Archivos por Etiqueta: Derechos Humanos

El camino de Santiago, una película que pide justicia

santiago maldonado

Santiago Maldonado

¿Quién es Santiago Maldonado?
Santiago Maldonado desapareció el 1 de agosto de 2017, tras la violenta represión de Gendarmería en la Lof en resistencia Cushamen, Chubut. Estuvo desaparecido 78 días. Su cuerpo sin vida fue encontrado el 17 de Octubre en el Río Chubut, 400 metros río arriba de donde fue visto por última vez. (SantiagoMaldonado.com)

Durante los 80 minutos que dura la película, sostenida con imágenes de la Patagonia de una belleza absorbente mezcladas con escenas de represión, Bauer y su equipo desarrollan un relato por momentos muy emotivo que se dedica a exponer su visión particular del caso Maldonado a partir de testimonios de mapuches, amigos y familiares de la víctima y filmaciones y fotografías (algunas inéditas) incluidas en el expediente judicial.

Con guión de Omar Quiroga y Florencia Kirchner, «El camino…» pone el foco esencialmente en tres aspectos: el espíritu libre y solidario de Santiago Maldonado, un joven que vivía con lo mínimo, un viajero comprometido con la realidad social; la política represiva de la administración Macri, y la creación del «enemigo interno» para dar protección a los territorios adquiridos por los magnates extranjeros Luciano Benetton y Joe Lewis; y la disputa histórica por la tierra, centrada en la reconstrucción de lo ocurrido el 31 de julio y el 1º de agosto en la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, el último lugar donde se lo vio vivo al tatuador, un predio recuperado por los mapuches pero que es propiedad del empresario textil italiano.

La película ubica la muerte de Maldonado en el contexto del conflicto actual de las comunidades mapuches y la fundamenta, en un primer tramo, con una revisión histórica: desde el origen del despojo de las tierras durante la Conquista del Desierto hasta las disputas actuales por la recuperación de los territorios, según relata el film, siempre estuvo la mano ensangrentada del Estado a través de la «cacería humana».

El equipo de Bauer se mete en la casilla donde pasó la última noche que se lo supo vivo y retrata a las mujeres de la comunidad y al joven Matías Santana, quien dijo ver con binoculares cómo los gendarmes se llevaban un bulto que, por el color de la tela, parecía la campera que tenía puesta Santiago. De ese día también presenta imágenes tomadas por las cámaras de los gendarmes y de los teléfonos de algunas mujeres mapuches, quienes registraron el operativo represivo.

maldonado santiago

El film se originó en la curiosidad de los realizadores y se armó en tiempo real, con la investigación periodística de Juan Alonso, entre los días posteriores a la desaparición y el 17 de octubre de 2017, cuando fue hallado muerto. «Casi sin darnos cuenta los acontecimientos se fueron dando y tuvimos una película», explicó Bauer.

Entre los aportes documentales más importantes de «El camino…» se cuentan las escenas desgarradoras (editadas con especial cuidado) de los momentos en que encuentran el cuerpo y, horas después, cuando lo sacan del río Chubut y lo suben a una ambulancia.

marcha santiago maldonado

Movilización de pedido de Justicia por la muerte de Santiago Maldonado

O la situación entre incómoda y vergonzante que pasa Luciano Benetton en una muestra organizada en Italia junto a su fotógrafo predilecto, cuando un periodista le pregunta por la desaparición del joven. La respuesta titubeante del italiano, dueño de 1.000.000 de hectáreas en el Sur (equivalente en tamaño a 44 veces la Ciudad de Buenos Aires), es contundente y deja abiertos algunos interrogantes respecto de su responsabilidad.

Sin golpes bajos, y con una nueva y bella canción de León Giego especialmente compuesta para la ocasión, «El camino…» tiene sus momentos más emotivos cada vez que suenan las voces de Sergio Maldonado, hermano de la víctima, y sobre todo de su madre, Stella Maris Peloso.

Fuente: InfobaeInfocieloRadiocut

Anuncios

Masiva marcha de docentes de todo el país contra la represión y por apertura de paritarias

La jornada de paro convocada por la CTERA, que contó con la adhesión de los gremios que integran el Frente de Unidad Docente en la Provincia, terminó esta tarde con una impactante movilización que llegó a las puertas del Ministerio de Educación de la Nación.

A la hora de los discursos, no hubo contemplaciones para con el Gobierno nacional: hubo un llamado al cese de la represión, el cumplimiento de la paritaria nacional docente y de la ley de financiamiento educativo y un pedido explícito para que el gobierno de Vidal convoque y mejore la oferta.

marcha docente 3 de julio

“No convoca al diálogo: hace 74 días que no llama a Paritarias. Tiene que dejar las puestas en escena, tiene que preocuparse más por gobernar la Provincia”, la exhortó Roberto Baradel, titular de SUTEBA y adjunto de CTERA.

“Nos manifestamos de manera contundente contra las hechos de violencia sufridos por los educadores de Chubut, reprimidos por defender sus derechos”, explicó por su parte la presidente de la FEB, Mirta Petrocini, quien denunció además que “en los distritos hay jerárquicos que intiman, controlan y persiguen a los docentes que hacen paro legítimamente. No vamos a permitir que se sigan vulnerando nuestros derechos», advirtió Petrocini.

Fuente: InfoCielo

marcha docente 3 julio

La medida de fuerza de 24 horas fue convocada por el gremio nacional CTERA y de inmediato se sumaron los maestros del sector privado, representados por Sadop.

«La represión es nuestro límite, si tocan a uno nos tocan a todos. El paro nacional es para decir no a la violencia», sostuvo la semana pasada la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso, al llamar a la huelga. 

El diálogo con los docentes se basa en golpear a los maestros, tirarles gas pimienta y dispararles balas de goma

represion a docentes

Reprimir: Impedir que una persona exprese o haga con libertad una cosa. Generalmente mediante el uso de la violencia.

La represión de una manifestación popular surge cuando se da una situación previa: la falta o la negación al diálogo. El Gobierno de Cambiemos en todos sus niveles (nacional, provincial, municipal) ha ido conformando una característica clara «la de no dialogar».
Funcionarios que no escuchan y en consecuencia no dialogan, que son insensibles a los reclamos y las demandas de la sociedad, que hacen como si no escucharan nada o como si no pasara nada y de pronto cuando tienen a la gente gritándoles de cerca, se asustan y mandan a las fuerzas de seguridad a reprimir.

No es algo difícil de comprender. Cuando el que ejerce el poder no quiere escuchar la opinión del otro, no quiere saber lo que le está pasando, tampoco quiere oír su reclamo, es más ni siquiera lo puede ver, entonces lo reprime, quiere que se vuelva a su casa, que no opine, que no hable, que no grite, que desaparezca ya.

Los docentes y las palabras
docentes represionLos docentes tenemos por naturaleza vocación de diálogo, nuestro fuerte son las palabras y las emociones. Los maestros y maestras estamos pendientes de cuidar, de proteger, de dar confianza, de comprender, de llevar tranquilidad. La violencia es nuestro enemigo.
Por eso los docentes acampamos frente a los ministerios, hacemos carpas (como la Carpa Blanca) donde resistimos tanto tiempo, construimos la Escuela Itinerante para que los funcionarios se acerquen a dialogar y a conversar con nosotros, hacemos marchas para que nos vean y nos escuchen. Los docentes no rompemos, no golpeamos, no lastimamos.

Los docentes insistimos. Insistimos y denunciamos. Insistimos, denunciamos y no bajamos los brazos. Y eso es lo que tanto les molesta por eso después nos difaman, nos golpean, nos tiran gases y nos disparan balas de goma. Es que le tienen miedo a las palabras, a las palabras de los maestros y las maestras.

Ver: Junio 2018. Violenta represión a docentes de Chubut

El martes 3 de Julio paramos
Paramos porque los docentes no miramos para otro lado, los miramos a la cara aunque estén escondidos dentro de sus cascos negros o detrás de sus oscuros escritorios. Paramos porque no les tenemos miedo y porque acompañamos a los compañer@s de Chubut que hace tanto tiempo vienen luchando y que fueron reprimidos.
Paramos para que el gobierno se tome en serio la Educación, paramos porque queremos que nos devuelvan la Paritaria Docente que se robaron, paramos para que no nos toquen la Jubilación, paramos para que la policía no entre a las escuelas a llevarse niños y paramos para que dejen de ajustar  y empiecen a invertir en Educación, porque el futuro de nuestra Patria solo se va a construir con más educación para todos nuestros chicos y nuestros jóvenes.

Ver: Violenta represión a docentes de Chubut

carlos fuentealbaCuando en 2007 asesinan al Profesor Carlos Fuentealba con un tiro policial por la espalda, Mex Urtizberea escribió palabras que nos llegaron al alma. En 2017 cuando Rodríguez Larreta reprimió a los docentes que preparaban la Carpa Itinerante en la Ciudad de Buenos Aires las volvimos a recordar. Quizás este sea un buen momento para releerlas.

Pegarle a un Maestro por Mex Urtizberea

Lo sabe un chico de cuatro años, de salita celeste, que ni siquiera sabe hablar correctamente.
Lo sabe un chico de seis años, que ni siquiera sabe escribir.
Lo sabe un chico de doce años, que desconoce todas las materias que le deparará el secundario.

Lo sabe un adolescente de diecisiete años, aunque sea la edad de las confusiones, la edad en la que nada se sabe con certeza.
Lo saben sus padres.
Lo saben sus abuelos.

Lo sabe el tutor o encargado.
Lo saben los que no tienen estudios completos.
Lo sabe el repetidor.
Lo sabe el de mala conducta.
Lo sabe el que falta siempre.
Lo sabe el rateado.
Lo sabe el bochado.
Lo sabe hasta un analfabeto.
No se le pega a un maestro.
No se le puede pegar a un maestro.

A los maestros no se les pega.
Lo sabe un chico de cuatro años, de seis, de doce, de diecisiete, lo saben los repetidores, los de mala conducta, los analfabetos, los bochados, sus padres, sus abuelos, cualquiera lo sabe, pero no lo saben algunos gobernantes.
Son unos burros.
No saben lo más primario.
Lo que saben es matar a un maestro.
Lo que saben es tirarles granadas de gas lacrimógeno.
Lo que saben es golpearlos con un palo.
Lo que saben es dispararles balas de goma.
A los maestros.
A maestros.

Lo que no saben es que se puede discutir con un maestro.
Lo que no saben es que se puede estar en desacuerdo con lo que el maestro dice o hace.
Lo que no saben es que un maestro puede tener razón o no tenerla.
Pero no se le puede pegar a un maestro.
No se le pega a un maestro.
A los maestros no se les pega.
Y no lo saben porque son unos burros.
Y si no lo saben que lo aprendan.
Y si les cuesta aprenderlo que lo aprendan igual.
Y si no lo quieren aprender por las buenas, que lo aprendan por las malas.

Que se vuelvan a sus casas y escriban mil veces en sus cuadernos lo que todo el mundo sabe menos ellos, que lo repitan como loros hasta que se les grabe, se les fije en la cabeza, lo reciten de memoria y no se lo olviden por el resto de su vida; ellos y los que los sucedan, ellos y los demás gobernantes, los de ahora, los del año próximo y los sucesores de los sucesores, que aprendan lo que saben los chicos de cuatro años, de seis, de doce, los adolescentes de diecisiete, los rateados, los bochados, los analfabetos, los repetidores, los padres, los abuelos, los tutores o encargados, con o sin estudios completos:
Que no se le pega a un maestro.
No se le puede pegar a un maestro.

No debo pegarle a un maestro.

A los maestros no se les pega.

Sepan, conozcan, interpreten, subrayen, comprendan, resalten, razonen, interioricen, incorporen, adquieran, retengan este concepto, aunque les cueste porque siempre están distraídos, presten atención y métanselo en la cabeza: los maestros son sagrados.

paro docente1

El Ministerio de Educación echó a una persona sin brazos, porque no pudo adaptarse a un nuevo lugar de trabajo

leandro

Leandro Gil, un ejemplo de superación personal

El Ministerio de Educación de la Nación despidió a un trabajador que no se adaptó al lugar de trabajo al que lo cambiaron y con una carga horaria mayor. El empleado se llama Leandro Gil, le faltan sus brazos. Gil es periodista y fue galardonado hace seis años con el premio “Gota al Mar” en periodismo solidario.

En 2008 perdió los brazos en un accidente en el subte. Se repuso y pudo formar una familia mientras colaboraba en la revista Kine de la cartera educativa, desde 2011. El cambio de gestión fue determinante. Con la llegada de Alejandro Finocchiaro al Palacio Sarmiento, Gil debió adaptarse a un nuevo lugar de trabajo. Además de cambiar de sede, la sumaron más carga horaria, lo cual le demanda un mayor esfuerzo físico. Por ese motivo comenzó a realizar labores para el portal Educ.ar a distancia.

Gil envió un recurso administrativo en el que explicó las dificultades que le acarreaba el  cambio laboral. La respuesta del ministerio fue una carta de despido. “Presenté un recurso administrativo donde enumeraba un montón de dificultades que mi realidad conlleva. Incluso mencionaba algunas situaciones como muchos picaportes que yo no puedo abrir o un baño al que no puedo acceder”, contó Gil al portal InfoCielo.

finocchiario

Alejandro Finocchiaro un «duro» a cargo del Ministerio de Educación

En el medio, la jefa de área, Mercedes Miguel, no atendió los pedidos de Gil para una audiencia. Ese encuentro nunca se produjo y llegó el despido. “No se está contemplando que no tengo brazos. Las personas con discapacidad somos un problema”, expresó Gil, víctima del ajuste.

Fuente: Página12 – Infobae – Infopolítica – Infocielo 

Podés leer también: Salir del fondo del abismo y hacer la diferencia – La Nación

Denuncian por abuso sexual al Ministro de Educación Finocchiaro

Una mujer denunció en la Justicia al actual ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiario, por haberla violado cuando tenía 13 años y él 18. Contó detalles espeluznantes sobre cómo ocurrió el hecho en complicidad de una tercera persona que la habría inmovilizado mientras se perpetraba el abuso.
La denuncia fue radicada el pasado jueves por la mañana en la Unidad Funcional de Instrucción en lo Criminal y Correccional N°1 de La Matanza.

“Lo hago para que esto no le pase a ninguna otra mujer, hombre y niño”, comienza diciendo Dalia Esther Fernández, quien se identificó como víctima de abuso sexual con penetración por el actual ministro de Educación del país, Alejandro Finocchiaro, en un video que se hizo público recientemente.

En la denuncia, la mujer aclara que el episodio sucedió en 1983 en Lomas del Mirador, cuando ella tenía trece años y Finocchiaro dieciocho. Acorde a su relato, Dalia ingresó a la casa del actual ministro junto a un compañero del colegio Nuestra Señora de Fátima de Lomas del Mirador.

Ampliar este articulo en : Urgente 24Real PolitikInfoBaires24El Diario de la Pampa –
Diario Registrado

«Chau Paneras» el plan de Larreta que saca el pan a los chicos de CABA y lo hace pasar por una «política saludable»

Esta semana se lanzó un nuevo menú al que significativamente denominaron “Chau paneras”. La nueva grilla de comidas excluye el pan de la mesa de los comedores amparándose en la ley de 3704/10 de Promoción de Alimentación Saludable Variada y Segura de los Niños, Niñas y Adolescentes en edad Escolar.

«Con esto estamos cuidando mejor a nuestros chicos», dijo Horacio Rodríguez Larreta en la presentación de «Chau Paneras» para los alumnos de escuelas públicas de la Ciudad.

Cabe la pena destacar, que dada la situación de vulnerabilidad de muchos chicos, la comida en la escuela representa una fuente vital de alimentación para estos alumnos, que ahora tendrán la panza un poquito más vacía.

Pero los docentes y directivos de establecimientos escolares denuncian que estos alimentos que se quitaron nunca fueron reemplazados, sino que los chicos sufrieron lo que sería ¿un ajuste?
“Tenemos un desafío de mejorar la nutrición, claramente yendo a una dieta más completa, con frutas, verduras, nutrientes”, dijo Rodríguez Larreta. Pero al parecer eso no se cumple en la realidad.

Pese a que la Ministra de Educación Soledad Acuña aseguró que el plan «Chau paneras» no busca reducir el gasto, los docentes en las escuelas verificaron que las raciones de comida son más pequeñas y tampoco hay mejoras en su calidad. Bajo el pretexto de una nutrición saludable el gobierno busca recortar el gasto con la comida de los chicos.

arroz«Desde hace años expresamos nuestra preocupación y denunciamos cada acción que obstaculiza la mejora alimentaria de los estudiantes. Es por ello que sabemos que el solo hecho de sacar el pan de la mesa es un simple recorte y no un mejoramiento de la calidad alimentaria, dado que las prohibiciones y las restricciones no son las acciones educativas que propiciarían la concientización y educación alimentaria. Sacar sin reemplazar es recorte, es ajuste no es mejora» afirman desde la UTE (Unión de Trabajadores de la Educación).

Para los que conocen la diaria realidad de las escuelas es claro que el pan sirve para cubrir muchos déficits que presenta el servicio de las concesionarias: ante el achicamiento de raciones, falta de comida por imponderables, muchas veces el pan se convierte en un recurso complementario en la alimentación. Esta modificación en el menú hace indispensable, más que nunca, el cumplimiento del pliego de comedor por parte de los concesionarios y personal de cocina.

El «macrismo judicial» persigue a las Madres de Plaza de Mayo

las madresEl gobierno de Mauricio Macri además de inclinarse peligrosamente por las actitudes autoritarias y antidemocráticas, encarcelando opositores,  reprimiendo movilizaciones o con el trato amistoso a genocidas como Etchecolatz intenta borrar la historia, primero en sus objetos levantando las baldosas de la Plaza de Mayo y ahora queriendo entrar de prepo en la Casa de las Madres.

La Asociación Madres de Plaza de Mayo denunció hostigamiento del Ejecutivo y de la Justicia: “Este gobierno nos quiere arrodillar”.
Funcionarios judiciales y del Ejecutivo intentaron realizar un inventario en la sede de la Asociación. Las Madres lo impidieron y denunciaron que no habían sido notificadas. “Es una jugada política, se quieren quedar con el archivo”, denunció Hebe de Bonafini.

madres plaza de mayo

“Venimos siendo hostigadas de muchas maneras hace tiempo y esto es una maniobra más.” Así describió la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, la maniobra con la que en plena feria una veintena de funcionarios judiciales y del Ejecutivo, según informaron, intentaron sin éxito realizar un inventario en la sede del organismo. Desde la Asociación rechazaron la medida, a la que consideraron ilegal por no haber sido notificados previamente. Bonafini vinculó la maniobra con una “jugada política”: “Se quieren quedar con el archivo de las Madres, con nuestra historia, con cuatro décadas de lucha, pero esto es del pueblo”, advirtió. Los representantes legales de la Asociación presentaron un pedido de revocatoria ante la autoridad judicial de feria por lo que el inventario quedó pospuesto para febrero.

Fuente: Página 12

¿Quién es el genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz?

genocida

Genocida Miguel Etchecolatz

Por Ernesto Castelnovo. Miguel Osvaldo Etchecolatz, ex Director de Investigaciones de la Policía de la provincia de Buenos Aires, represor y genocida condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar en la Argentina, podría obtener en los próximos días el beneficio del arresto domiciliario. La justicia platense definirá si el represor sigue o no en una cárcel común. La decisión que debía tomarse hoy quedó en suspenso porque todavía resta designar a uno de los tres jueces. El Tribunal Oral Federal 1 (TOF 1) de La Plata postergó para el próximo viernes la resolución sobre si otorga o no el beneficio de la prisión domiciliaria al represor.

Mano derecha del ex General Ramón Camps , el ex Jefe de la Policía bonaerense y responsable principal de “La Noche de los Lápices”, Etchecolatz cuenta con un triste antecedente: 5 condenas por diferentes delitos, siempre ligados al terrorismo de Estado.
La primera le llegó en 1986, en el marco de la denominada “Causa Camps”, que investigaba la participación de policías bonaerenses en el aparato represivo ilegal montado en 1976. Allí, fue condenado a 23 años de prisión por delitos de tormentos en 95 hechos comprobados. En 1990, gracias a los indultos militares que sancionó por decreto el ex presidente Carlos Menem fue liberado.
Tras la reactivación de las causas por delitos de lesa humanidad a partir de la llegada del kirchnerismo y luego de la anulación de las Leyes de Obediencia Debida y Punto Final, el ex comisario fue condenado en 2004 a 7 años de prisión por el Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata por la supresión de la identidad de Carmen Sanz, hija de desaparecidos, en la causa por robo de bebes. Luego obtuvo la prisión domiciliaria por problemas de salud que le fue revocada por el Tribunal Oral 3, cuando se comprobó que guardaba una 9 milímetros de Fabricaciones Militares en su casa.
etchecolatz 3En 2006, fue el primer miembro de un organismo de seguridad que sin el beneficio de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, afrontó un juicio oral. El 20 de septiembre tuvo su tercera condena: prisión perpetua “por delitos de lesa humanidad en el marco del genocidio que tuvo lugar en la Argentina entre 1976 y 1983”. Nuevamente el Tribunal Oral Federal N°1 fue el encargado de dictar la sentencia y ese día por primera vez se utilizó la calificación de “genocidio” en una condena por estos delitos. Culpable de homicidio agravado por ensañamiento y alevosía, privación ilegítima de la libertad y tormentos el represor dijo antes de que sea leído el veredicto: “No es este tribunal el que me condena. Son ustedes los que se condenan.” También se declaró como un “prisionero de guerra y detenido político”. Apenas 2 días antes desaparecía Jorge Julio López, secuestrado durante la dictadura, querellante y testigo de la causa. Su testimonio había sido clave para condenar a Etchecolatz y hasta el día de hoy no hay datos sobre su paradero.

El 24 de octubre de 2014, en la Plata, el Tribunal Oral integrado por Carlos Rozanski, Pablo Vega y Pablo Jantus condenó a prisión perpetua a 15 militares, policías y civiles que intervinieron en el centro clandestino de detención conocido como La Cacha. Se acreditó la responsabilidad de los acusados en homicidios, tormentos y privaciones ilegitimas de la libertad, todos delitos calificados en el marco de un “genocidio perpetrado durante la última dictadura militar”. Entre las más de 128 víctimas se encontraba Laura Carlotto, hija de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. La lista de condenados estuvo encabezada por Etchecolatz, a quien se lo encontró “cómplice de crímenes de genocidio”. Al final de la sentencia, y entre los festejos del público, el genocida agarró un papel y fiel a su estilo cruel y provocador escribió “Jorge Julio López”. Luego quiso entregárselo al Tribunal pero no se lo permitieron. La cárcel de Marcos Paz lo esperaba nuevamente.

etchecolatz2
Su última condena fue el 23 de marzo de 2016. A los 87 años, la Justicia platense lo condenó otra vez a prisión perpetua por el secuestro y la desaparición de los militantes universitarios Daniel Favero y María Paula Álvarez. Al sumar las 4 sentencias anteriores el Tribunal Oral Federal N°1 le fijó una pena única de reclusión perpetua.
En la Cámara Federal de La Plata, los jueces debían decidir hoy si este genocida puede volver a su casa o no. La decisión se postergó para el viernes. Organismos de derechos humanos, sobrevivientes y familiares querellantes en las causas por las que fue condenado, se concentraron para reclamar por la no concesión de la prisión domiciliaria. El final del comunicado es claro: “A casi diez años de la desaparición de Jorge Julio López, no podemos permitir más impunidad.”

Fuente: Resumen Latinoamericano

Gritos y golpes siguen siendo el recurso más usado de disciplina en los hogares

unicef

En Argentina, los métodos de disciplina violenta, que incluyen castigos físicos y maltrato psicológico, afectan a 7 de cada 10 chicos y chicas de entre 2 y 4 años, según el estudio global “Una situación habitual: violencia en las vidas de los niños y los adolescentes” difundido hoy por UNICEF. El organismo presentó la campaña de sensibilización #FinALaViolencia y una “Guía práctica para evitar gritos, chirlos y estereotipos”.

Una situación habitual: violencia en las vidas de los niños y los adolescentes compila información de todo el mundo. El estudio indaga sobre la violencia sexual, la violencia hacia niños y niñas ejercida al interior de los hogares, las muertes violentas de adolescentes y la violencia en las escuelas. Los datos son procesamientos propios de UNICEF en base a las últimas estadísticas disponibles realizadas bajo la metodología de la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados, más conocida como MICS (por su sigla en inglés), entre 2005 y 2016.
Uno de los capítulos del estudio analiza la utilización de métodos de disciplina violentos. En Argentina, más del 95% de los adultos cree que los chicos y chicas no deben ser castigados físicamente. Sin embargo, en el 70% de los hogares se utilizan métodos de disciplina que incluyen violencia física o verbal, tales como el zamarreo, chirlos, cachetadas, golpes y gritos.

“La violencia hacia los chicos es una problemática global y es especialmente preocupante cuando ocurre al interior de los hogares e involucra a los adultos cuidadores, personas que en lugar de proteger y acompañar a los niños en su crecimiento, los lastiman física y emocionalmente”, afirmó Roberto Benes, Representante de UNICEF Argentina. “La violencia durante la infancia y la adolescencia deja marcas imborrables en los chicos y tiene consecuencias en su desarrollo presente y futuro”, agregó.

Para el segmento de niños de 2 a 4 años, Argentina se encuentra levemente por debajo del promedio global, con un 54,4% de castigo físico, un 62,5% de agresión verbal y un 72,9% de cualquier práctica de disciplina infantil violenta.

En relación al uso de disciplina infantil violenta contra niños de 2 a 4 años, Argentina (72,9%) se encuentra dentro de la media cercano a países como Sierra Leona (73,6%) y México (69.9). En Haiti, Jamica y Trinidad y Tobago más del 80% de los adultos apela a este tipo de acciones contra los chicos y chicas: son los países que reportan índices más altos de castigo físico en América. En el otro extremo de la tabla hay varios países de la región como Uruguay (60%), Costa Rica (55%), Panamá (50%) y Cuba (35%).
Según el estudio de UNICEF, en algunos países las niñas y los niños más pequeños sufren más castigos físicos que aquellos que son más grandes. En Argentina, el 54,4% de los chicos y chicas de entre 2 y 4 años recibe golpes, palmadas en el brazo o la pierna, zamarreos, sacudidas o chirlos de parte de los adultos que los cuidan, porcentaje que se reduce a un 44,1% entre los 5 y los 14 años. En México casi el 60% de los niños y niñas de entre 2 y 4 años están expuestos a una disciplina violenta, en comparación con el 40% de chicos y chicas de entre 5 y 14. En Costa Rica, los primeros ascienden al 48% y entre los 5 y los 14 años, se reduce al 25%.

En el marco del lanzamiento del estudio global, UNICEF presentó una campaña de sensibilización en Argentina identificada con el hashtag #FinALaViolencia y una Guía práctica para evitar gritos, chirlos y estereotipos destinada a padres, madres y adultos/as cuidadores/as.

La campaña consiste en una activación en las redes sociales en la que se advierte que “en Argentina sólo 3 de cada 10 hogares puede celebrar una infancia sin violencia”. En el 63% de los hogares se utiliza la agresión verbal, en el 40% el castigo físico y en un 10% castigos físicos severos. En muchos casos estas prácticas se suman: es frecuente que en un mismo hogar, se utilicen castigos físicos, castigos físicos severos y agresiones verbales.

Todas las piezas audiovisuales de la campaña #FinALaViolencia cierran con una frase que apela a reconocer la violencia e informarse, como primer paso para empezar a prevenirla.

Ampliar en UNICEF

 

Etchecolatz y Hess: una lección moral

etchecolatz

El torturador y genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz

Por Atilio A. Boron

El 2017 termina en la Argentina con otra pésima noticia que se suma a otras conocidas en las últimas semanas: el Tribunal Oral Federal Nº 6 de la ciudad de Buenos Aires le concedió el genocida y torturador probado y confeso Miguel Osvaldo Etchecolatz, ex Director de Investigaciones de la Policía Bonaerense, el beneficio de la prisión domiciliaria a causa de su “delicado cuadro de salud”. El personaje de marras desempeñó aquel cargo entre marzo de 1976 y fines de 1977 y fue la mano derecha de otro asesino de triste memoria, el ex general Ramón Camps. En 1986 Etchecolatz (que actualmente tiene 88 años) fue sentenciado a 23 años de cárcel al ser hallado culpable de 91 casos de tortura. Después de la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final en 2003 fue condenado por delitos de lesa humanidad en un juicio que se sustanció en el 2006 y donde fue el único acusado. En esa oportunidad se lo condenó a prisión perpetua por seis homicidios. Fue en el juzgado de La Plata donde se ventilaba el caso que un testigo presencial de sus crímenes, al albañil Jorge Julio López, lo identificó como uno de los torturadores. En su declaración narró entre otras la siguiente escena: “La chica estaba casi a mi lado, en un camastro. Le habían tirado un baldazo con agua y Etchecolatz le pasaba picana…y ella le gritó: “Por favor no me mates, llevame presa de por vida pero dejame criar a mi beba”…y él le sonrió…y delante mío le pegó un balazo ahí mismo. Si la encuentran alguna vez, verán que la cabeza tiene dos agujeros, porque la bala entró por la nuca y le salió por el costado”. Conocida la sentencia, los fotógrafos advirtieron que el genocida había escrito el nombre de López en un pequeño papel, y también una orden: “secuestrar”. El mensaje fue a parar a manos cómplices y obedientes. Tres horas después, López desaparecía para siempre.

rudolf hess

Rudolf Hess

Teniendo a la vista estos antecedentes, ¿debería concedérsele a Etchecolatz el beneficio de la prisión domiciliaria? Desde el punto de vista ético, filosófico, la respuesta es terminante: no, de ninguna manera. Ni la edad ni una enfermedad deben atenuar la ejemplaridad de la pena que le fue impuesta por la comisión de delitos atroces y aberrantes. Pero, además, hay un antecedente internacional que merece ser tenido en cuenta: es el caso del ex jerarca nazi Rudolf Hess. Este había caído prisionero de los ingleses en una extraña misión que lo había llevado al Reino Unido, supuestamente con el objeto de pactar una tregua con Londres para que los ejércitos hitlerianos librasen una batalla en un solo frente, el oriental, y aplastar a la Unión Soviética que, sin duda, era una vieja aspiración de las potencias capitalistas. Al producirse el derrumbe del Tercer Reich Hess como tantos otros fue juzgado por el Tribunal de Nuremberg y condenado a cadena perpetua el 1º de octubre de 1946. Junto con otras prominentes figuras del régimen nazi fue enviado a la cárcel de Spandau, un enorme complejo carcelario construido por Bismarck en Berlín. El presidio fue diseñado para albergar a 500 prisioneros pero luego de los juicios de Nuremberg trasladaron a todos los presos y la cárcel se destinó exclusivamente a la reclusión de los condenados, custodiados por más de cien guardia cárceles y personal militar de Estados Unidos, Francia, Reino Unido y la Unión Soviética. Sólo 7 antiguos jerarcas nazis ocuparon sus celdas y en 1966, con la excarcelación de Albert Speer al cumplirse los veinte años de su condena, el único que permaneció en ese inmenso presidio, en confinamiento solitario y custodiado por un inmenso aparato fue Hess.

etchecolatz lopez

En la mano del genocida un papel con el nombre de Julio Lopez

Desde los años ochenta algunos sectores neonazis europeos comenzaron a promover abiertamente una campaña para lograr la excarcelación de Hess, aduciendo su avanzada edad (más de 80 años) y sus problemas de salud. Pero tal como lo revelara el periódico británico The Guardian en su edición del 20 de Julio de este año, nada menos que desde 1957 Londres venía sigilosamente solicitando la excarcelación de Hess a las autoridades soviéticas. La reciente desclasificación de los Archivos Nacionales que se hizo efectiva al cumplirse 30 años de la muerte del lugarteniente de Hitler permitió conocer algunos interesantes entretelones anteriormente vedados a la opinión pública, entre ellos la hipocresía de la lucha de las “democracias capitalistas” contra el fascismo. En once ocasiones –¡once, no una!– el Reino Unido demandó de manera unilateral a la URSS la liberación de Hess, y en otras catorce lo hizo de común acuerdo con Washington y París. La última petición británica la firmó Margaret Thatcher el 4 de Octubre de 1982 según consta en los archivos. (ver https://www.theguardian.com/uk-news/2017/jul/20/uk-pressed-for-rudolf-hess-release-from-spandau-prison-soviets-hitler-thatcher-national-archives) Sin embargo, la absoluta intransigencia de la Unión Soviética frustró esos planes. Esta actitud fue acompañada, si bien discretamente, por el gobierno de Israel. El argumento de Moscú se apoyaba en dos consideraciones: uno, la liberación de Hess sería una afrenta a los veinte millones de soviéticos que murieron a causa de la invasión nazi a la URSS; dos, que una tal decisión alentaría la resurgencia del nazismo y el racismo en Europa. Fracasadas estas tentativas de liberación por “causas humanitarias” Hess murió en prisión en 1987, a los 93 años, en misteriosas circunstancias. La versión oficial es que se ahorcó, pero en Londres hay quienes aseguran que fue asesinado para que se lleve a la tumba el secreto de la misión que lo llevara al Reino Unido a inicios de los años cuarenta. De lo anterior se desprende una lección para la Argentina: un gesto supuestamente “humanitario” como el que benefició a un personaje como Etchecolatz –aún más sórdido y criminal que Hess que nunca perpetró por mano propia las atrocidades cometidas por aquel– no sólo es inmoral sino que fomentará el crecimiento de grupos racistas y neofascistas de diverso pelaje y alimentará la ilusión de que sus crímenes, como ocurrió en el pasado, podrían quedar impunes. Y en la Argentina de hoy si hay algo que no necesitamos es precisamente eso.

Fuente: Página 12

Ver también: Macabro: Etchecolatz quiso entregar al tribunal un papel que decía «Julio López»

« Entradas Anteriores Últimas entradas »