Archivos por Etiqueta: Pcia. de Chubut

Es fácil culpar al ratón

El Hantavirus en Chubut provocó 10 muertes, afecta a la población local y alerta a todo el país. Damián Verzeñassi parte de un libro que marcó su infancia, la enciclopedia Fauna Argentina, para trazar el historial del cual este brote es consecuencia. Habla del abuso de los agrotóxicos, de la producción minero-petrolera, de la estigmatización de trabajadores rurales, de la falta de un Ministerio de Salud y del riesgo de contagio al regreso de las vacaciones.

Esta tarde viajo al sur de Chile. Me preocupa el brote de Hantavirus en la región. Tengo un compromiso con movimientos sociales que organizan un encuentro de interculturalidad y salud, y no quiero fallar. (Si dejase que el miedo me ordene, hoy por hoy tampoco iría a Brasil, es época de dengue, ni saldría de casa por el riesgo de accidentes.)

El brote de Hantavirus en Epuyén, Chubut, ya provocó 10 muertes. Hay otros 28 casos confirmados y más de 100 personas que amanecieron con los mismos síntomas esperan un diagnóstico. Frente a la noticia que inauguró el 2019, las discusiones entre funcionarios responsables de diseñar políticas de salud pública giran más en torno al impacto del brote en la economía regional que en la salud de los vecinos.

colilargo_01_port (1)

.

El Hantavirus se transmite a partir de un tipo especial de ratón que, a su vez, tienen que estar infectado. El ratón colilargo. Su orina, saliva y heces contagian por contacto directo y porque al secarse el virus se volatiliza más fácilmente. Esto lo vuelve tan peligroso. Se puede inhalar, tragar con la comida o adquirir por tocar una herramienta con el pis del animal. Una vez infectada, la persona puede contagiar a otras sin saberlo. Se previene generando condiciones de higiene para que los roedores no habiten en los lugares donde se desarrolla la vida cotidiana. Pero si hay gente que para comer debe revolver la basura (igual que los ratones), si no hay medidas que garanticen condiciones dignas de trabajo a los peones rurales, si no hay políticas públicas que piensen la salud de manera integral, no hay forma de estar a salvo. Menos en zonas endémicas.

Artículo completo en Revista Anfibia

Anuncios

Masiva marcha de docentes de todo el país contra la represión y por apertura de paritarias

La jornada de paro convocada por la CTERA, que contó con la adhesión de los gremios que integran el Frente de Unidad Docente en la Provincia, terminó esta tarde con una impactante movilización que llegó a las puertas del Ministerio de Educación de la Nación.

A la hora de los discursos, no hubo contemplaciones para con el Gobierno nacional: hubo un llamado al cese de la represión, el cumplimiento de la paritaria nacional docente y de la ley de financiamiento educativo y un pedido explícito para que el gobierno de Vidal convoque y mejore la oferta.

marcha docente 3 de julio

“No convoca al diálogo: hace 74 días que no llama a Paritarias. Tiene que dejar las puestas en escena, tiene que preocuparse más por gobernar la Provincia”, la exhortó Roberto Baradel, titular de SUTEBA y adjunto de CTERA.

“Nos manifestamos de manera contundente contra las hechos de violencia sufridos por los educadores de Chubut, reprimidos por defender sus derechos”, explicó por su parte la presidente de la FEB, Mirta Petrocini, quien denunció además que “en los distritos hay jerárquicos que intiman, controlan y persiguen a los docentes que hacen paro legítimamente. No vamos a permitir que se sigan vulnerando nuestros derechos», advirtió Petrocini.

Fuente: InfoCielo

marcha docente 3 julio

La medida de fuerza de 24 horas fue convocada por el gremio nacional CTERA y de inmediato se sumaron los maestros del sector privado, representados por Sadop.

«La represión es nuestro límite, si tocan a uno nos tocan a todos. El paro nacional es para decir no a la violencia», sostuvo la semana pasada la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, al llamar a la huelga. 

El diálogo con los docentes se basa en golpear a los maestros, tirarles gas pimienta y dispararles balas de goma

represion a docentes

Reprimir: Impedir que una persona exprese o haga con libertad una cosa. Generalmente mediante el uso de la violencia.

La represión de una manifestación popular surge cuando se da una situación previa: la falta o la negación al diálogo. El Gobierno de Cambiemos en todos sus niveles (nacional, provincial, municipal) ha ido conformando una característica clara «la de no dialogar».
Funcionarios que no escuchan y en consecuencia no dialogan, que son insensibles a los reclamos y las demandas de la sociedad, que hacen como si no escucharan nada o como si no pasara nada y de pronto cuando tienen a la gente gritándoles de cerca, se asustan y mandan a las fuerzas de seguridad a reprimir.

No es algo difícil de comprender. Cuando el que ejerce el poder no quiere escuchar la opinión del otro, no quiere saber lo que le está pasando, tampoco quiere oír su reclamo, es más ni siquiera lo puede ver, entonces lo reprime, quiere que se vuelva a su casa, que no opine, que no hable, que no grite, que desaparezca ya.

Los docentes y las palabras
docentes represionLos docentes tenemos por naturaleza vocación de diálogo, nuestro fuerte son las palabras y las emociones. Los maestros y maestras estamos pendientes de cuidar, de proteger, de dar confianza, de comprender, de llevar tranquilidad. La violencia es nuestro enemigo.
Por eso los docentes acampamos frente a los ministerios, hacemos carpas (como la Carpa Blanca) donde resistimos tanto tiempo, construimos la Escuela Itinerante para que los funcionarios se acerquen a dialogar y a conversar con nosotros, hacemos marchas para que nos vean y nos escuchen. Los docentes no rompemos, no golpeamos, no lastimamos.

Los docentes insistimos. Insistimos y denunciamos. Insistimos, denunciamos y no bajamos los brazos. Y eso es lo que tanto les molesta por eso después nos difaman, nos golpean, nos tiran gases y nos disparan balas de goma. Es que le tienen miedo a las palabras, a las palabras de los maestros y las maestras.

Ver: Junio 2018. Violenta represión a docentes de Chubut

El martes 3 de Julio paramos
Paramos porque los docentes no miramos para otro lado, los miramos a la cara aunque estén escondidos dentro de sus cascos negros o detrás de sus oscuros escritorios. Paramos porque no les tenemos miedo y porque acompañamos a los compañer@s de Chubut que hace tanto tiempo vienen luchando y que fueron reprimidos.
Paramos para que el gobierno se tome en serio la Educación, paramos porque queremos que nos devuelvan la Paritaria Docente que se robaron, paramos para que no nos toquen la Jubilación, paramos para que la policía no entre a las escuelas a llevarse niños y paramos para que dejen de ajustar  y empiecen a invertir en Educación, porque el futuro de nuestra Patria solo se va a construir con más educación para todos nuestros chicos y nuestros jóvenes.

Ver: Violenta represión a docentes de Chubut

carlos fuentealbaCuando en 2007 asesinan al Profesor Carlos Fuentealba con un tiro policial por la espalda, Mex Urtizberea escribió palabras que nos llegaron al alma. En 2017 cuando Rodríguez Larreta reprimió a los docentes que preparaban la Carpa Itinerante en la Ciudad de Buenos Aires las volvimos a recordar. Quizás este sea un buen momento para releerlas.

Pegarle a un Maestro por Mex Urtizberea

Lo sabe un chico de cuatro años, de salita celeste, que ni siquiera sabe hablar correctamente.
Lo sabe un chico de seis años, que ni siquiera sabe escribir.
Lo sabe un chico de doce años, que desconoce todas las materias que le deparará el secundario.

Lo sabe un adolescente de diecisiete años, aunque sea la edad de las confusiones, la edad en la que nada se sabe con certeza.
Lo saben sus padres.
Lo saben sus abuelos.

Lo sabe el tutor o encargado.
Lo saben los que no tienen estudios completos.
Lo sabe el repetidor.
Lo sabe el de mala conducta.
Lo sabe el que falta siempre.
Lo sabe el rateado.
Lo sabe el bochado.
Lo sabe hasta un analfabeto.
No se le pega a un maestro.
No se le puede pegar a un maestro.

A los maestros no se les pega.
Lo sabe un chico de cuatro años, de seis, de doce, de diecisiete, lo saben los repetidores, los de mala conducta, los analfabetos, los bochados, sus padres, sus abuelos, cualquiera lo sabe, pero no lo saben algunos gobernantes.
Son unos burros.
No saben lo más primario.
Lo que saben es matar a un maestro.
Lo que saben es tirarles granadas de gas lacrimógeno.
Lo que saben es golpearlos con un palo.
Lo que saben es dispararles balas de goma.
A los maestros.
A maestros.

Lo que no saben es que se puede discutir con un maestro.
Lo que no saben es que se puede estar en desacuerdo con lo que el maestro dice o hace.
Lo que no saben es que un maestro puede tener razón o no tenerla.
Pero no se le puede pegar a un maestro.
No se le pega a un maestro.
A los maestros no se les pega.
Y no lo saben porque son unos burros.
Y si no lo saben que lo aprendan.
Y si les cuesta aprenderlo que lo aprendan igual.
Y si no lo quieren aprender por las buenas, que lo aprendan por las malas.

Que se vuelvan a sus casas y escriban mil veces en sus cuadernos lo que todo el mundo sabe menos ellos, que lo repitan como loros hasta que se les grabe, se les fije en la cabeza, lo reciten de memoria y no se lo olviden por el resto de su vida; ellos y los que los sucedan, ellos y los demás gobernantes, los de ahora, los del año próximo y los sucesores de los sucesores, que aprendan lo que saben los chicos de cuatro años, de seis, de doce, los adolescentes de diecisiete, los rateados, los bochados, los analfabetos, los repetidores, los padres, los abuelos, los tutores o encargados, con o sin estudios completos:
Que no se le pega a un maestro.
No se le puede pegar a un maestro.

No debo pegarle a un maestro.

A los maestros no se les pega.

Sepan, conozcan, interpreten, subrayen, comprendan, resalten, razonen, interioricen, incorporen, adquieran, retengan este concepto, aunque les cueste porque siempre están distraídos, presten atención y métanselo en la cabeza: los maestros son sagrados.

paro docente1

Violenta represión a docentes de Chubut

represion docentesLa Policía de Chubut reprimió con gases lacrimógenos y balas de goma a los docentes de la provincia que reclamaban una pronta respuesta a la discusión paritaria del sector.
Los hechos de represión sobre manifestaciones empiezan a ser moneda corriente en el gobierno de Macri.

En este caso, la Policía de Chubut desató este martes 26 de Junio, una violenta represión contra los docentes de la provincia que reclamaban en las puertas de la gobernación una pronta resolución de la demorada discusión paritaria.
La policía avanzó contra los manifestantes disparando gases lacrimógenos y balas de goma para intentar dispersarlos.

Los docentes chubutenses esperan desde hace más de dos meses la resolución de la discusión paritaria del sector al tiempo que la provincia se encuentra al borde de la paralización total merced de los graves problemas que enfrenta el Ejecutivo local para hacer frente al pago de salarios.

La delicada situación de los docentes se vio agravada este año por al decisión del gobierno de Mauricio Macri de incumplir con la ley y echar por tierra la discusión de la paritaria docente nacional que marcaba la pauta para las discusiones salariales provincia por provincia.

Aunque la paritaria docente nacional no fijaba un salario, si marcaba el piso por debajo del cual no podía ganar ningún docente en el país y a partir de ahí encarrilaba las discusiones provinciales.

La Educación de Chubut en llamas

docentes en chubut

Los maestros y maestras acampan frente al Ministerio de Educación, soportando las bajas temperaturas y las duras condiciones climáticas de la Patagonia.

Como ocurre en todo el país, la Educación sufre el violento embate ajustador del gobierno. En la provincia de Chubut el conflicto se sigue extendiendo y al igual que el gobierno nacional, el provincial mira para otro lado y no negocia, es más ni siquiera recibe a los docentes.
Los maestros están sin paritarias desde febrero de 2017. El último aumento fue en junio del año pasado. Está suspendido el transporte educativo gratuito, que es ley en la provincia desde hace años, dicen los docentes y agregan: «Nos pagan de forma escalonada, en rangos luego del día 10 de cada mes, con todas sus consecuencias».

chubut docentes

Con banderas, ollas, elementos para cocinar y guarecerse del frío se hicieron presentes también alumnos y padres de numerosos establecimientos escolares. Antes de las 7 arrancó en Esquel la concentración, a pesar de la sensación térmica que llegó a bajar de los -10°

Hace unos meses se formó en Chubut una mesa de unidad sindical en busca del avance de las negociaciones. «Estamos de paro indeterminado desde la semana pasada. Hace seis días tomamos el Ministerio con más de 60 personas adentro y acampe afuera», puntualizan los trabajadores de la educación en medio de temperaturas que llegan a los 2 grados bajo cero.
En este marco, el gobierno provincial se niega a reabrir paritarias, actitud con la que no solo condena a un retroceso social a los educadores sino que además incumple la ley que así lo establece.

Recién esta semana el Ejecutivo hizo un ofrecimiento, pero que resulta vergonzante a todas luces: un bono en negro de 3.000 pesos en tres cuotas, el cual fue rechazado de plano por los trabajadores.
Los maestros ya venían acampando frente a la casa de gobierno, y ante la falta de respuestas, desde hace una semana toman pacíficamente el Ministerio de Educación. Ayer agregaron la ocupación de otros edificios de supervisión escolar en las ciudades de Comodoro Rivadavia y Esquel.

Debido al atraso en los salarios, los docentes están sin obra social, porque las prestaciones médicas les fueron suspendidas por falta de pago. Los alumnos tienen cortado el beneficio del transporte escolar gratuito. La inversión en infraestructura para los colegios dejó de hacerse y los establecimientos denuncian multiplicidad de problemas edilicios.

chubut cteraSantiago Goodman, secretario general de Atech indicó: “El recorte en la provincia es brutal y viene de la mano de un intento de imponer la megaminería”. “El gobernador no nos ha recibido ni una sola vez. Hay un cerco mediático muy fuerte que hace que esta información no circule. Venimos de 79 días de acampe y tres meses de lucha, que incluyeron varios cortes de ruta. Pero cuando hablamos con alguien de fuera de Chubut se sorprende porque no estaba enterado de nada”. 

Fuentes: El Chubut – Marcha – Página12 – InfonewsDiario Contexto