Recluite en tu casa dicen. Y si no tengo casa ¿Qué hago?

RECLUITE EN TU CASA DICEN. Y SI NO TENGO CASA ¿QUÉ HAGO?

Vemos en videos que llegan desde Italia, España o Francia que existe una fuerte campaña para que la gente no salga a la calle, que se encierre en su casa, para que de esta forma el virus circule lo menos posible dentro de las comunidad de que se trate.
Esta medida junto con la limpieza y la modificación de hábitos, como no estrechar las manos, no besarse o no compartir el mate son las medidas más fuertes a tomar de manera individual por toda la población.

El hashtag del momento es #quedateencasa y es la más importante de todas las precauciones que los ciudadanos podemos tomar para cuidarnos a nosotros mismos y a los demás. Pero de alguna manera este mensaje tan bien intencionado, no deja de tener un trasfondo clasista y discriminatorio, porque no todos o todas tienen una casa en la que «atrincherarse» hasta que pase el temporal pandémico.

cuarentena coronavirus

Coronavirus. Parece una verdad de perogrullo pero: para encerrarte en tu casa, tenés que tenér una casa para encerrarte y que además esté en condiciones dignas para sobrevivir dentro.

Solamente en la ciudad de Buenos Aires se censaron en 2019 más de 7000 personas viviendo en situación de calle y ya en ese momento distintas organizaciones sociales y legisladores de diferentes fuezas denunciaron la falta de políticas por parte del Gobierno de la Ciudad para contener esta situación.
Tenemos que tener en cuenta que «las personas en situación de calle son una población que, por sus condicines de vida, conforman en sí mismas un grupo de riesgo».

Qué medidas abordará Rodriguez Larreta con estos hombres, mujeres y niños que viven en la calle no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que hasta ahora el PRO de la Ciudad se ha inclinado más por las medidas de tipo represivas que por las solidarias y humanas.

coronavirus situacion de calle

El #quedateencasa» suena a frase ezquizofrénica de una sociedad que no logra ver a los que nada tienen.

Pero además de las personas que literalmente viven en la calle existen muchas otras que viven en zonas o barrios marginales o como decimos los argentinos en las «villas». En esta situación de pobreza y marginalidad viven en la actualidad entre cuatro y cinco millones de habitantes.
Se trata de una enorme cantidad de gente sobreviviendo de manera precaria, con pocos recursos, realizando changas para sacar esa moneda que les permita comer cada día o estando desocupados. Habitando en casillas o en pequeñas viviendas, hacinados, familias enteras en una pieza y sin las condiciones de higiene mínimas que una situación de tal gravedad como la actual exige.

coronavirus villa miseria

La falta de higiene y el hacinamiento son un peligroso territorio en donde la pandemia puede hacer pie.

Este es el tremendo desafío que el gobierno nacional tiene por delante: proteger a los que socialmente son los más vulnerables. La terjeta alimentaria fue y es el primer paso para sostener a una población golpeada por 4 años de políticas neoliberales, pero ahora eso no alcanza.
El discurso para la clase media está bien, pero los y las pobres de nuestra Patria necesitan mucho más. Habrá que implementar políticas con carácter de muy urgente para que el coronavirus no haga estragos en los sectores más desprotegidos de nuestra sociedad.

Para Espacioteca por Edgardo Gambaccini

Podés ampliar el tema con los siguientes artículos:

Coronavirus y pobreza: El plan del gobierno para los sectores populares que no podrán vivir recluidos (Página12)

Coronavirus: Alerta por las personas en situación de calle (Página12)

Deja un comentario