“Somos una provincia responsable”, dijo Grahovac tras las críticas del Presidente por las clases presenciales

La Provincia de Córdoba salió a responderle al Gobierno nacional tras las críticas que surgieron tanto del presidente Alberto Fernández, como de sus ministros, por el regreso parcial de las clases presenciales en territorio cordobés.

“Prefiero no polemizar porque nosotros tenemos la responsabilidad de gobernar y que los servicios del Estado le lleguen a la sociedad, somos una provincia responsable, que acompaña al gobierno nacional pero representa los intereses de Córdoba y conocemos a nuestra sociedad”, sentenció el ministro de Educación, Walter Grahovac.

“No es lo mismo que el Amba, tenemos otra circulación. En Córdoba es distinto lo que pasa en Buenos Aires y Rosario, prefiero darle la tranquilidad a la gente de que el ministerio de Salud sigue de cerca y donde no hay condiciones no habilitamos presencialidad, donde sí hay condiciones es un pecado que los chicos asistan a clases”, agregó Grahovac, en declaraciones a El Doce.

El ministro consideró que la mayoría de los contagios son por fuera del colegio. “La escuela es muy organizadora”.

¿Se adelantan vacaciones?

Consultado sobre si evalúan adelantar las vacaciones de invierno, Grahovac indicó: “Todavía no, pero lo vamos a evaluar. Los días de mayor frío son la primera, segunda y tercera semana de julio. Si tenemos que adelantar para tener mayor cantidad de personas vacunadas, si vemos que es un factor el clima no hay problema en adelantarlo. Tratamos de adelantar los pactos que tenemos con la sociedad porque ya suficientemente problemas tiene la gente para sumarle el problema de los niños. Lo vamos a evaluar”.

“Ya se ha vacunado gran parte de docentes de nivel inicial, primario y especial, algunos no asistieron a los turnos y serán vacunadas más adelante. Ayer se enviaron los turnos para los docentes restantes del secundario para que en el transcurso de esta semana comiencen a vacunarse. El gobierno hace un esfuerzo para vacunar a los prioritarios”, sostuvo.

Cabe aclarar que el Ministerio de Educación de Córdoba informó el viernes pasado que la educación general obligatoria continuaría desde el lunes en todo el territorio provincial con el formato de presencialidad alternada, a excepción del nivel secundario en aquellas poblaciones de más de 30 mil habitantes, donde se mantendrá el sistema virtual.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, ejemplificó con los indicadores que se utilizan en otros países, como Alemania, para cuestionar la decisión anunciada por los gobiernos de Horacio Rodríguez Larreta y Juan Schiaretti.

“En Alemania, con una tasa de incidencia de 320 contagios cada 100.000 habitantes -en dos semanas- se cierran las escuelas. En Estados Unidos es de 100. La Ciudad de Buenos Aires está con una incidencia de 1.050 y Córdoba 1.099; es decir, que se triplica el indicador de Alemania y el conurbano bonaerense lo duplica con 750”, explicó Trotta.

En declaraciones a varias radios, el ministro acusó a esos distritos de “incumplir los parámetros sanitarios construidos en consenso con todas las jurisdicciones” y acordados en el marco del Consejo Federal de Educación.

Qué dijo Alberto

Por su parte, el presidente Alberto Fernández indicó: “Es jugar con fuego, todo eso es jugar con fuego y yo lo que lamento es que el fuego va a quemar a la gente, a los argentinos de cada uno de esos lugares”.

“Hay una estimación que se hace para medir el riesgo de la pandemia a la que llamamos tasa de influencia. Mide cuántas personas se contagian cada 100.000 habitantes. En Alemania, cuando hay 150 personas cada 100.000 habitantes contagiados se suspenden las clases presenciales. Ahora, en todos estos lugares de los que estoy hablando es de 600 o 700 casos, es cuatro veces, por lo menos, la tasa que marca Alemania para suspender las clases. Yo digo estas cosas para explicarle a la gente por qué nosotros estamos recomendando lo que recomendamos”, señaló.

Por último agregó: “Hemos adecuado nosotros la tasa de influencia porque obviamente no tenemos las mismas capacidades que tiene Alemania. Entonces, para que una escuela de alerta epidemiológica y deba suspender las clases necesitamos que haya 500 casos por cada 100.000. Eso quiere decir el triple de los casos que exige Alemania.

“Yo marco todo esto para que la gente entienda que no es un hecho caprichoso nuestro”.

Cafiero

Días atrás, en declaraciones a La Voz, Cafiero ya había anticipado la postura del Gobierno nacional sobre las clases presenciales.

“Hay que ver cómo cierra el estudio de los indicadores epidemiológicos de esta semana. Eso es lo que rige para decidir las medidas que se deben tomar en cada provincia o departamento del interior. Hay un semáforo que determina la situación objetiva epidemiológica en cada región. Eso marca si se está en alguna de estas cuatro situaciones: alarma epidemiológica, alto riesgo, riesgo medio o bajo riesgo epidemiológico”.

“Las categorías están determinadas en el decreto presidencial y en la ley que se está tratando en el Congreso, que la oposición rechaza de manera inexplicable. Esto genera parámetros objetivos para tomar las medidas. Lo que estamos viendo ahora es que en Córdoba se está en una situación de alarma epidemiológica, lo que significa que se deben seguir tomando medidas restrictivas fuertes para contener la circulación. Hay que seguir cuidándonos, mientras avanza el proceso de vacunación que va muy bien y tendrá un gran avance en las próximas dos semanas”, aseguró Cafiero.

Más críticas

Además de Trotta, dirigentes del Frente de Todos y los gremios docentes porteños rechazaron hoy esa decisión y hablaron de una “especulación política” en la medida adoptada por Rodríguez Larreta, uno de los referentes de la coalición opositora Juntos por el Cambio.

En declaraciones a la agencia oficial Télam, los sectores gremiales representados en Sadop, Ademys y UTE coincidieron en que “la vuelta de la presencialidad en el peor momento de la pandemia es una medida irresponsable, electoralista y violenta ya que desconoce un DNU oficial”.

“Es irresponsable la vuelta a la presencialidad”, dijo a Télam Mariana Scayola, secretaria general de Ademys, y adelantó que la semana próxima “habrá nuevas medidas de fuerza en virtud del escenario sanitario”.

En tanto, desde UTE aseguraron a esta agencia que “estamos en el pico más alto desde que empezó la pandemia y Larreta retoma su campaña política usando como bandera la presencialidad escolar”.

Desde Sadop Capital, remarcaron a Télam que “la decisión de Larreta es violenta y desobedece el DNU presidencial” al tiempo que “no garantiza el derecho social de les estudiantes a la educación”.

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario