Regreso a las aulas: hay 300 escuelas en Córdoba con más del 50% de alumnos desvinculados

A pocos días del reinicio del ciclo escolar en Córdoba, después del receso invernal, el Ministerio de Educación informó que 302 escuelas de la provincia se incorporaron, el pasado 1° de julio, al programa nacional “Acompañar: puentes de igualdad”, que busca la revinculación de los estudiantes que se han desconectado de la escuela, por diversas causas, durante la educación remota en 2020 y en lo que va de este año.

El número, que no abarca a todos los alumnos desvinculados, representa poco más del ocho por ciento de las instituciones públicas de gestión estatal en la provincia.

La Provincia no informó cuántos estudiantes han perdido contacto con las escuelas de manera total o intermitente. Sin embargo, algunas instituciones estatales en sectores vulnerables reportaron a este diario que tienen entre el 50% y hasta el 70% de su matrícula sin conexión plena.

La alta desvinculación es una de las mayores preocupaciones del sistema educativo en pandemia, que el próximo lunes retoma las clases presenciales y virtuales en una modalidad de alternancia en burbujas, similar a la de comienzos del año.

Segundo semestre

La secretaria de Educación, Delia Provinciali, explicó a La Voz que la máxima expectativa es retornar en algún momento a la presencialidad continua, pero que esa decisión dependerá de la situación epidemiológica y de las recomendaciones del Ministerio de Salud.

En relación con la última etapa de este año, la funcionaria precisó que el objetivo será reforzar los aprendizajes pendientes y que se continuará con la “evaluación formativa”, que pone foco en el proceso de aprendizaje individual.

Sin embargo, los estudiantes promoverán de año si acreditan conocer el 70% de los contenidos priorizados de la currícula.

La decisión de establecer un piso mínimo de saberes, que fue aprobada por unanimidad el martes en el Consejo Federal de Educación, ya se aplicó en Córdoba el año pasado, después de un año de educación completamente virtual.

Provinciali admitió que el regreso a la educación remota sin presencialidad, tras el incremento de contagios de Covid-19 en mayo y en junio pasados y después de los tres primeros meses de bimodalidad, provocó un descenso notable en la asistencia de los estudiantes.

“Hubo una señal de alarma, cierta desvinculación o vinculación de más baja densidad, tanto en sectores más protegidos como en los más desprotegidos. Los chicos fueron perdiendo motivación; lo significativo es que son los propios estudiantes quienes reclaman volver a la escuela”, subrayó la secretaria de Educación.

Se considera una trayectoria escolar de “baja intensidad” cuando la participación en las actividades escolares es inferior al 25%.

Cómo se vuelve

El lunes volverán las clases con la modalidad en burbujas de alrededor de 15 alumnos en todos los niveles y en todas las localidades, con alternancia semanal y protocolos sanitarios. Y con una hora más de clases presenciales.

Las escuelas rurales y los séptimos años de las escuelas técnicas, con grupos más pequeños, tendrán clases presenciales todos los días. Lo mismo ocurrirá con aquellos cursos de todas las escuelas que no superen ese número de 15 alumnos.

No obstante, antes de la pandemia, eran pocas las escuelas en la provincia con cursos reducidos.

“Si se cumple con el aforo que establece el protocolo, pueden asistir todos los días. La gran mayoría tendrá alternancia”, indicó Provinciali, quien aseguró que también son pocas las instituciones con cursos que requieren la división en tres burbujas. Cuando esto ocurre, los estudiantes tienen presencialidad cada 21 días.

Promoción acompañada

Un apartado de la resolución del Consejo Federal, que también aplicará a Córdoba, habla de la “promoción acompañada” a los alumnos de la primaria que al finalizar el ciclo lectivo acrediten entre el 40% y el 70% de los objetivos de aprendizaje. La implementación supondrá un trabajo conjunto entre las maestras del curso anterior y del subsiguiente para recuperar los saberes pendientes.

Los niños que no alcancen el 40%, se quedarán de grado.

En el secundario se continuará trabajando con la “evaluación formativa” y no se promediarán las calificaciones obtenidas durante el año, al igual que en 2020.

Los alumnos deberán acreditar al final de 2021, como mínimo, el 70% de los contenidos priorizados en cada una de las materias. Quienes no alcancen este piso tendrán instancias de recuperación en diciembre y en febrero de 2022.

En este nivel medio habrá también una hora de clase presencial más por día. También hay dos horas de la semana de tutoría para acompañar a los estudiantes que transitan la unidad pedagógica 2020-2021. El año pasado se unificaron ambos ciclos lectivos y se priorizaron contenidos de la currícula de cada asignatura.

Para el año que viene estaría descartada la unidad pedagógica 2021-2022, una idea que se había lanzado semanas atrás, pero que tanto la Nación como la Provincia pusieron ahora en duda.

Provinciali explicó que las decisiones sobre el desarrollo del año próximo se tomarán en septiembre u octubre, después que se conozcan algunos resultados del Plan Nacional de Evaluación, que no sólo implica la toma de las pruebas Aprender en el primario en diciembre próximo, sino el testeo del proceso de enseñanza y del funcionamiento y reorganización de las instituciones en pandemia.

Guía para la escuela

Vuelven las clases y el sistema bimodal, que alterna presencialidad y virtualidad, aparece en el horizonte como el principal desafío.

Para las autoridades educativas, las claves no cambiaron. Piden mantener una distancia superior al metro y medio entre los estudiantes, usar cubrebocas con buen ajuste en toda la cara, ventilar de manera continua y fomentar la higiene.

Ahora las recomendaciones fueron plasmadas en la “Guía para las instituciones educativas”. El material fue editado por el Consejo Federal de Educación (CFE) el pasado martes. Contiene condiciones y recomendaciones “para habitar la escuela”.

Entre los puntos sobresalientes de esta publicación de 20 páginas, aparecen los detalles sobre la mejor manera de cumplir con los cuatro ejes de prevención.

Pero además dispone de recomendaciones didácticas. Con la guía, las autoridades educativas de todas las provincias establecieron los acuerdos de base. Sin embargo, cada distrito debe adaptar las indicaciones a sus realidades e incluso puede agregar especificidades.

“Debe destacarse que las investigaciones más recientes hacen necesaria esta actualización en los protocolos y lineamientos para las instituciones educativas, dado que se conoce más acerca de las vías de transmisión del Sars-Cov-2”, se puede leer en el material al que accedió este medio.

La publicación establece que el distanciamiento físico en las escuelas debe ser de 1,50 metros entre alumnos sentados (1,80 metros relativos para docentes) y dos metros en tránsito y espera.

A la vez, el tiempo máximo en recintos determinado es de 90 minutos. “Se considera imprescindible la ventilación natural y favorable la separación por planos (maestro de pie, alumnos sentados). Merecen especial atención los puntos de cruce de personas (ingreso, egreso, baños, comedores, patios de juego)”, recuerda.

Sobre la organización interna de los establecimientos, quedó pautado que se deben privilegiar las disposiciones abiertas que respetan la distancia física y fomentan la mirada entre los distintos participantes del aula (entre estudiantes y con sus docentes).

También, se recomendó sacar los armarios sueltos y asignar un lugar donde guardar el equipamiento por trasladar. Como extra: pensar actividades al aire libre y hasta en terrazas.

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario