Archivos por Etiqueta: historia

El Combate Vuelta de Obligado es la expresión de un conflicto que recorre la Historia Argentina

dia de la soberaniaPor Pacho O’Donnell.  El Combate de la Vuelta de Obligado es la expresión a cañonazos de un conflicto que recorre la historia argentina: la disputa entre las ambiciones de las dirigencias vendepatrias asociadas con las potencias exteriores del momento, enfrentadas con los intereses de los sectores populares que encontraron la fuerza de su expresión con Rosas, Yrigoyen, Perón y los Kirchner. El combate de la Vuelta de Obligado es, junto al Cruce de los Andes, una de las dos mayores epopeyas de nuestra Patria. Una gesta victoriosa en defensa de nuestra soberanía, que puso a prueba exitosamente el coraje y el patriotismo de argentinas y argentinos, que se pretendió silenciar por la historiografía liberal escrita por la oligarquía porteñista, antipopular y europeizante, vencedora de nuestras guerras civiles del siglo XIX.

Corría 1845. Las dos más grandes potencias económicas, políticas y bélicas de la época, Gran Bretaña y Francia, se unieron para atacar a la Argentina, entonces bajo el mando del gobernador de Buenos Aires, don Juan Manuel de Rosas. El pretexto fue una causa humanitaria: terminar con el gobierno supuestamente tiránico de Rosas, que los desafiaba poniendo trabas al libre comercio con medidas aduaneras que protegían a los productos nacionales, y fundando un Banco Nacional que escapaba al dominio de los capitales extranjeros.

Los reales motivos de la intervención en el Río de la Plata, como la llamaron los europeos, fueron de índole económica. Deseaban expandir sus mercados a favor del invento de los barcos de guerra a vapor que les permitían internarse en los ríos interiores sin depender de los vientos y así alcanzar nuestras provincias litorales, el Paraguay y el sur del Brasil. Dichas intenciones eran denunciadas por los casi cien barcos mercantes que seguían a las naves de guerra.

dia soberania

Otro objetivo de la gigantesca armada era desnivelar el conflicto armado entre la Argentina y la Banda Oriental (hoy República del Uruguay) a favor de ésta, que los franceses consideraban entonces protectorado propio. También independizar Corrientes, Entre Ríos y lo que es hoy Misiones, formando un nuevo país, la República de la Mesopotamia, que empequeñecería y debilitaría a la Argentina y haría del Paraná un río internacional de navegación libre.

Los invasores contaron con el antipatriótico apoyo de argentinos enemigos de la Confederación rosista, que se identificaban como unitarios, muchos de ellos emigrados en Montevideo. Fueron ellos los que, vencedores del federalismo popular, escribieron nuestra historia oficial, lo que explica que la epopeya de Obligado haya sido ominosamente ignorada hasta el 20 de noviembre del 2011, cuando la Presidenta la reivindicó en un inolvidable acto en el que inauguró un bello monumento y declaró feriado nacional ese día.

Ingleses y franceses creyeron que la sola exhibición de sus imponentes naves, sus entrenados marineros y soldados, y su modernísimo armamento bastarían para doblegar a nuestros antepasados, como acababa de suceder con China. Pero no fue así: Rosas, que gobernaba con el apoyo de la mayoría de la población, sobre todo de los sectores populares, decidió hacerles frente.

Encargó al general Lucio N. Mansilla conducir la defensa. Su estrategia fue la siguiente: dado que se trataba de una operación comercial encubierta, el objetivo era provocarles daños económicos suficientes como para hacerlos desistir de la empresa y lograr así una victoria estratégica que vigorosas negociaciones diplomáticas harían luego contundente.

Mansilla emplazó cuatro baterías en el lugar conocido como Vuelta de Obligado, donde el río se angosta y describe una curva que dificultaba la navegación. Allí nuestros heroicos antepasados tendieron tres gruesas cadenas sostenidas sobre barcazas y de esa manera lograron que durante el tiempo que tardaron en cortarlas, los enemigos sufrieran numerosas bajas en soldados y marineros y devastadores daños en sus barcos de guerra y en los mercantes. El calvario de las armadas europeas y los convoyes mercantes que las seguían continuó durante el viaje de ida y de regreso, siendo ferozmente atacadas desde las baterías de Quebracho, del Tonelero, de San Lorenzo y, otra vez, desde Obligado, por lo que el nombre popularizado de tamaña gesta se refiere en realidad a La Guerra del Paraná.

soberania

Lucio N. Mansilla se puso valientemente al frente de sus tropas para rechazar el desembarco de los enemigos y resultó gravemente herido. La estrategia fijada por Rosas y Mansilla tuvo éxito y las grandes potencias de la época finalmente se vieron obligadas a capitular, aceptando las condiciones impuestas por la Argentina y cumpliendo con la cláusula que imponía a ambas armadas, al abandonar el Río de la Plata, disparar veintiún cañonazos de homenaje y desagravio al pabellón nacional. Desde su destierro en Francia, don José de San Martín, henchido de orgulloso patriotismo, escribió a su amigo Tomás Guido el 10 de mayo de 1846: “Los interventores habrán visto por este échantillon (muestra, en francés) que los argentinos no son empanadas que se comen sin mas trabajo que abrir la boca”, y más adelante felicitaría al Restaurador: “La batalla de Obligado es una segunda guerra de la Independencia”. Y al morir le legó su sable libertador.

Hemos librado combates de Obligado a lo largo de toda nuestra historia. Algunas veces hemos perdido ante la alianza de los poderosos de afuera con los traidores de adentro: por ejemplo, el endeudamiento venal que hoy permite que en vez de cañonazos como en 1845 intenten doblegarnos con presentaciones de los fondos buitre ante los tribunales norteamericanos. También fuimos derrotados cuando se vendieron empresas estratégicas a precio vil. Pero hemos vencido en algunos enfrentamientos con Yrigoyen, en muchos con Perón y la última década nos permite enorgullecernos por rotundas victorias en modernos combates de Obligado: la nacionalización de YPF, de Aerolíneas, de los fondos de pensión, la negativa al ALCA la ruptura de la balcanización americana con el estrechamiento de relaciones con las naciones hermanas, la independencia del FMI, los avances científicos y tecnológicos siempre saboteados por los que se arrogan esas armas de dominio con exclusividad, entre otras cosas. Nunca olvidemos que la Guerra del Paraná la ganaron los sectores populares cuando encontraron un líder como Juan Manuel de Rosas.

Fuente: El Ortiba

Nelson Mandela

Nelson Rolihlahla Mandela nació 18 de julio de 1918, conocido en su país como Madiba, fue el primer presidente de Sudáfrica elegido democráticamente mediante sufragio universal así como el líder del Umkhonto we Sizwe, el brazo armado del Congreso Nacional Africano (CNA).
En 1962 fue arrestado y condenado por sabotaje, además de otros cargos, a cadena perpetua. Mandela estuvo 27 años en la cárcel, la mayoría de los cuales estuvo confinado en la prisión de Robben Island. Tras su liberación el 11 de febrero de 1990, Mandela lideró a su partido en las negociaciones para conseguir una democracia multiracial en Sudáfrica, cosa que se consiguió en 1994 con las primeras elecciones democráticas por sufragio universal. Mandela ganó las elecciones y fue presidente desde 1994 hasta 1999, dando frecuentemente prioridad a su reconciliación.    Ampliar

Los humanos se hacían ropa con lino hace 34.000 años

Cueva Dzudzuana

Cueva Dzudzuana

Un equipo de arqueólogos ha descubierto fibras de lino de 34.000 años. Estas fibras, las más antiguas que se conocen, se encontraron en la cueva Dzudzuana, situada en la falda de una montaña del Cáucaso, en la República de Georgia. El hallazgo se publica en la revista Science.  Leer +

Google celebra los 400 años del telescopio de Galileo

 El buscador cambió su imagen principal en recuerdo del gran científico. Es porque a mediados de 1609, el astrónomo construía en Pisa su primer catalejo, de sólo tres aumentos.A fines del mismo año, ya con un telescopio de 20 aumentos, sus descubrimientos probaban que el Sol no gira en torno a la Tierra, sino al revés.

 El físico y astrónomo italiano Galileo Galilei nació en Pisa en 1564 y murió en 1642.

Se negó a obedecer las órdenes de la Iglesia católica para que dejara de exponer sus teorías, y fue condenado a reclusión perpetua. Junto con Kepler, comenzó la revolución científica que culminó con la obra de Isaac Newton.

Su principal contribución a la astronomía fue el uso del telescopio para la observación y descubrimiento de las manchas solares, valles y montañas lunares, los cuatro satélites mayores de Júpiter y las fases de Venus.

En el campo de la física descubrió las leyes que rigen la caída de los cuerpos y el movimiento de los proyectiles. En la historia de la cultura, Galileo se ha convertido en el símbolo de la lucha contra la autoridad y de la libertad en la investigación.

Via/ Telam

Enlaces rápidos:  Que es un agujero negro Agujeros blancosLa fuerza de gravedadQue es el sistema solarLa materia oscuraTeoria del Big BangQue es el Boson de HiggsTeoría de la relatividad Energia geotérmica

Tendremos el próximo viaje tripulado en 2020, así como la primera mujer en la Luna

El hombre pisó la Luna el 20 de julio de 1969, desde entonces, otras seis misiones Apollo volvieron al suelo lunar, con el único fallo del Apollo 13, cuyo tanque de oxígeno líquido explotó, aunque su tripulación pudo regresar a salvo a la Tierra. La última misión tripulada a la Luna fue la del Apollo 17, el 7 de diciembre de 1972, desde entonces no se ha vuelto al satélite.

Treinta y siete años después de esa última misión, la Luna parece volver a centrar el interés del mundo y comienza una nueva carrera espacial. A esta competición se han sumado 23 países y algunas iniciativas privadas, principalmente estadounidenses. EE UU y China son de momento los favoritos a la hora de lograr este objetivo.

EE UU y China a la cabeza

EE UU tiene previsto volver a poner en órbita una misión tripulada en 2020 y empezar a construir una base lunar a partir de 2025. Los cohetes Saturno V del programa Apollo dejaron de fabricarse en 1972, por lo que la NASA está desarrollando una nueva generación de cohetes en el marco del programa Constellation. Pero este programa ha empezado a sufrir retrasos y sobrecostes, por lo que el presidente Obama evalúa si se recortará.

Michael Griffin, ex director de la NASA y uno de los artífices del proyecto Constellation declaró al Congreso estadounidense en la presentación del Constellation que “el objetivo final es establecer colonias humanas en el Sistema Solar”. El senador demócrata y ex astronauta Bill Nelson , apuntó en la primera sesión de la comisión designada por Obama que “la NASA no puede simplemente llevar a cabo los objetivos de volver a la Luna en 2020” con el presupuesto que tiene (6.000 millones de dólares en 2009).

Por su parte, China se convirtió en octubre de 2003 en el tercer país del mundo capaz de poner a un ser humano en órbita. Contemplan su llegada a la Luna en 2020 y la construcción de una base habitada en el satélite para 2030. El principal interés de los chinos es el de explotar helio 3, un isótopo escaso en la Tierra pero abundante en la superficie lunar, que podría emplearse como combustible nuclear.

Ampliar en 20minutos.es

A 40 años del paso del hombre por la Luna

El hombre llega a la luna

El hombre llega a la luna

El mundo celebra hoy aquel momento en que tres astronautas norteamericanos dejaban por primera vez su huella en el satélite con el Apolo 11.

La nave despegó desde Cabo Cañaveral (Florida, en los Estados Unidos) aquel 16 de julio y cuatro días después, a 384.400 kilómetros, el astronauta Neil Armstrong y sus compañeros Michael Collins y Buzz Aldrin pisaron por primera vez la Luna.

No obstante, antes de que tuviera lugar la primera misión tripulada se probaron 16 lanzamientos no tripulados para comprobar el funcionamiento de los componentes de las naves.

En total, fueron doce los astronautas que llegaron a la Luna: la primera pisada la protagonizó Neil Armstrong, acompañado por Michael Collins y Buzz Aldrin.

La última misión a la Luna, el Apollo 17, se desarrolló en diciembre de 1972 y en ella participó el astronauta Eugene Cernan.

Se trató de la última ocasión en la que el ser humano visitó la Luna y la única misión en la que un geólogo viajó y estudió suelo espacial. En total, permanecieron alrededor de 74 horas en la Luna.

Concretamente, Cernan explicó hace escasas semanas durante la presentación de un reloj conmemorativo de este evento, en contra de lo que muchos excepticos afirman, que sí estuvo allí, puso el pie, e incluso permaneció hasta tres días. “Nadie podrá negar la existencia tangible de esas huellas que permanecerán ahí siempre“, puntualizó.

Así, comentó que realmente se dio cuenta de que participaba en una misión espacial en el momento en el que mientras se alejaba de la Tierra vio cómo ésta rotaba. “Podías ver la otra cara del planeta. Todo mucho más pequeño. Es posible ver toda la Tierra sin girar la cabeza“, añadió.

Igualmente, aclaró que sus últimas palabras en la superficie lunar fueron: “Nos vamos como vinimos. Con esperanza y paz para la humanidad”. En cambio, una vez dentro de la nave le preguntó a su compañero Jack Schmitt: “¿Estás listo? Vamos a sacar esto de aquí“, indicó, en contra de muchas afirmaciones realizadas al respecto.

Via/ Infobae.com

« Entradas Anteriores