Una nueva ampliación de derechos 

La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto para promover la equidad de género desde una perspectiva de diversidad sexual, en los servicios de radiodifusión sonora y televisada del Estado Nacional, cualquiera sea la plataforma utilizada. También dio media sanción por amplia mayoría el proyecto de ley de inclusión laboral para la población trans, travesti y transgénero. Ambas iniciativas fueron saludadas por diversas organizaciones y personalidades que celebraron una nueva ampliación de derechos en el país.

La ley de equidad de género fue aprobada a las 3.30 con 134 votos afirmativos aportados por el Frente de Todos, y los interbloques Federal, y de Unidad Federal para el Desarrollo. La mayoría de los diputados de Juntos por el Cambio se levantó en el momento en que se iba a realizar la votación en general, y los nueve que se quedaron en el recinto lo hicieron en contra.

La iniciativa alcanza a los servicios de gestión estatal bajo la esfera de Radio y Televisión Argentina SE, Contenidos Públicos SE, Télam SE, y todo otro servicio de comunicación del Estado Nacional que se cree luego de la sanción de esta ley.

Además, la norma establece que los servicios de comunicación operados por prestadores de gestión privada a los que se otorgue el certificado de equidad en la representación de los géneros tendrán preferencia en la asignación de publicidad oficial efectuada por el Sector Público Nacional. Precisamente este punto fue el que mayor controversias planteó en el debate. La votación de este artículo fue de 126 afirmativos contra 78 negativos y 2 abstenciones.

Uno de los momentos mas tensos de la sesión ocurrió cuando la mayoría de los diputados de Juntos por el Cambio se levantó con el objetivo que la sesión se quede sin quórum, aunque no lograron su meta ya que los legisladores provinciales se quedaron en el recinto para votar.

En ese contexto, el diputado Germán Martínez dijo que «los que se están levantando (de sus bancas) no lo están haciendo por las radios comunitaria de Chascomús, sino se están levantando por la presión de los grandes medios de comunicación» y los acusó de que «hablan de proteger a los medios chicos pero garantizan a los grandes». El proyecto fija que «la equidad en la representación de los géneros desde una perspectiva de diversidad sexual, debe aplicarse sobre la totalidad del personal de planta permanente, temporaria, transitoria y/o contratado, cualquiera sea la modalidad de contratación, incluyendo los cargos de conducción y/o de toma de decisiones». También deberá «garantizarse una representación de personas travestis, transexuales, transgénero e intersex en una proporción no inferior al 1% de la totalidad del personal».

En tanto, el Sindicato de Prensa de Rosario instó a los medios privados «a tener en cuenta el espíritu promotor de la ley sobre equidad de género en los medios y adoptar la perspectiva de la divesidad sexual y los derechos humanos en la integración de su personal. «La comunicación democrática, integradora y no sexista es una necesidad impostergable para la profundización democrática y la justicia social y para que se refleje la vida de mujeres y disidencias con mirada de derechos».

En cuanto al cupo laboral travesti-trans, en el proyecto ahora enviado al Senado se establece que el Estado deberá contratar al menos el 1 por ciento de la dotación de la administración pública, en todas las modalidades de contratación regular vigentes.

La iniciativa, aprobada a la 1.20 de este viernes, se debatió durante tres horas y sumó 207 votos a favor; 11 en contra y 7 abstenciones; estas dos últimas expresiones correspondientes a diputados de Juntos por el Cambio, en su mayoría del PRO.

La Defensoría del Público celebró la sanción de la ley para promover la paridad de género desde una perspectiva de diversidad sexual en los medios de comunicación audiovisual al considerar que permite la «pluralidad informativa» y que la Argentina se convierte así «en el primer país del mundo en tener una norma legal de este tipo».

Por su parte, la subsecretaria de Políticas de Diversidad de la Nación, Alba Rueda, afirmó que la aprobación en Diputados del proyecto de ley de inclusión laboral para la población trans, travesti y transgénero “es un cambio que enriquece a nuestra sociedad, porque la diversidad es un gran valor de la democracia”.

“Es una ley fundamental de la democracia para el ejercicio de la ciudadanía, que venga a restituir y reparar derechos, principalmente por el gran abandono que hemos vivido en los ámbitos educativos, de la salud pero principalmente en el ámbito del trabajo”, añadió Rueda. Para muchas personas “implica tener, por primera vez, un empleo formal, una obra social, aportes jubilatorios, derechos que la población tiene como fundamentales pero en la población trans no se dio hasta ahora”, destacó.

Read MoreSociedad | Página12

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario