judicial fue presentado anoche contra las cuarentenas en Paraná, Pernambuco y Rio Grande do Norte.

Horas antes, Bolsonaro alentó a la comandancia del Ejército a estar listo para intervenir “dentro de la Constitución” en los estados y municipios e impedir por ejemplo medidas como el toque de queda nocturno.

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario