Entrevista a Graglia y Murúa: “Hay una situación de desigualdad territorial que la pandemia va a agravar”

Los politólogos José Emilio Graglia, presidente el Ices, y César Murúa, director del Programa de Gestión Pública del Icda, son los directores del estudio que elaboró el Índice de Desarrollo para la Gestión (IDG). Afirman que quieren darle herramientas a los gobiernos para una mejor gestión, y también a las oposiciones. Y advierten sobre la debilidad de Córdoba en lo fiscal.

-¿Cuál es el objetivo, a corto plazo, del estudio?

-(José Emilio Graglia) Lo hicimos con un propósito orientado a mejorar la gestión pública. Hacer una medición del desarrollo, siguiendo ocho componentes y sus subcomponentes (ver página 3). El mismo Índice lo dice: se trata de dar información para la toma de decisiones para políticas públicas que vayan mejorando el desarrollo de cada provincia. Tiene esa orientación bastante práctica.

-Darle herramientas a los gobiernos para ver por dónde empezar… O mejor dicho: por dónde mejorar.

-(César Murúa) Esto tiene que servir, en primera instancia, para conocer cuál es el estado de situación. No solo la situación que vive cada una de las provincias en estos momentos, sino también ir analizando la evolución de cada una de las dimensiones del desarrollo. En última instancia, esperamos que sirva para conformar una agenda de desarrollo. Las provincias tienen que generarse una agenda propia, que tiene que estar marcada por las urgencias y por sus fortaleces. Es un índice multidimensional.

-(EG) Y no solo le sirve a los gobiernos. También a las oposiciones. Lo de preparar una agenda para un gobierno se traduce en elaboración y puesta en marcha de políticas públicas. Pero para la oposición es una agenda alternativa. Además, nos dimos con que hay muy poca evidencia científica que mida y que permita alguna objetividad. Porque son todos pareceres. Por eso trabajamos con datos.

–Al menos siete datos o subdatos tienen como fuente la “elaboración propia”, a partir de informes del Estado y de otros organismos.

-(CM) Sí, terrible. El informe compila ya dos mediciones, la de 2019 y la de 2020. De hecho tuvimos que hacer una reestimación de datos de la primera medición, entre otras cosas, porque hubo algunos se discontinuaron.

–Una de las conclusiones es que, si bien hay 8 componentes, el más importante es el de la problemática fiscal. Es la base de todo.

-(CM) Apelamos a la técnica del semáforo y los colores. Le dije a César: “¿Viste cómo quedó la tabla una vez pintada?” En “Dinámica fiscal” aparecían los rojos. El golpe de vista daba que ahí estaba la gran debilidad. En un país que, se supone, es federal. Y nada hacer pensar que la pandemia lo vaya a mejorar.

–Córdoba está en la 9ª posición en general. ¿Qué significa?

-(CM) En nuestra escala estaría en el desarrollo “medio-alto”. En la escala no hay ninguna provincia que tenga un nivel “muy alto”. ¿Dónde están las fortalezas de Córdoba? En “Transparencia” y, algo que nos pareció importante, en los indicadores de “Salud” y “Educación”. La debilidad está en la “Sostenibilidad de las finanzas públicas”. En general la realidad de todas las provincias es, en primer lugar, el porcentaje de recursos que destinan a “Inversión real directa”. Córdoba, además, tiene un problema con la deuda y con la autonomía fiscal. Y las transferencias nacionales han crecido más que los impuestos propios. Pero hay situaciones mucho peores: hay provincias que tienen un nivel de dependencia casi total.

-En los indicadores se destaca que, a diferencia de otras provincias que tienen una dinámica inelástica en el empleo, en Córdoba el desempleo depende de la recuperación de la economía.

-(JEG) Porque tiene actividad privada.

– (CM) Vale decir que esta medición no captó completamente el efecto Covid por las series temporales consideradas. De todas maneras, la pandemia vino a que se notara bien lo que ya estaba mal. Y bien lo que ya estaba bien. En el caso de Córdoba, las capacidades que tiene para hacer frente al Covid se relaciona con fortalezas y debilidades que ya tenía.

-(JEG) Leyendo los datos en general, estos muestran una situación de desigualdad territorial. Y la pandemia lo que va a hacer es agravarla. Porque la capacidad de recuperación, en el mejor de los casos, también es desigual. Córdoba está entre las provincias con mejor capacidad de recuperación.

-Hay datos que no conocía. ¿Chaco, Formosa, Misiones y Corrientes casi no tiene red de gas natural?

-(CM) Tienen muy bajo nivel de cobertura y eso hace que en el indicador les dé un nivel de desarrollo muy bajo. Allí lo consideramos para el indicador de “Capital físico”. Volviendo a Córdoba… A veces, uno piensa que es la gran fortaleza que tiene la provincia por la gran inversión en infraestructura. Ahora bien, el tipo de indicador que consideramos tiene que ver con infraestructura básica: desagües y gas natural. No kilómetros de autopistas, por ejemplo. En nuestro estudio, agregarle el tercer anillo a la Circunvalación no hace que suba la calificación. ¿Por qué? Porque son otros los indicadores que consideramos clave. Un ejemplo es el gas natural: Córdoba avanzó muchísimo con los gasoductos troncales, pero están faltando conexiones domiciliarias.

-En el caso de Córdoba, el indicador de “inversión real directa” cae de un año al otro a la mitad. Y eso que el 2019 ya era un mal año.

-(CM) En el próximo estudio, en el caso de Córdoba, se puede llegar a agravar lo de la autonomía fiscal. Por la tendencia que estamos viendo hoy.

-(JLG) Igualmente, es un tema general de todas las provincias. Y Córdoba no va a escapar de eso.

Read MoreLa Voz

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario