Polémica por la Sputnik: en Córdoba, 258 mil personas esperan la segunda dosis

Una nota enviada hace tres semanas por la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, al fondo ruso a cargo de comercializar la vacuna Sputnik V reactualizó la polémica en Argentina por las demoras en recibir las segunda dosis de esa fórmula.

La nota de la asesora del presidente Alberto Fernández planteaba duros reproches ante ese retraso. Argentina firmó un contrato con Rusia para recibir 30 millones de dosis pero el segundo componente (que en este caso es diferenciado) está muy lejos de acompañar en cantidades recibidas al primero.

En Córdoba son 258 mil los que esperan completar el esquema, a mas de tres meses de haber recibido la primera dosis.

La oposición política interpretó el reclamo, hecho hace tres semanas por el Gobierno argentino pero que trascendió ayer, como la confirmación de que “lamentablemente se priorizó la ideología y la geopolítica a la hora de salvar vidas”, según Mario Negri, jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio.

Nicolini enmarcó ayer el reclamo en un contexto mundial de escasez de vacunas y en las negociaciones habituales con todos los productores. “Se ha cuestionado si hay una decisión geopolítica por un país o por otro; nosotros fuimos a todos los países; queremos que la vacuna sea eficaz, da igual el país que sea. Y también nos ponemos serios, duros, y exigimos lo que tiene que llegar a la Argentina, como hemos hecho con Astrazeneca o Sinopharm”, justificó.

“Luego de esa nota, Argentina recibió la semana pasada más de medio millón de dosis del componente dos de Sputnik V y el laboratorio Richmond recibió más de medio millón (del componente activo) para fabricarla acá”, respondió Nicolini a Radio con Vos.

La misiva de hace tres semanas enviada a Rusia, decía: “Nuevamente nos encontramos en una situación muy crítica. Esperábamos que después de la conversación que tuvimos (…) las cosas fueran más sencillas. Pero incluso empeoraron. Seguimos esperando una cantidad mínima del componente 2 para completar los tratamientos al menos de las personas con más de 90 días de intervalo mínimo. Fuimos muy proactivos para encontrar una solución a las dificultades que tenían con esto, pero ni siquiera pudimos tener el mínimo”.

“La carta del Gobierno a los rusos es prueba contundente de la decisión política que nos dejó sin millones de vacunas, con miles de muertos, sin economía y sin educación. Fernández, González García y Vizzotti tienen que explicar esto”, opinó la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

El presidente de la UCR y diputado Alfredo Cornejo, habló de “una atrocidad política” y de “ruego disfrazado de amenaza en pos del ‘proyecto’”, e insistió en reclamar “todas las vacunas pero sin ideología”.

La oposición hizo foco en un párrafo de la nota de Nicolini: “Respondimos siempre haciendo todo lo posible para que Sputnik V sea un gran éxito, pero nos están dejando muy pocas opciones para seguir luchando por ustedes y por este proyecto”, decía ese texto.

En defensa

En el Gobierno explicaron que la referencia a “este proyecto” alude a que Argentina “estuvo entre los primeros países en avalar la vacuna Sputnik, cuando parte del mundo la rechazaba (y la sigue rechazando)”.

El viceministro de salud bonaerense, Nicolás Kreplak, justificó la carta. “Refleja una defensa de los intereses nacionales en momentos en que se verifica un incumplimiento por parte de los laboratorios extranjeros”, opinó.

La ministra Carla Vizzotti y Nicolini negaron ayer que la carta implique una amenaza al Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), que comercializa la vacuna. “Es habitual enviar (estas notas) a los productores y, entrecomillas, presionar para que cumplan (con los envíos)”, dijo Vizzotti. Nicolini comentó, a su vez, que Argentina, aun con el retraso en el componente 2, “es el país que recibió la mayor parte de las exportaciones de la vacuna rusa”.

Argentina firmó con el fondo ruso la compra de 30 millones de dosis. Hasta ahora, llegaron 9,4 millones del componente 1 y 2,5 millones del segundo. Ahora, tiene urgencia por recibir unas dos millones del 2.

En Córdoba

La vacuna Sputnik V se aplicó sobre todo a los mayores de 60 años. En el Ministerio de Salud provincial señalaron este jueves que son 258 mil los cordobeses que cumplieron 90 días de la primera dosis y aguardan aún la segunda de esa vacuna.

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario