Estrategias que ayudan a fomentar la resiliencia en los niños

Nuestros niños ¿aprenden a hacer amigos, a ayudar a los demás, establecen y mantienen una rutina, a cuidarse, a descansar, a establecerse metas y ver en la dificultad, un reto? Si todas las respuestas son positivas, seguramente en el artículo de Edith Sánchez, publicado en la plataforma virtual LA MENTE ES MARAVILLOSA, podrán encontrar más estrategias para fomentar la resiliencia en los niños; pero si alguna es “no”, creemos que los consejos de la escritora y periodista colombiana, que hoy nos acerca a este tema, les podrá ser de gran ayuda y sobre todo, porque (como padre o madre de familia, como maestro(a) “seguro que un niño te agradecerá toda la vida que le ayudes a ser más resiliente”.

Compartimos este artículo con fines educativos – pastorales, porque coincidamos en que una “escuela resiliente proactiva ha de contar con docentes que sepan acompañar el proceso de evolución personal de sus alumnos y que acepten y sepan gestionar la diversidad y la complejidad de las relaciones entre los distintos colectivos (profesores, alumnos o familias)(ESCUELA CON CEREBRO).

¿Promovemos la resiliencia con climas emocionales positivos y optimistas? ¿Cree Usted que el bienestar debería enseñarse en la escuela? ¿Qué opina de estos consejos?

7 consejos para fomentar la resiliencia en los niños

Nos ahorraríamos muchos problemas si desarrolláramos desde niños algunas capacidades. Una de ellas, sin duda fundamental, es la resiliencia. Fomentar la resiliencia es posible desde la infancia. No es necesario que pasen más años para que el pequeño adquiera esta valiosa actitud.

Recordemos que la resiliencia es esa capacidad que le permite al ser humano mantenerse a flote frente a las adversidades, superarlas y fortalecerse a partir de ellas. Los problemas de los niños son, por supuesto, de una dimensión diferente a la de los adultos. Pero esto no quiere decir que no se pueda fomentar la resiliencia.

Los hombres se hacen más fuertes al darse cuenta de que la mano ayudante que necesitan esta al final de su propio brazo”.

-Sidney J. Phillips-

Enseguida te presentamos una serie de estrategias que te ayudarán a fomentar la resiliencia en los niños. Se trata de acciones simples y hasta obvias, que sin embargo muchas veces van al saco del olvido. No dejes que esto pase, seguro que un niño te agradecerá toda la vida que le ayudes a ser más resiliente.

Que aprenda a hacer amigos

Para fomentar la resiliencia es necesario que le enseñes a hacer amigos. El aislamiento es un factor que promueve la inseguridad y el miedo. Un niño aislado es un niño al que prestar atención. Piensa que no todos los niños cuentan con una gran habilidad para manejarse socialmente, así es bueno que les echemos una mano en esta tarea.

¿Cómo enseñarle a hacer amigos? Con cuidado, no contar con amigos puede ser un tema muy sensible para un niño. Por lo tanto nunca es una buena idea señalarle como el culpable de esa situación. Si lo hacemos es probable que adopte alguna de estas dos actitudes: encerrarse en sí mismo para protegerse o realizar intentos desesperados y a veces incluso peligrosos para que alguien lo acepte.

Por otro lado un niño que no tiene amigos normalmente es un niño inseguro. Por lo tanto nosotros como adultos tenemos que reforzar esa seguridad diciéndole todo lo que hace bien en contextos sociales. También podemos corregirle, pero centrándonos siempre en comportamientos concretos y solo delante de personas en las que el niño confíe.

Que aprenda a ayudar a los demás para fomentar

La solidaridad y la cooperación son fundamentales para el desarrollo emocional. Si el niño aprende a ayudar a los demás, se sentirá más útil y valioso. También fortalecerá su capacidad para establecer empatía. Esto en el futuro será uno de los pilares de su fortaleza psicológica.

Piensa que la mejor manera de fomentar la ayuda a los demás es con tu ejemplo. Primero ayudándolo a él y de paso promoviendo esa actitud en la familia. El juego también es una vía ideal para que compruebe por sí mismo los beneficios de trabajar en equipo.

Que establezca y mantenga una rutina

Establecer una rutina es fundamental para los niños, especialmente para los más pequeños. Les da una sensación de seguridad y de estabilidad. Disminuye sus temores y sus ansiedades porque saben lo que va a ocurrir a continuación. Además, la rutina le permite al niño evaluar si está viviendo “correctamente” o no.

En principio, deben existir horarios para acostarse y levantarse. También los horarios de la comida deben estar muy definidos. Lo mismo debe ocurrir con los tiempos de escuela, de tareas e incluso de descansos. Estos horarios solo deben ser alterados si hay razones de fuerza mayor.

Que aprenda a cuidarse

Si lo que pretendemos es fomentar la resiliencia, el niño tiene que aprender a ser responsable con una motivación en el horizonte: su propio bienestar. Esto no quiere decir que deba cuidarse solo. Más bien que debe pensar en su bienestar físico y emocional cuando esté solo y no tenga el amparo de los padres o adultos de la familia.

Es importante que cuando le des la comida, le indiques por qué es saludable para él. Y la importancia que esto tiene. También es bueno que inculques la importancia del deporte, de la risa, de la higiene y la buena presentación personal. Él aprenderá el autocuidado con la práctica, en todo caso.

Que aprenda a descansar

El descanso es tan importante como el trabajo. Para realizar las actividades de forma adecuada es bueno que el cuerpo esté descansado y la mente despejada. Por ejemplo, de nada sirve estudiar mucho si no dejamos que nuestra mente asimile y procese todo ese conocimiento con el que trabajamos.

Como hemos dicho en los puntos anteriores, es bueno que des ejemplo y tú también respetes el tiempo de descanso. Por otro lado, descansar no significa necesariamente estar sin hacer nada, simplemente en muchos casos podemos lograr sus beneficios realizando actividades que no requieran un gran nivel de atención.

Que aprenda a establecer metas

Este es un elemento trascendental. Es bueno que le niño aprenda a fijarse metas razonables en función de sus capacidades y recursos. El hecho de que aprenda a marcarse metas que van a demandarle un esfuerzo, pero que a mismo tiempo puede lograr, va a ser un refuerzo enorme para su autoestima. Ya sea en la infancia o durante toda la vida.

Por otro lado, más que metas de logro, el niño necesita en esta etapa metas de cumplimiento. Esto quiere decir que, por ejemplo, en lugar de pedirle que alcance determinada calificación en la escuela, más bien la meta debe ser que aprenda unas buenas técnicas de estudio y que las ponga en práctica un rato todos los días. Celebra que lo haya hecho. Hazle ver que esto es en sí mismo un gran logro.

Que aprenda a ver las dificultades como un reto

Hay muchos pequeños eventos cotidianos que el niño ve como grandes dificultades. Recuerda que son seres frágiles e inmaduros. Para ellos, no poder alcanzar tarro que está sobre un estante puede ser fuente de gran frustración.

Es ahí donde es bueno que entres y conviertas ese “gran problema” en algo relajado, que se puede resolver. Muéstrale con tu actitud que la angustia está de más. Cuando sea un poco más mayor, evalúa con él, animadamente, cómo se puede resolver la situación.

Si aplicas estos sencillos consejos contribuirás a que el niño sea más resiliente. Es uno de esos regalos que, si se dan en la infancia, evitan muchos problemas en esa etapa y en etapas futuras. Fomentar la resiliencia, por tanto, es uno de los grandes retos de la crianza.

Este contenido ha sido publicado originalmente por La Mente es Maravillosa en la siguiente dirección: lamenteesmaravillosa.com

Cómo fomentar la resiliencia en los niños

El Dr. Ginsburg identificó siete características del optimismo, reconociendo que el “optimismo no es una simple entidad independiente”. Los padres pueden usar estas pautas para ayudar a sus hijos a reconocer sus habilidades y recursos internos. 

Habilidad

La habilidad describe el sentimiento de saber que podemos manejar una situación eficazmente. Podemos ayudar a desarrollar la competencia al:

  • Ayudar a los niños a enfocarse en fortalezas individuales
  • Enfocarse en algún error identificado en incidentes específicos
  • Autorizar a los niños a que tomen decisiones
  • Tener cuidado de que el deseo de proteger a su hijo no envíe un mensaje equivocado de que no lo considera capaz para manejar las cosas
  • Reconocer las habilidades de los hermanos de manera individual y evitar las comparaciones
Confianza

La convicción de un niño sobre sus propias habilidades se deriva de la capacidad. Se crea confianza al:

  • Enfocarse en lo mejor de cada niño para que pueda observar eso también
  • Expresar claramente las mejores cualidades, como lealtad, integridad, persistencia y bondad
  • Reconocer cuando el niño ha hecho algo bien
  • Felicitar con honestidad ciertos logros específicos; sin brindar una felicitación que pueda carecer de autenticidad
  • No presionar al niño para que emprenda más de lo puede manejar de una manera realista
Conexión

Desarrollar vínculos estrechos con la familia y la comunidad crea un sólido sentido de seguridad que ayuda a guiar hacia importantes valores y evita las rutas destructivas alternas del amor y la atención. Puede ayudar a su hijo a conectarse con otros al:

  • Crear un sentido de seguridad física y seguridad emocional dentro de su hogar
  • Permitir la expresión de todas las emociones, para que los niños se sientan cómodos durante los momentos difíciles
  • Tratar abiertamente el conflicto en la familia para solucionar los problemas
  • Identificar un lugar común en donde la familia pueda compartir su tiempo (no necesariamente el tiempo para ver TV)
  • Fomentar las relaciones saludables que reforzarán los mensajes positivos
Carácter

Los niños necesitan fomentar un sólido grupo de enseñanzas y valores para determinar lo correcto y lo incorrecto y para demostrar una actitud afectuosa hacia los demás. Para fortalecer el carácter de su hijo, empiece por:

  • Demostrar cómo afectan los comportamientos a los demás
  • Ayudar a su hijo a reconocerse como una persona amable
  • Demostrar la importancia de la comunidad
  • Fomentar el desarrollo de la espiritualidad
  • Evitar el racismo o las declaraciones de resentimiento, o estereotipos
Contribución

Los niños necesitan comprender que el mundo es un lugar mejor porque ellos están en él. Estar consciente de la importancia de la contribución personal puede servir como una fuente de propósito y motivación. Enséñele a su hijo cómo contribuir al:

  • Comunicarles a los niños que muchas personas en el mundo no tienen lo que necesitan
  • Acentuar la importancia de servir a otros modelando la generosidad
  • >Crear oportunidades para que cada niño contribuya de alguna manera específica
Enfrentarse

Aprender a enfrentar de manera efectiva el estrés ayudará a su hijo a estar mejor preparado para superar los desafíos de la vida. Entre las lecciones positivas de hacerle frente a las cosas están:

  • Modelar las estrategias positivas para enfrentar las cosas constantemente
  • Guiar a su hijo para que tenga estrategias positivas y efectivas para enfrentar las cosas
  • Comprender que pedirle que deje el comportamiento negativo no funciona
  • Saber que muchos comportamientos riesgosos son intentos para aliviar el estrés y el dolor en las vidas diarias de los niños
  • No reprobar el comportamiento negativo de su hijo y posiblemente, aumentar su sentido de vergüenza
Control

Los niños que saben que pueden controlar las consecuencias de sus decisiones tienen más probabilidades de saber que tienen la capacidad de reincorporarse. Cuando su hijo está consciente de que puede marcar la diferencia, también promueve la competencia y la confianza. Puede tratar de capacitar a su hijo al:

  • Ayudar a su hijo a comprender que los eventos de la vida no son completamente fortuitos y que la mayoría de cosas que ocurren son el resultado de las decisiones y acciones de otras personas
  • Aprender que la disciplina se trata de enseñar no de castigar o controlar; usar la disciplina para ayudar a que su hijo comprenda que sus acciones producen ciertas consecuencias

El Dr. Ginsburg resume lo que conocemos con certeza sobre cómo fomentar el optimismo en los niños a través de lo siguiente:

  • Es necesario que los niños sepan que hay un adulto en su vida quien cree en ellos y los ama incondicionalmente.
  • Los niños serán fuertes o débiles según nuestras expectativas.

No hay ninguna respuesta simple para garantizar el optimismo en cada situación. Pero podemos intentar ayudar a que nuestros hijos para que tengan la habilidad de enfrentar sus propios desafíos y ser más optimistas, más capaces y más felices.

Información general sobre el estrés
  • Siempre habrá estrés en nuestras vidas.
  • El estrés es una herramienta importante que puede ayudar a nuestra supervivencia.
  • La reacción de nuestro cuerpo al estrés se puede conciliar a través de una compleja interacción de entrada sensorial, visiones y sonidos, así como el sistema cerebral y nervioso, las hormonas y las células, y órganos del cuerpo.
  • Las emociones juegan un papel importante sobre la manera en que experimentamos el estrés ya que el cerebro es el conductor de este sistema. La manera en la que percibimos el estrés y lo que decidimos hacer al respecto puede afectar el resultado de un evento estresante.

.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Healthy Children en la siguiente dirección: healthychildren.org

La entrada Estrategias que ayudan a fomentar la resiliencia en los niños se publicó primero en Web del Maestro CMF.

Nuestros niños ¿aprenden a hacer amigos, a ayudar a los demás, establecen y mantienen una rutina, a cuidarse,…
La entrada Estrategias que ayudan a fomentar la resiliencia en los niños se publicó primero en Web del Maestro CMF.Read MoreInteligencia Emocional, PEDAGOGÍA, ESTRATEGIAS, FOMENTAR, Niños, resilienciaWeb del Maestro CMF

Deja un comentario