Efectos adversos: ¿qué vacuna “pega” más y por qué todas son seguras?

Uno de los mayores temores a la hora de vacunarse contra el Covid-19 son los posibles efectos adversos que tendría la inoculación. Sin embargo, los reportes nacionales indican que las vacunas que se aplican en Argentina son seguras.

Fiebre, dolor de cabeza, dolor en los músculos y en las articulaciones son los problemas más frecuentes. Ocurren dentro de las primeras 48 horas tras la inyección y remiten rápidamente.

Según el 13º informe de vigilancia de seguridad en vacunas anti Covid-19, se reportan 235,3 eventos adversos cada 100 mil dosis aplicadas. En más de 99 mil de esas 100 mil aplicaciones, no se notificaron problemas.

Los indicadores, elaborados por la Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas (Conaseva), son hasta el 30 de junio, cuando Argentina había aplicado cerca de 8,9 millones de dosis de Sputnik V, 7,3 millones de AstraZeneca y 4,2 millones de Sinopharm.

El informe aclara que la mayoría de los reportes ocurrieron al inicio de la campaña de vacunación, cuando se inmunizó a mayoría de personal de salud y de docentes.

Para Sputnik V se notificaron 428,3 efectos adversos no graves cada 100 mil dosis, frente a los 60,2 de AstraZeneca y a los 29 de Sinopharm.

“Ante el inicio de una campaña de vacunación en un contexto de pandemia, y con la introducción de una nueva vacuna, es esperable que la sensibilidad del sistema de vigilancia sea muy alta”, explica el informe sobre el sesgo que podría haber respecto de Sputnik V.

Gabriel Morón, experto en vacunas del Conicet y de la Universidad Nacional de Córdoba, coincide en que esas tasas pueden estar sesgadas porque Sputnik V fue la primera vacuna aplicada y al principio había mucha mayor vigilancia por las personas y por las autoridades sanitarias.

“Sin dudas puede haber un aspecto distintivo de cada vacuna, pero lo relevante son los efectos adversos graves y hasta ahora ese número es muy bajo para todas vacunas como para generar preocupación”, asegura Morón

Efectos no graves

La tasa de reporte de alergias (cada 100 mil dosis) fue de 7,4 casos con Sputnik V; de 1,9 con AstraZeneca, y de 3,4 para Sinopharm.

Para el caso de dolor de cabeza, acompañado por dolor en el cuerpo o por debilidad muscular, los casos notificados fueron 171,9 para la fórmula rusa; 18,6 para AstraZeneca, y 14,3 para Sinopharm.

Y explica: “Sinopharm utiliza un adyuvante (sales de aluminio) que es bastante menos poderoso y sobre todo menos reactogénico que un virus vivo, como los que utilizan como vectores Sputnik V y AstraZeneca. Pero esoo significa que la vacuna sea menos inmunogénica”.o..éticos y subjetivos de cada persona.

Muchas personas argumentan que no se quieren aplicar la vacuna China porque, como no “pega fuerte”, entienden que no es eficaz. Morón aclara que eso está lejos de ser así y agrega que la posibilidad de desarrollar efectos adversos tiene que ver con aspectos genéticos y subjetivos de cada persona.

Y explica: “Sinopharm utiliza un adyuvante (sales de aluminio) que es bastante menos poderoso y sobre todo menos reactogénico que un virus vivo, como los que utilizan como vectores Sputnik V y AstraZeneca. Pero no significa que la vacuna sea menos inmunogénica”.

Efectos graves

El informe también menciona los efectos adversos graves, es decir, aquellos que requirieron hospitalización. En el caso de Sputnik la tasa fue de 0,87 casos cada 100 mil dosis, mientras que para AstraZeneca alcanzó 0,58 y 0,33 para Sinopharm.

A nivel mundial, los efectos adversos más preocupantes reportados tras la vacunación son la trombosis, miocarditis/pericarditis y síndrome de Guillain-Barré.

En Argentina, fueron reportados tres casos de síndrome trombocitopénico trombótico entre los vacunados con AstraZeneca. La sospecha de este cuadro ocurre entre el día 3 y el 28 posteriores a la vacunación.

Los signos de alerta son cefalea intensa o persistente de presentación súbita que no cede con analgésicos, alteraciones visuales, dolor abdominal intenso, dolor o edema de miembro inferior y falta de aire.

En Europa, los casos de trombosis tras la aplicación de AstraZeneca causaron mucha preocupación y varios países la suspendieron. Sin embargo, Conaseva aclara que la posibilidad de desarrollar trombosis es mucho más alta si la persona se infecta de coronavirus que con la vacunación.

En tanto, el síndrome de Guillain-Barré (SGB) es un efecto adverso muy raro que provocan algunos tipos de vacunas. La Conaseva reporta dos casos entre vacunados con Sputnik V en Argentina.

Es una enfermedad autoinmune del sistema nervioso. Las defensas atacan a las neuronas. Produce cosquilleo, visión borrosa, pérdida de equilibrio y debilidad muscular. En los casos más graves, puede provocar parálisis, en especial en la cara, problemas respiratorios y desmayos.

Más información

Las principales «excusas» entre los que aún dudan en vacunarse

Vacuna de AstraZeneca: ¿cuál es el riesgo de trombosis?

La vacuna de Johnson & Johnson aumentaría el riesgo de una enfermedad nerviosa

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario