La Lengua de Señas (LSA) son parte en la comunicación de los discursos oficiales

Las formas de informarnos son diferentes y las vías por las que recibimos esa información también. En tiempos de pandemia es esencial que toda la sociedad esté informada, y los intérpretes de lenguaje de señas son una parte esencial de esta meta.

Las personas sordas experimentan desde siempre y en todo momento las barreras para percibir información. Tras múltiples reclamos desde la comunidad, por último consiguieron la integración de la interpretación en los mensajes presidenciales en el año 2010.

lengua de señas en tv

Recién a partir de 2010 se incorporó al traductor y/o traductora de la Lengua de Señas en las transmisiones oficiales

En la Argentina hay cerca de cuatro millones de personas con inconvenientes de audición. Y si bien a simple vista semejan no tener discapacidad alguna, las barreras que hallan diariamente las personas sordas son más que las que cualquiera pueda imaginarse. La integración más amplia tanto de intérpretes de lengua de señas como a través de subtítulos son una deuda pendiente con la comunidad.

Además saber lengua de señales es tan complejo como aprender cualquier otro idioma. Para transformarse en intérprete hay que adquirir muchas destrezas y conocimientos. Tras cada uno de los intérpretes están los técnicos lingüísticos. Ellos sí son sordos, y como una parte de la comunidad cooperan con las interpretaciones para acotar los tecnicismos y el lenguaje especializado como el que requiere esta pandemia por COVID-19.

clase de lengua de señas

La lengua de señas es el idioma natural de las personas sordas. De ahí que es esencial que todos y cada uno de los espacios de interacción como escuelas, instituciones públicas o privadas, o bien espacios culturales cuenten con personas que sepan interpretarla a fin de que todos puedan acceder a estos espacios y poder ejercer sus derechos totalmente.

Sabrina González es intérprete de lengua de señas. “Soy CODA -Children of Deaf Adults-; soy oyente mas mis papás son sordos, de ahí que que la lengua de señas sea mi lengua materna”, cuenta a Infobae. “La fui aprendiendo por medio de mis progenitores que siempre y en toda circunstancia estuvieron en contacto por medio de su comunidad sorda, aun la aprendí ya antes de hablar español, pues la comunicación con mis papás siempre y en todo momento fue visual y este empezó a ser un aprendizaje bilingüe”.

LSA

González explicó que siendo una parte del equipo de Creando Vínculos y Caption Group, tuvo la ocasión de participar en el dos mil diecinueve del debate presidencial y fue una de las experiencias más esenciales para ella como intérprete de lenguaje de señas. “Pude tener la experiencia de compartir la interpretación simultánea del debate en vivo y en directo por medio de la TV Pública y streaming, donde hubo un consultor sordo, que eso es fundamental, en condiciones de igualdad, lo que me emociona”.

Respecto a la rotación de los diferentes intérpretes en los alegatos y conferencias, la especialista explicó que por norma general se van rotando cada 20/30 minutos en dependiendo del cansancio que vaya sintiendo el intérprete que está activo y asimismo de la dificultad del alegato y la velocidad.

lengua de señas1

“La lengua de señas requiere de una concentración altísima por el hecho de que se está atento al alegato que se escucha y en la cabeza se hace una selección de palabras de contexto que se da en el discurso, puesto que se debe desarmar para volver a armarlo en lengua de señas. Por consiguiente, es muy complejo y eso requiere un desgaste muy grande de energía”.

Finalmente, para González, desde el punto de vista social, lo más difícil que le pasa a la comunidad sorda es que no se la reconozca como lengua. “No son mímicas, es una lengua que tiene estructura propia. Se ha generado en una minoría comunitaria que tiene su cultura y que la emplea para comunicarse”, concluyó la intérprete

Fuente: Infobae

¡Haz clic para votar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario