Maestro Américo Marchetti desapareciste un día entre el Abel Ayerza y el Alvarez Thomas

Para los que viven en el barrio de Villa Pueyrredón o Devoto de la ciudad de Buenos Aires saben que estamos hablando de dos reconocidas escuelas públicas de la zona. En ellas ejerció Américo, un maestro de grado al que su compromiso con la educación y con los chic@s lo llevó hasta dar su vida.
Aquí lo recordamos para que su nombre y su vida no caigan en el olvido. Es nuestro pequeño homenaje y en nombre de él a los más de 600 maestros y docentes de la Argentina al que la cruel dictadura arrebató sus vidas.

americo marchetti.JPG

Placa que recuerda al Maestro Américo Marchetti en la Escuela Abel Ayerza

El día que desapareció mi maestro
«…Para esos pibes de escuela primaria que vivimos aquello, la escena habrá tardado mucho en hacerse comprensible, incrustada como un fierro caliente en una hoja del cuaderno de clase. Américo Jorge Marchetti era nuestro maestro de sexto grado en la escuela número 17, “Abel Ayerza”, de Villa Devoto. Como unos años antes lo había sido de mi hermano, pude experimentar durante esos meses de 1976 lo que me había contado sobre él: Marchetti era un maestro laburador -se notaba su gusto en lo que hacía-, afectuoso y sobre todo inusualmente cómico.
Aún lo recuerdo tras una difícil explicación de matemática, pegándole una festiva patada a la puerta al llegar a la solución. O intercalando en su razonado discurso una disparatada frase en un falso inglés recién inventado –algo así como “watenforenguein” decía- para seguir hablando luego como si nada. Todos estallábamos en carcajadas.

Cultor de un fino humor, era a la vez de un buen maestro y comediante, el organizador de los campeonatos de fútbol en la escuela (era muy futbolero y he sabido que Argentinos Juniors, el club de sus amores, lo ha recordado en un aniversario de su desaparición). Qué cercano era aquel tipo, qué fácil identificarnos con él.
Los pibes aprendíamos, nos divertíamos, habíamos empezado a quererlo. Ese viernes el flaco Marchetti habrá salido de la escuela con el vicedirector Parodi. Habrán hablado de política o de Marechal o de historia argentina o de los partidos del fin de semana. Habrá caminado por Salvador María del Carril hasta San Nicolás. Los pibes caminaríamos también con ellos hacia la parada del 105. Nunca sabremos si en esas cuadras una vislumbre, un presentimiento, lo habrá estremecido.
americo docente grado
Habrán llegado todos juntos a esa fatídica esquina donde unos tipos con armas bajaron de un Falcon gritando su apellido, empujándolo adentro, desgarrando la tarde. Hoy parece inverosímil que el lunes siguiente continuaran las clases, que a los pocos días una maestra de la que ni recuerdo su rostro ni su nombre se hiciera cargo del aula y que se balbucearan vaguedades dolientes sobre su desaparición.
Años después, por testimonios de compañeros de cautiverio, supimos que estuvo en el Centro Clandestino de Detención “Coordinación Federal”. Todos los que vivimos aquellos años tremendos tenemos pequeñas o grandes marcas enclavadas en la memoria; son marcas que permitirían afirmar que todos conocíamos lo que pasaba. Pero ese conocimiento no fue –salvo heroicas excepciones- suficiente para hacer; tampoco lo sería hoy si no lo hubiésemos transformado en un saber que nos permita defendernos de su repetición. Tal vez por eso habrá que escribir y hacer teatro, habrá que filmar y esculpir, habrá que pintar y colocar placas, habrá que teorizar y dar testimonio.

ccd

Centro Clandestino de Detención «Coordinación Federal» en pleno centro porteño. Famoso por la crueldad de los tormentos que allí se aplicaban. Ahí lo vieron a Américo por última vez.

Es un deber que podemos elegir. Américo Jorge Marchetti nació el 19 de octubre de 1942 en la ciudad de Buenos Aires. En los años en que su vocación lo puso al frente de un aula de escuela, mejoró la vida de muchos. Por eso habrá dado la suya y por eso elijo escribir su recuerdo.
Fuente: Página12 por Guillermo Cichello

Marchetti y su paso por la Escuela 4 Alvarez Thomas
Jorge Marchetti fue mi maestro sólo durante unos meses ya que se incorporó al colegio Álvarez Thomas escuela 4 d. e. 16 de la calle Terrada y Nueva York, el año de su desaparición . Lo recuerdo como una persona sumamente alegre, hacía chistes , decía frases en inglés que eran incomprensibles para mí, organizaba partidos de fútbol contra otros grados de la misma escuela y era una persona sumamente querible. Del día posterior a su desaparición recuerdo los comentarios en voz baja que realizaban los otros maestros en el patio de la escuela y ante la pregunta de que la pasaba al maestro que no venía, la respuesta que estaba de licencia . Ya ese primer día de desaparecido, creo que se sabía lo que pasaba , no recuerdo bien , pero se comentaba que había sido levantado en un auto en una plaza del barrio y aparentemente este hecho lo habían visto varios alumnos de la escuela.

Américo_Marchetti._maestro1

Pequeña biografía del Maestro Marchetti
Desaparecido el 13/8/76
Américo Jorge Marchetti nació el 19 de octubre de 1942 en la Ciudad de Buenos Aires, pero su barrio fue José ingenieros, Ciudadela Prov. de Buenos Aires.
Su padre antes de anotarlo en el registro civil lo hizo socio de Argentinos Juniors. Era un niño normal, común, como lo fuimos nosotros y hoy lo son Uds, travieso, tímido, cariñoso y muy observador.
Una cualidad muy importante, era respetuoso de los mayores y de sus propios compañeros. Le gustaban las bromas, jugar al fútbol, pero por sobre todo leer porque decía que para ser un buen maestro tenía que saber mucho.
Perseverante, pues desde chico quiso ser maestro y lo logró. Trató de hacer realidad sus ideales, su condición de familia de trabajadores hizo que luchara por una escuela nacional y popular. No concebía que hubiese chicos que no pudieran ir a la escuela.
Concurrió a la escuela Nº 23 de José Ingenieros en su educación primaria. Luego ingresó a la escuela Normal Mixta de San Martín donde se recibió de maestro en 1959.
Era flaco desgarbado pero de cuidada apariencia, siempre bien peinado y sus mocasines lustrados. Le gustaba enseñar y sabía llegar al corazón de los chicos. Adolescente hipersensible, soñador, lo llamaban Felipe de Mafalda (por imaginativo). Se reprochaba de las cosas que no hacía.
Sus primeros pasos como docente lo realizó en las Escuelas Hospitalarias. (Centro de Rehabilitación al Tuberculoso y Htal Santojanni. Luego comenzó a trabajar en el DE 17 su distrito como el decía. Escuela por la que pasaba dejaba un sembradío de cariño, amistad, respeto y por sobre todas las cosas el recuerdo que puede dejar una buena persona.

maestro marchetti

El Maestro Américo con sus alumnos de 7mo. grado

Lector analítico: Marechal, Vervistky, y tenía pasión por la historia Argentina, San Martín, Mariano Moreno, sus ídolos. Leía a los historiadores revisionistas y daba importancia a la utilización de los símbolos patrios. Se caracterizaba por sus discursos precisos y emotivos.
Fue un ejemplo permanente para sus alumnos, compañeros y la comunidad educativa desde : La rectitud, la perseverancia, la honestidad. Se lo llevaron a la salida de la Esc Nº 23 DE 17 el 13 de agosto de 1976 (Datos aportados por su primo Pedro Ricardo Galmarini)
Fue visto a principios de septiembre de 1976 en el CCD (Centro Clandestino de Detención) Coordinación Federal por Alcides Juan Alvarado y Antonio H. Melgarejo.

maestros desaparecidos

L@s maestr@s siempre luchamos y nuestras armas son la palabra, el ejemplo, el compromiso y el amor por nuestros niñ@s

Anuncios

Un comentario

  • Que interesante y que horroroso relato. Los que vivimos esa época sabemos todo lo que hay detrás. Me toco padecer la entrada de soldados con inmensas armas irrumpiendo la clase del profesorado, o escuchar que Lorca, Jose Ingenieros, Machado, eran autores prohibidos, que en reuniones EMI no se podia mencionar la palabra “pueblo”.
    Recordar esta historias es bueno, necesario, imprescindible. Para que este pueblo olvidadizo no lo vuelva a pedir.

Deja un comentario