Florida prohibirá la participación de niñas y mujeres transgénero en deportes femeninos escolares

En Florida, Estados Unidos, se promulgó una ley que prohibe a las niñas y mujeres transgénero formar parte de equipos femeninos de deporte en escuelas públicas y universidades. Senadores demócratas y activistas LGBTI calificaron la medida como «discriminatoria» y un grupo en defensa de los derechos de este colectivo anunció que presentará una demanda.

La nueva ley de Florida, conocida como el Acta de Justicia en los Deportes de Mujeres y promulgada este martes por el gobernador republicano Ron DeSantis, define el sexo de un atleta según cómo quedó registrado en los documentos oficiales al nacer y establece que los equipos femeninos «no podrán estar abiertos a estudiantes del sexo masculino».

Con este nuevo criterio, las mujeres y niñas transgénero solo podrán jugar en los equipos masculinos, que corresponden al sexo biológico registrado en sus certificados de nacimiento. La ley, en cambio, no prohibe a las atletas que estén registradas en su acta de nacimiento con el sexo femenino participar en equipos de hombres o niños.

A su vez, contempla la posibilidad de que cualquier estudiante pueda entablar una demanda contra la institución educativa si siente que se está violando el acta y se le ha «privado» de «una oportunidad atlética».

Esta norma, que abarcará a las escuelas secundarias, colegios y universidades a partir del 1 de julio, se da en el marco de una reacción de estados republicanos contra las políticas favorables a la comunidad LGBTI que vienen siendo apoyadas por el gobierno demócrata del presidente Joe Biden.

Según argumentan algunos referentes republicanos, las atletas femeninas transgénero tienen una «ventaja injusta» al haber sido designadas como varones al nacer y luego haber hecho una transición. «Creemos que es muy importante preservar la integridad de estas competencias (…) Nos vamos a guiar por la base biológica, no la base ideológica cuando practiquemos deportes», dijo el gobernador DeSantis al firmar la ley en una escuela cristiana en la ciudad de Jacksonville. 

Para la senadora Kelli Stargel, también republicana, el objetivo es «asegurar que las mujeres puedan competir de forma segura, tener oportunidades y ser físicamente capaces de sobresalir en un deporte para el que se han entrenado, preparado y exigido».

El caso de Florida no es único en Estados Unidos: Alabama, Arkansas, Mississippi, Montana, Tennessee y Virginia Occidental cuentan con legislaciones similares.

Una norma discriminatoria

El diputado estatal de Florida Carlos Smith, demócrata que se identifica como latino y gay, fue uno de los primeros en repudiar la legislación, a la que calificó como «espantosa». «Esto alimenta la fobia a los transexuales y pone en riesgo a jóvenes vulnerables sin razón alguna», escribió en Twitter.

El legislador demócrata Shevrin Jones también se sumó a la ola de rechazos y consideró una coincidencia «insultante» que la promulgación de la ley se haya llevado a cabo el 1 de junio, el primer día del Mes del Orgullo, una celebración anual de la comunidad LGBTI.

Por su parte, la Campaña de Derechos Humanos (HRC, por sus siglas en inglés), un grupo defensor de los derechos LGBTI, comunicó que presentará una demanda contra la nueva norma. «El gobernador DeSantis y los legisladores de Florida están legislando en base a una premisa falsa y discriminatoria que pone en riesgo la seguridad y bienestar de menores transgénero», dijo el presidente del grupo, Alphonso David.

«Los niños transgénero son niños; las niñas transgénero son niñas. Como todos los menores, merecen tener la oportunidad de jugar deportes con sus amigos y ser parte de un equipo», agregó. 

La sanción de esta nueva ley, en Florida, ocurre mientras a nivel nacional, con la llegada del presidente Joe Biden al poder, cobran impulso medidas de mayor equidad de género. 

En su primer día de mandato, Biden firmó una orden ejecutiva con miras a impedir la discriminación basada en la orientación sexual o identidad de género. Luego, con la intención de lograr que la orden ejecutiva tuviera un carácter más permanente, la Cámara de Representantes de EE.UU. impulsó el Acta de Igualdad, un proyecto de ley que es considerado como el más inclusivo, en términos de género y sexualidad, de la historia del país. 

Este martes, Biden instó a los legisladores en el Congreso a aprobar el Acta de Igualdad, al tiempo en que emitió una proclamación para marcar el inicio del Mes del Orgullo. Sin embargo, sin el apoyo de los republicanos, el proyecto de ley tiene nulas probabilidades de ser aprobado en el Senado.

Read MoreSociedad | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario